en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

martes, julio 06, 2010

Cuarto argumento contra la existencia de Dios

Bombardeo de Bagdad por los cruzados cristiano-sionistas de la "justicia infinita"


"Algo igualmente, de mayor trascendencia, si cabe, y posiblemente más desastroso por sus consecuencias a lo largo de la historia occidental, es la idea de la guerra santa. La idea de un dios que lucha en favor de su pueblo contra sus enemigos proviene del período más primitivo de la historia de Israel, y ha dado pie con su influencia sobre judíos, cristianos y musulmanes para legitimar diversos movimientos de violencia internacional, intercultural e interreligiosa hasta la actualidad". (Trevor Ling, Las grandes religiones de oriente y occidente, t. I., Madrid, Itsmo, p. 46).  

Hasta aquí hemos desarrollado tres argumentos para demostrar la inexistencia del dios cristiano, judío y musulmán  -religión de Abraham-  qua ente presuntamente "omnipotente". Los hemos denominado argumentos lógico (primer argumento), espistemológico (segundo argumento) y ontológico (tercer argumento). A continuación añadiremos un cuarto y último argumento, a saber, el ético, antes de dar por definitivamente muerto a Yahvé-Cristo-Alá desde el punto de vista conceptual.

El argumento ético o cuarto argumento de la inexistencia de Dios es el siguiente:

Si dios existe, ha de ser "más ético" que el hombre (en el mismo sentido en que decimos que un voluntario de la Cruz Roja como tal ostenta una superioridad moral respecto de un usurero, un pornógrafo, el director de un gulag o un pederasta). Para realizar un acto ético es menester sacrificar algo, lo que implica que hay que ser finito, pues sólo un ser finito sería capaz de sacrificio, pérdida o dación voluntaria. Dios es presenta como infinito, por lo tanto no puede sacrificar nada. Si Dios no puede sacrificar nada, no puede realizar acto ético alguno. Si Dios no puede realizar acto ético alguno, tampoco puede ser "más ético" que el hombre. Luego dios no es más ético que el hombre. De manera que ese ente omnipotente, caso de existir (ya hemos demostrado que no puede existir), tampoco es dios. En consecuencia, si un ente omnipotente existiera vulnerando evidencias lógicas, epistemológicas y ontológicas (ver argumentos 1º, 2º y 3º) ni siquiera sería dios. Luego, en cualquier caso, dios no existe.

El acto de caridad de un multimillonario vale menos éticamente hablando que el de un obrero en paro aunque aquél done al pobre una cantidad mil veces mayor de dinero que éste. Imaginemos un ser cuya bolsa fuera infinita y por mucho que salieran monedas de ella, nunca disminuyera su riqueza inagotable. Divino pero amoral. Los actos de caridad de semejante ente carecerían de valor ético, aunque resolviera la crisis económica. En todo acto ético un ser finito da algo de sí: tiempo, atención, bienes materiales, emocionales, etc. Los mortales realizamos "actos éticos" y lo que nos define es la capacidad de forjar nuestra vida en función de tales sacrificios. Esta donación es "ética" en tanto que supone una pérdida para un ser que, en última instancia, perecerá (todos nosotros). Consecuentemente, el acto ético como tal está marcado por la finitud, como cualquier otro ente. Lo finito es su condición de posibilidad. El caso extremo del acto ético es el del héroe, que entrega su vida entera a cambio de nada. De nada. Un ser destinado a la vida eterna no puede ejercer ninguna forma de heroísmo. No existen héroes cristianos, judíos o musulmanes, porque, en primer lugar, sus actos responden siempre a un afán de compensación (salvación en el más allá, resurrección, paraíso); en segundo lugar, porque la vida eterna y el sacrificio heroico se excluyen entre sí. Los fieles calculan siempre y en su alma se cuece la matriz cultural del capitalismo liberal. Lo más alto, el sistema de valores heroico, reclama la muerte. La muerte debe existir para que exista, con ella, la posibilidad más alta, el valor supremo. ÉSE ES SU SENTIDO. El sentido de la muerte. El motivo por el cual la muerte debería fichteanamente existir y no sólo "existe" de facto.

Véanse argumentos anteriores:

http://nacional-revolucionario.blogspot.com/2009/04/tercer-argumento-contra-la-existencia.html


Con este post y los otros tres argumentos doy por demostrada la inexistencia de Dios. La filosofía, la inteligencia, le vencen; el fanatismo y el infantilismo lo promueven. Dedico este esfuerzo y esta victoria de la razón a los que han sido asesinados en nombre del gran déspota (millones de personas). Ahora sólo es cuestión de tiempo que estas refutaciones ateológicas del delirio creyente lleguen a todo el mundo.

¿Será dios el primer genocida de la historia?

Sobre la eticidad de Dios hay, empero, mucho de qué hablar. Lo contrario del acto heroico, del acto ético supremo, es justamente aquéllo que prescribe el dios de Abraham. Yahvé no sólo no podría ser "más ético" que un simple mortal, y ello por definición, sino que la tradición bíblica le imputa al presunto ente omnipotente unas actuaciones que, lejos de constituir un modelo moral, hacen dudar sobre el hecho de que Dios sea, en realidad, el mismísimo diablo o, cuando menos, un genocida, digno inspirador de la política sionista del actual Estado de Israel.

Quizá el caso más conocido sea el de la conquista de Jericó: “la ciudad será consagrada como anatema a Yahvé con todo lo que haya en ella: únicamente Rajab, la prostituta, quedará con vida (…) Consagraron al anatema todo lo que había en la ciudad, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, bueyes, ovejas y asnos, a filo de espada” (Jos 6, 17-20); “prendieron fuego a la ciudad con todo lo que contenía. Sólo la plata, el oro y los objetos de bronce y de hierro los depositaron en el tesoro de la casa de Yahvé” (Jos 6, 24).

El exterminio de masas es una práctica habitual que muéstrase como modelo en las Sagradas Escrituras: pasaron a cuchillo a todo ser humano hasta acabar con todos. No dejaron ninguno con vida” (Jos 11, 14-15); “cuando Israel acabó de matar a todos los habitantes de Ay en el campo y en el desierto, hasta donde habían salido en su persecución, y todos cayeron a filo de espada hasta no quedar uno, todo Israel volvió a Ay y pasó a su población a filo de espada. El total de los que cayeron aquel día, hombres y mujeres, fue 12.000, todos los habitantes de Ay” (Jos 8, 24-25); “Josué, con todo Israel, subió de Eglón a Hebrón y la atacaron. La tomaron y la pasaron a cuchillo, con su rey, todas sus ciudades y todos los seres vivientes que había en ella. No dejó ni un superviviente, igual que había hecho con Eglón” (Jos 10, 36-37).

Recordemos que es Yahvé “personalmente” quien da las órdenes y legitima, no sólo el genocidio, sino el racismo y el sexismo más vergonzantes: “porque de Yahvé provenía el endurecer su corazón para combatir a Israel, para ser así consagradas al anatema sin remisión y para ser exterminadas, como había mandado Yahvé a Moisés” (Jos 11, 20-21); “pasarás a cuchillo a todos los habitantes de aquella ciudad” (Dt 13, 13-19); “no dejarás a nadie con vida en las ciudades que Yahvé te da en herencia” (Dt 20, 10-18); “tampoco el mestizo será admitido en la asamblea de Yahvé, ni aun en la décima generación” (Dt 23, 3).

Las mujeres y los niños no se salvan de los abusos y de las masacres sistemáticas e indiscriminadas:

“!Vayan y pasen a cuchillo a los habitantes de Yabés en Galaad como también a las mujeres y a los niños (…)! (Jue 21, 9-14);

“tomaré a tus mujeres ante tus propios ojos y se las daré a tu prójimo que se acostará con ellas a plena luz del sol” (2 Sm 12, 11); “Haré que se junten todas las naciones para atacar a Jerusalén. Se apoderarán de la ciudad, saquearán sus casas y violarán a sus mujeres” (Zac 14, 2).

Los motivos de dios son triviales, por ejemplo, su deseo de hacerse famoso y que todos se humillen ante él: “así podrás contar a tus hijos y a tus nietos cuántas veces he destrozado a los egipcios y cuántos prodigios he obrado contra ellos” (Ex 10, 1-23); “mientras los egipcios trataban de huir, Yahvé arrojó a los egipcios en el mar (…) no escapó ni uno solo” (Ex 14, 1-28); “me haré famoso a costa del faraón y de todo su ejército” (Ex 14, 4).  Etc. No se trata de frases anecdóticas sacadas de contexto. Tal y como acredita el investigador Pepe Rodríguez, autor de Los pésimos ejemplos de Dios. Según la Biblia (2008), en el Antiguo Testamento se detectan  506 incitaciones y mandatos divinos al exterminio masivo, que incluyen 224 mandatos o actos de exterminio sin dejar supervivientes, 18 hechos o instigaciones a aniquilar y 264 órdenes o prácticas de destruir tierras o vidas (op. cit., p. 30). En el Nuevo Testamento, la "buena nueva" del "amor", este tipo de actuaciones se reducen a 9, pero todas ellas comportan el anatema (exterminio) de personas. En el Antiguo Testamento las menciones explícitas de asesinar niños y mujeres son 18, y ninguna en el Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento encontramos 11 hechos o mandatos a la violación de mujeres, 39 hechos o mandatos de reducción de mujeres a concubinas y 19 actos o compulsiones a la prostitución (op. cit., p. 31). Los sentimientos que imperan en las actuaciones de Yahvé/Dios son la venganza, el desprecio, el odio, la cólera y la enemistad, predominando ésta ultima en 325 ocasiones (AT) y 39 ocasiones (NT). Todos estos datos demuestran, a mi entender, que no estamos ante meras circunstancias periféricas en una torrencial riada de ternura humana, sino que el carácter criminal de Yahvé, incluso comparado con otros dioses de la antigüedad pagana (que no eran precisamente hermanitas de la caridad, pero tampoco unos sádicos), en una época, en fin, en que no existían los famosísimos "derechos humanos", parece singularmente acentuado. No hay que fiarse de Yahvé: cuando los meapilas hablan de Dios y de su "amor", es mejor asegurarnos de tener una pistola en el bolsillo, porque quizá sólo quieren acortar distancias para apuñalarnos; pensemos, por poner un ejemplo, en lo que les sucedió a los sajones con el cristianísimo y amorosísimo Carlomagno; o en los bolcheviques que, inspirados por la tradición judeocristiana (justicia, fraternidad, bla, bla, bla), prometían a los tontos el paraíso social y fabricaron, no obstante, el peor infierno que la historia registra (100 millones de víctimas).

 La "justicia infinita" del antifascismo
en Abu Grahib.
El punto de partida de la filosofía es la muerte de dios (!ojo! No de la muerte de lo sagrado, que es harina de otro costal). Sólo desde el momento en que hayamos entendido qué significa la frase de Nietzsche "Dios ha muerto", podremos ser realmente libres, luego filósofos; o filósofos, luego libres. Por este motivo me detengo en la cuestión (a)teológica previa que debe preceder al curso on line de introducción a la filosofía que se inaugurará el próximo mes de septiembre en esta página. Por fin, el otro lado habla. Lo que la palabra "fascismo" y "fascista" mientan aquí es aquéllo que queda por resolver, pero contamos con indicios esclarecedores. En realidad, veremos que liberarnos de "dios" (del dios abrahamánico) y liberarnos de la narración histórica contemporánea son dos aspectos de "lo mismo" que definen la tarea de la filosofía, hoy. La última versión de Yahvé es una historiografía elevada al nivel de dogma religioso. Los "fascistas" representan, en esta historia, el sobado papel de Satanás, es decir, de aquéllos a los que se puede exterminar impunemente. Incluso, como luce el israelí en su camiseta, refiriéndose a una embarazada musulmana: 1 shot 2 kills (un disparo, dos muertos, a saber, la madre y el bebé). La "ética" del dios monoteísta siempre termina por mostrar su verdadero rostro.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
25 de julio de 2010

38 comentarios:

Jaume Farrerons dijo...

Cristianos podrían haber contestado que Dios envió a su hijo para que pagara por nuestros pecados, con ello hizo un sacrificio, siendo así que Jesús murió en la cruz a tale efectos expiatorios.

El problema es que NO MURIÓ.

Luego no hubo sacrificio.

Esta contradicción, relacionada una vez con el tema de la finitud, confirma nuestra postura.

Anónimo dijo...

¿Puede Yavhé crear algo tan grande que ni siquiera él sea capaz de levantar?

A esta pregunta los castrados intelectuales (y no solo intelectuales) responden con el comodín y atajo intelectual del "misterio divino".

Anónimo dijo...

Hola Jaume, me gustaría saber si hay algún motivo por el que escribas fascista entre comillas.¿?

Por lo demás, felicitarte por tus diferentes blogs. Haces muy buena labor. Gracias.

Y por último te dejo aquí el enlace a un blog muy satírico que me gusta mucho sobre el dios judío-cristiano-musulmán en clave de humor: http://soydiosytengounblog.blogspot.com/

Jaume Farrerons dijo...

Porque me refiero al significado de la palabra "fascismo", que es anterior a la palabra misma e incluso al fascismo como fenómeno histórico.

Expliqué esta cuestión en el post "La criminalización del fascismo".

Gracias por tus elogios.

Te diré algo sobre los sitios que citas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Si Dios es un ser omnipotente quiere decir que puede ir contra de toda lógica lo cual le habilitaría para:

1. construir una piedra tan grande que no pudiera levantar.

2.una vez creada esa posibilidad aparentemente imsposible, por su omnipotencia podria levantarla.

Saludos Jaume .

Anónimo dijo...

Todo esto lo podría hacer si fuera omnipotente, pero si fuera omnipotente no podría dejar de ser omnipotente, es decir, no podría ser y dejar de ser lo que quisiera cuando quisiera, y este NO PODER DEJAR DE SER LO QUE QUISIERA Y CUANDO QUISIERA, sería su ser, que NO PODRÍA MODIFICAR.

Desde el punto de vista "metodológico", lo que no ves es que el sentido de omnipotencia (cualquiera que sea la definición que le des) es TAMBIÉN un sentido, del que infieres unas características, que son las que son y no otras, `repito: SEAN LAS QUE SEAN.

Y con ello ya pones un límite a la omnipotencia, que deja por tanto de serlo en el mismo momento en que la defines así o asá, como haces en el caso que pones como ejemplo.

La cuestión del ser, en Heidegger, empieza aquí.

Saludos, L.

Anónimo dijo...

Todo esto lo podría hacer si fuera omnipotente, pero si fuera omnipotente no podría dejar de ser omnipotente, es decir, no podría ser y dejar de ser lo que quisiera cuando quisiera, y este NO PODER DEJAR DE SER LO QUE QUISIERA Y CUANDO QUISIERA, sería su ser, que NO PODRÍA MODIFICAR.

Desde el punto de vista "metodológico", lo que no ves es que el sentido de omnipotencia (cualquiera que sea la definición que le des) es TAMBIÉN un sentido, del que infieres unas características, que son las que son y no otras, `repito: SEAN LAS QUE SEAN.

Y con ello ya pones un límite a la omnipotencia, que deja por tanto de serlo en el mismo momento en que la defines así o asá, como haces en el caso que pones como ejemplo.

La cuestión del ser, en Heidegger, empieza aquí.

Saludos, L.

Me olvidaba: soy Jaume Farrerons.

Anónimo dijo...

Se ha añadido el blog "Hola soy dios y yo también tengo un blog" a la lista de blogs.

http://soydiosytengounblog.blogspot.com/

Genial.

Saludos y que se joda el déspota del Sinaí.

Jaume Farrerons

Anónimo dijo...

En hora buena: No soy cristiano, soy científico y por tanto soy mas que escéptico referente a estos temas,sin embargo siempre hay algo que no tiene explicación científica y a esto lo enviamos derecho al estante donde dicen cosas que no existen por el único hecho de no tener explicación.
Pero, creo que existe un factor mas allá de la explicación, ponte en este ejemplo: -¿Puedes ver el mundo microscópico sin un microscopio? imposible sin embargo sabes que existe porque los científicos usaron la perfección en un instrumento... tal vez el instrumento de dios sea un cristiano o un judío o un musulmán perfecto para creer y sin que se necesite el estudio, análisis o comprobación... Un saludo y te felicito por RAZONAR
atte. y con respeto Harold H.

Anónimo dijo...

Que la ciencia no alcance a explicar algunos fenómenos es una cosa, y que rápidamente haya que poner a dios como causa explicativa en esos vacíos provisionales es otra. Algunos fenómenos no se explicaban con la física newtoniana, pero se explican con la física einsteniana. Los creyentes están esperando cualquier laguna de la ciencia para meter a chorro la teología. Su actitud es de pura mala fe. Dios es siempre la hipótesis superflua, pues deja abiertas más preguntas de las que resuelve. Además, la idea de dios como ser omnipotente es contradictoria en sí misma, como "círculo cuadrado". No necesitamos a dios para pensar, lo necesitamos para sentirnos mejor. Pero eso, intelectualmente, es trampa. Saludos y gracias, Harold.

SDarriV dijo...

No con el ánimo de refutar un argumento, si no con el objetivo de lograr contestar una serie de dudas en un sitio web que he encontrado confiable ... ¿Podríamos dejar a un lado el hecho de que dios tiene tal característica de omnipotencia, definiéndolo solo como un ser superior al ser humano y aún así demostrar su inexsistencia?

SDarriV dijo...

Es mi obligación en este momento hacer una crítica al blog, crítica que espero ver luego alacrada! tal vez con un toque de ignosticismo me atrevería a decir que es una falla del blog el no discutir primero una definición mas concreta de Dios, (puesto que para todos es una concepción diferente y sería algo interesante de discutir) antes de demostrar su existencia o inexsistencia... En mi opinión "Dios" es un término tan metafísico y subjetivo al punto de ser imposible para nosotros definirlo y por lo tanto es infructífera una discusión sobre la existencia de aquello no definido... Espero realmente que como dicen coloquialmente, "le den palo" a mi argumento para así poder escuchar algunas ideas nuevas y construirme una mentalidad mas completa

Jaume Farrerons dijo...

Ya se advirtió desde el principio que nosotros atacabamos la concepción cristiana de un ente omnipotente cuya función es sustraer a los creyentes de las garras de la muerte. Nada más. Ni hemos negado una noción y experiencia de lo sagrado, ni la posibilidad de otro concepto de dios que vaya más allá de las meras muletas metafísicas, concebidas a medida para sostener a personas incapaces de sostenerse por sí mismas ante la evidencia de la finitud.

Nosotros ni siquiera rechazamos la posibilidad de un cristianismo que, en lugar de utilizar a dios en el abyecto negocio de la salvación, se abra de forma auténtica a lo sagrado. Este acto comporta una absoluta desposesión de sí.

El primer paso es la experiencia de la verdad, que conviene llevar hasta sus límites.

Ahí, frente al abismo, empieza "dios".

SDarriV dijo...

y en tal caso de tratar otra definición de "dios" ... Cómo la definiría? y como argumentaría la afirmación o la negación de su existencia?

Rodolfo Plata dijo...

JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. El análisis racional de los elementos que integran la triada pre-teológica judeo cristiana, nos permite: ___criticar objetivamente el profetismo judío y la cristología de San Pablo, que estructuran la doctrina judaizante de la Iglesia; visualizar nítidamente que el profetismo judío es opuesto a las enseñanzas de Cristo; visualizar la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina más importante para la humanidad. Desechando la prueba viviente de la trascendencia humana patente en Cristo, que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos). Disciplina que nos da acceso a los contenidos meta concientes, y potencialidades del espíritu__ Y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y su veracidad comprobada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar al cristianismo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

Jaume Farrerons dijo...

No conocemos la figura histórica de Jesús, y lo poco que sabemos confirma que siempre se interpretó a su mismo como el mesías de la tradición judía.

El Jesús laico resulta insostenible, de todas formas me ha interesado lo que dice, no tanto como cuestión religiosa, cuanto como cuestión filosófica.

Anónimo dijo...

Navegando en la web encontré este blog.
No puedo pasar sin antes, por obligación de mi credo, dejar un pequeño comentario respecto a sus cuatro argumentos de la no existencia de Dios. Argumentos que no me parecen descabellados pero no por ello acertados, por tanto, mis felicitaciones. Intentaré con una pequeña introducción del poder de Dios.
Tanto la existencia de la persona de Dios, como su omnipotencia desde el punto de vista de tus argumentos carecen de un solo y fino detalle: la naturaleza de este ser Superior. Debo por tanto traerlos al Libro Santo pues es este el único texto que nos indica de este ser Superior.
Sus atributos como omnisciencia, omnipresencia y omnipotencia están desarrollados en este Libro y por tanto debo solo indicar este, aun cuando vuestra mente lo tilde, encuadre o restrinja en su profundidad o autoridad. Así, si quieres entender cómo funciona una máquina deberás sí o sí, leer el manual del fabricante. (Tomar el ejemplo como un todo y no palabra por palabra, pues lo errado sería entender que Dios fue creado y el fabricante, otro ser más superior aun dejó un manual).
Por tanto, te explico cómo lo entiende un cristiano, que no es solo fe sino también entendimiento:
La expresión de estos atributos, mencionados previamente, se explican o se ven exteriorizados bajo el marco de su naturaleza, esto es: Dios es todo poder, respecto a su naturaleza. Qué quiere decir esto? Su naturaleza es santidad, por tanto Él es todo santidad. Así Él no puede ser todo pecado, pues en su naturaleza no existe, no habita, no exhala pecado, por tanto no puede ser todo pecado. Así también Él no es todo egoísmo, ni todo avaricia. Luego como en una recta numérica no existen mínimos y máximos absolutos, sino mínimos y máximos relativos, así se entiende este poder de Dios, relativo pero a su naturaleza.
No intento ni creo ser capaz de hacer que tal argumento, por sí solo, tenga cabida en vuestras mentes. Sus lecturas, argumentos, son de difícil comprensión mas no inentendibles. Pero, podría ser un buen ejercicio comenzar a trabajar vuestros argumentos con el propósito de disciplinar mi mente, así, acepto vuestro reto de explicar vuestros argumentos del 1 al 4 lenta y finísimamente.
Un incipiente cristiano crítico.

Rodolfo Plata dijo...

LOS VALORES SUPREMOS DE LA TRASCENDENCIA HUMANA Y LA SOCIEDAD PERFECTA DEBEN ORIENTAR LOS OBJETIVOS DEL CURRÍCULO ESCOLAR LAICO, A FIN DE ALCANZAR LA SUPRA HUMANIDAD. El cristianismo se inició como un movimiento laico: La paideia griega, tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), utilizando las enseñanzas sapienciales de la filosofía para motivar a los jóvenes a esforzarse en la practica del altruismo, el misticismo y el activismo social, intensos; a efecto de alcanzar la trascendencia humana y la sociedad perfecta. El apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo. Tarea a la que se avocaron: San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría (utilizando el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,) a fin de alcanzar los fines últimos de la paideia griega siguiendo a Cristo. Meta que no se ha logrado debido a que la mitología del Antiguo Testamento y su religión basura judeo cristiana, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores. http://es.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DE-LAS-RAICES-CRISTIANAS-DE-EUROPA-LAICA

Anónimo dijo...

Haber, vamos por parte, dijo el policía ….
Que Jesús murió, lo certificó el medico. Médico que en aquel entonces era Lucas. Los hechos científicos están narrados ahí, en este evangelio. Existen varios hechos que lo confirman. Pero para aquellos que no entienden … hay una expresión que por sutil … la han pasado por alto … a él no lo mataron … más bien entregó su espíritu. Si bien el resultado fue el mismo, existe una pequeña diferencia en ese acto.
La pregunta que nace es … como el dador de la vida … o más bien el Todo Poderoso puede morir, acá está el tema … pero como dije en un principio … vamos por parte … fijémonos en los hechos del científico que narró los últimos momentos de Jesús, que más bién me gusta Cristo y no Jesús … ya que vuestra página espera de nuestras respuestas … díganme por donde empiezo … por los hechos científicos o el cómo puede morir Dios.
Punto aparte, sigo con algo que me llama la atención, su único argumento que ataca la divinidad de un ser Superior, es su poder total. Solo es ese su único argumento? El cuarto me hizo pensar un poco más … el argumento ético … ese es más interesante.

Díganme … por donde comienzo …y hagamos de esto un diálogo fluido … puse algo y nadie lo tomó en cuenta … entonces … es solo tirar piedras … o hay algo más acá.

Jaume Farrerons dijo...

Estuve echándole una ojeada a su libro. La verdad es que ahora no tengo mucho tiempo para atender a este blog, ando metido en cuestiones del trabajo. Según usted el cristianismo estaría en línea con la racionalidad griega, pero ese cristianismo del que usted habla se contrapondría al "cristianismo" que realmente ha influido en la historia, el de San Pablo. No puedo negar ni afirmar esa hipótesis, porque de la figura histórica de Jesús nada se sabe con certeza. El "cristianismo real" es el paulino, el otro no pasa de ser una incógnita. Sin embargo, todos los indicios apuntan a que Jesús era un judío que se creía el mesías de la tradición hebrea. Esto nada tiene que ver con la racionalidad griega, como comprenderá. En suma, a mi entender, tanto el cristianismo jesusiano hipotético como el cristianismo paulino o real son anti-griegos e introducen en occidente el vector de la irracionalidad que nos está llevando al desastre. ¿En qué se basa para hablar de un cristianismo jesusiano o auténtico que, ADEMÁS, sería la culminación de la filosofía griega? ¿Tiene alguna prueba de lo que afirma, o es sólo una suposición? Gracias.

FerBraz dijo...

no es "una prueba", tal vez un indicio, aunque no verificable ni racional, la propia cosmovisión cátara. los cátaros desarrollaron una cosmogonía propia partiendo del cristianismo que se opuso a parte de la tradición paulina y los valores judeocristianos que acaban por ser, como usted ha señalado excelentemente, materialistas. se trató de un cristianismo más 'auténtico', podría decirse, consecuente prefiría yo, con el conocido sermón de la montaña.
aniquilados en la 1ra cruzada, su concepción es desarrollada por el sr. Rahn en su "la corte de lucifer". lo que señalaría un camino histórico (hacia el año 1000) a un cristianismo gnóstico aún más primitivo (marcionismo 100 dc) contrario a la visión retrógrada actual que deja de ser un cristo reformante del sanedrín.
pero como todo en el cristianismo (desde los evangelios a los milagros) el carácter de genuino es inverificable. ya las luchas en el seno de la iglesia contra los cátaros y contra los marcionistas 1ro organizaron la Iglesia tal como la conocemos, ufanadas en no dejar rastros. cada concilio dio nuevas muestras del imperativo de 'falsificación' (nunca sabremos falsificación de qué, ya napoleón se lamentó que la historia sea una farsa al pie de la biblioteca vaticana) que tuvo el cristianismo histórico con lo que se deduce con facilidad que lo conocemos superficialmente del cristo es una caricatura de lo que fue.

las notas de flavio josefo, por ejemplo, la declaración de santidad de agustín de hipona... parece ser que el imperativo es hacer necesaria la fe.
pero si somos racionales entonces hay que escupir la fe tal como se escupe el veneno dejado por una serpiente del cual no sabemos si nos producirá la muerte.

es notable la frase:

"Cristianos podrían haber contestado que Dios envió a su hijo para que pagara por nuestros pecados, con ello hizo un sacrificio, siendo así que Jesús murió en la cruz a tale efectos expiatorios.

El problema es que NO MURIÓ.

Luego no hubo sacrificio. "

pues el 'cristo' cátaro no es cordero sino profeta, profeta angelical que no muere en la cruz, que no es corpóreo siquiera sino sólo ante los ojos del hombre y que no llega al mundo a dar la redención por su muerte, que el catarismo niega sino en su palabra, es el Verbo, un verbo que no se hizo carne pues todo lo manifestado procedería de un principio negativo cuya escencia es opuesta a la de ese Dios del que nada conocemos. el catarismo no dió respuestas (lenau, los albigenses, citado por rahn)sobre la naturaleza del Incognoscible. así, el marcionismo podría ser esa "culminación de la filosofía griega". pero nuevamente, hasta que no tengamos pruebas que lo avalen, esto es fe.

Anónimo dijo...

Respecto al fallido argumento de la no muerte de Cristo y en manos de quién tubo tan macabro hecho:
La crucifixión es un antiguo método romano de tortura y ejecución, consistía en inmovilizar clavando o atando a la víctima, generalmente desnuda, a una cruz, donde permanecía colgada hasta su muerte. Habitualmente se ataba al reo a la cruz, siendo la crucifixión con clavos reservada para casos de mucha gravedad o castigos ejemplares. La muerte podía producirse debido a deshidratación, hipotermia o cualquier otra consecuencia de encontrarse a la intemperie desnudo durante horas o incluso días, no era la forma habitual, normalmente morían por asfixia, al agotarse no podían soportar el peso de su propio cuerpo y quedaban "colgando" de sus brazos inmobilizados al listón horizontal, dicho peso causaba que sus pulmones no pudieran trabajar correctamente y se encharcaban, provocando la muerte por asfixia. Debido a la posición estirada del cuerpo, los pulmones quedan comprimidos; la víctima se levanta apoyándose en los clavos que sujetan sus pies y sus muñecas y consigue respirar, aunque a costa de un dolor intensísimo. Cada movimiento va debilitando progresivamente a la víctima, hasta que, finalmente, no puede incorporarse y se ahoga.
Esya crusifixion sufrida por Cristo, está avalada por hechos científicos, analizada por médicos y descrita en Evangelio de Lucas, que era también médico. No es de sorprender que los milagros atribuídos a Cristo están narrados por un científico, el médico Lucas. Acá algunas evidencias:
Primero: En la experiencia previa a la crucifixión, Jesús en el Huerto de Getsemaní, y de acuerdo al Evangelio de Lucas, sudó “…grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.” (Lc 22:44). De acuerdo a Alexander Methereel, Médico con Doctorado: “Esta es una condición médica conocida como hematidrosis.”6(NOTA: La hematidrosis; llamada también hemohidrosis o hematohidrosis, es un trastorno muy excepcional en la que un ser humano suda sangre.) Más tarde el Dr. Metherell reconoció que un stress tremendo como el que Jesús sufrió pudo haber producido este efecto.
Segundo: El deseo de Jesús, mientras se encontraba colgado de la cruz, de declararse sediento confirma el hecho de que probablemente estaba experimentando otra condición médica conocida como “shock hipovolémico”, el cual habría sido causado por la golpiza. De acuerdo al Dr. Metherell esta clase de shock hace cuatro cosas: “Primero: El corazón se acelera tratando de bombear sangre que no hay; segundo: La presión sanguínea cae, causando desmayo o un colapso; tercero: Los riñones dejan de producir orina para mantener el volumen dejado; y cuarto: A la persona le da mucha sed en la medida en que el cuerpo necesita fluidos para reemplazar el volumen perdido de sangre.”7
Tercero: La evidencia de la lanza clavada confirma la idea de que Jesús efectivamente, sí murió en la cruz. Con relación a esto el Dr. Matherell declara que el shock hipovolémico causa un rápido latido del corazón el cual resulta en fluido alrededor del corazón llamado “derrame pericárdico”.8 El Evangelio de Juan testifica de este hecho en Juan 19:34: “Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.” El Doctor continúa: “La lanza, al parecer atravesó el pulmón derecho y el corazón, así que cuando la lanza fue retirada, algún fluido salió debido al derrame pericárdico y al derrame pleural. Esto tendría la apariencia de un fluido claro como el agua.”9 Por lo tanto, dadas las evidencias médicas anteriormente especificadas, El Diario de la Asociación Médica de los Estados Unidos está justificado a concluir: “…las interpretaciones basadas en la suposición de que Jesús no murió en la cruz parecen estar en contradicción con el conocimiento médico moderno.”10

Anónimo dijo...

Respecto a esta tan dudosa existencia de Cristo, algunas recopilaciones he encontrado, las que comparto:
Considerando el hecho de que el ministerio de Jesús fue reducido a un lugar culturalmente atrasado en un pequeño rincón del imperio romano, hay una sorprendente cantidad de información acerca de Jesús que puede ser extraída de fuentes históricas seculares. Algunas de las más importantes evidencias históricas de Jesús, incluyen lo siguiente:

El historiador romano Tácito del primer siglo, quien es considerado uno de los más precisos historiadores del mundo antiguo, menciona a los supersticiosos “Cristianos” (“antes llamados Christus” lo cual es Cristo en latín), quien sufrió bajo Poncio Pilato y durante el reinado de Tiberio. Gaio Suetonio, historiador romano (70-160) secretario en jefe del emperador Adriano, escribió que había un hombre llamado Chrestus (o Cristo) que vivió durante el primer siglo (Annais XV.44).

Flavio Josefo, (Jerusalén, 37 d.C? h. 100) es el más famoso historiador judío. En sus “Antigüedades Judaicas” él se refiere a Santiago como, “el hermano de Jesús, a quien llamaban el Cristo” Hay un verso controversial (18:3) que dice, ““Ahora, había alrededor de este tiempo un hombre sabio, Jesús, si es que es licito llamarlo un hombre, pues era un hacedor de maravillas, un maestro tal que los hombres recibían con agrado la verdad que les enseñaba. Atrajo a sí a muchos de los judíos y de los gentiles. El era el Cristo, y cuando Pilato, a sugerencia de los principales entre nosotros, le condenó a ser crucificado, aquellos que le amaban desde un principio no le olvidaron, pues se volvió a aparecer vivo ante ellos al tercer día; exactamente como los profetas lo habían anticipado y cumpliendo otras diez mil cosas maravillosas respecto de su persona que también habían sido preanunciadas. Y la tribu de cristianos, llamados de este modo por causa de él, no ha sido extinguida hasta el presente” (Antigüedades. XVIII.33. (Comienzos del segundo siglo)

Sexto Julio Africano en su obra cita al historiador Talus en una discusión acerca de las tinieblas que siguieron a la crucifixión de Cristo, diciendo que en el libro III de su Historia explica la oscuridad como debida a un eclipse solar, pero aclara que eso sería imposible debido a que la crucifixión ocurrió en tiempo de luna llena, cuando no pudo haber ocurrido eclipse. (Escritos Existentes, 18)

Plinio el Menor, en Cartas 10:96, registra las practicas de adoración del cristianismo primitivo, incluyendo el hecho de que los cristianos adoraban a Jesús como Dios y eran muy éticos, e incluye una referencia a las festividades y la Cena del Señor.

El Talmud de Babilonia (Sanedrín 43ª.) confirma la crucifixión de Jesús en la tarde de Pascua, y las acusaciones contra Cristo de practicar la brujería y fomentar la apostasía judía.

Luciano de Samosata, fue un filósofo y escritor griego del siglo dos, quien admite que Jesús fue adorado por cristianos, introduciendo nuevas enseñanzas y que fue crucificado por ellos. El dijo que las enseñanzas de Jesús incluían la hermandad entre los creyentes, la importancia de la conversión y la importancia de negar a otros dioses. Los cristianos vivían de acuerdo a las leyes de Jesús, creyéndose a sí mismos inmortales y se caracterizaban por despreciar la muerte, la devoción voluntaria y la renuncia a los bienes materiales.

Mara Bar-Serapio. Hay en el Museo Británico un interesante manuscrito que preserva el texto de una carta escrita a su hijo un tiempo después del año 73 D. C., aun cuando no estamos seguros de cuanto tiempo más tarde. En ella confirma que Jesús demostró ser un hombre sabio y virtuoso, que fue considerado por muchos como el rey de Israel, fue llevado a la muerte por los judíos y siguió viviendo en las enseñanzas de sus seguidores.

FerBraz dijo...

la idea era que no importaba si hubo o no en efecto crucifixión y muerte, pues los hechos quedaron reducidos por la propia desinformación apologética cristiana, y es sentido común que cuando la verdad favorece una postura ésta no se empecina en opacarla, cual fue precismante la manía cristiana.

los documentos que cita son aquellos que presenta la cúpula romana, autores cristianos que por su utilidad al clero no fueron llevados a la hoguera. pudo haberse ahorrado la molestia y señalar el manto de turín.

sin embargo, el interés se presentaba aquí en la cosmovisión que el catarismo ofreció. de si este carácter de gnóstico fue el originario, y no el catarismo per se.

aun mas importante, los fieles cátaros alcanzaron a reproducir una iglesia de amor, distinta a la carnicera curia romana, su iglesia se basó en un Dios Ético.
por eso la atención, por eso el comentario, por eso la relación con el pensamiento racional griego.

dice el poeta Lenau:

<< Si un dios puede ser llamado inválido
por haber construído un mundo en su ardor febril
sólo para pronto destruirlo en febriles convulsiones,
el destino del mundo, ¿no es otro que congelarse o arder en llamas?
¿No fue sólo un hijo de los Dioses
a quien llegó éste mundo cual juguete de colores
que tan pronto lo entretiene o se comporta mal
sin otro poder que el tartamudeo de sus deseos? >>

y señala el super-hombre de nietzsche, el hombre-dios de gobineau, desde occitania:

<< [...] cuando todo el testimonio de Jesús desaparezca, el Dios-Hombre será el núcleo, el corazón luminoso de todos los mundos >>

Anónimo dijo...

agradezco sus palabras ... seguiré leyendo y estudiando ... si bien no comparto en lo absoluto vuestras palabras ... me ha ayudado a seguir leyendo en forma crítica y acuciosa la forma de enfrentar mi postura cristiana ... existen varias frases que me hacen reflexionar ... más aun cuando algunas no las entiendo del todo ... hoy estoy leyendo sobre el catarismo ... tema que lo ignoraba ... Historia Criminal del Cristianismo ... El Rompecabezas de Jesús ... etc. Luego mis comentarios.

Jaume Farrerons dijo...

En las próximas semanas espero redactar un opúsculo sobre Jesús. Quizá le interese, en cualquier caso le agradezco el seguimiento que hace de este blog. Nuestra postura sobre el cristianismo no está cerrada, ni mucho menos. Saludos.

Anónimo dijo...

No es el filósofo quien tiene la potestad de definir a Dios. Dios se define a si mismo en su revelación. Solo a partir de Su propia definición se puede empezar a argumentar en su contra. Escuche primero la definición que Dios hace de si mismo para iniciar sus 4 argumentaciones.

Por ejemplo:¿Tiene Al-lâh limitaciones?
¿Al-lâh puede hacer cualquiera cosa?
Por ejemplo: "¿Puede Él hacer una roca tan grande que nada pueda moverla?" Si pudo hacer una roca tan grande que nada puede moverla, ¿esto significa que Él tampoco puede moverla? ¿O sería imposible para Él hacer algo tan grande que no pueda mover? "
Al-lâh nos dice: " Al-lâh es capaz de hacer cualquiera cosa que quiera hacer". Debe tenerse en cuenta que en el Islam, se explica que Al-lâh no hace algo que haría de Él dejar de ser Dios. Es decir, Él nunca moriría ya que esto significaría que ya no es "El Eternamente Vivo " (una de sus características mencionadas en el Sagrado Qur'an = Al Hay. Allah se define en el Corán con al menos 100 característas).
Por lo tanto, Él puede hacer una roca (o cualquier otra cosa) tan grande y pesada, que nada en el universo entero puede moverla. En cuanto a Al-lâh, Él la mueve, Él no está en el universo y Él no se parece a su creación. Por lo tanto, Al-lâh no está sujeto a las leyes de la creación, porque Él es el Creador y el Dador de la ley. Cada vez que quiera hacer cualquier cosa, Él dice simplemente "Kun! Faiakun!" (¡Sé! "¡Y así será!).

Anónimo dijo...

Los musulmanes descubren a Allah en lo que les dice de Él el mundo que pueden ver. Han observado la creación (jalq) y han llegado a la conclusión lógica y sensata de que necesita un Creador (Jâliq). Puesto que existe el mundo, es necesario que tenga un Creador. Todo lo que tiene inicio sugiere la idea de alguien (no de algo, porque lo neutro no puede hacer nada) que está en sus comienzos. Así es todo en el mundo. Por ello, los musulmanes dicen que Allah existe (Allâh Mawÿûd). Allah es objetivo, real, y lo es necesariamente (su existencia, su Wuÿûd, es Wâÿib, obligatorio). Decimos de Allah que es Wâÿib al-Wuÿûd, el de obligatoria existencia).

Nuestra inteligencia nos impone afirmar que Allah existe. Allah no es una idea, no es un concepto vago, no es algo neutro, sino verdadero y eficaz porque nada de lo que vemos surge del vacío. Allah no es un recurso para salir de un atolladero lógico, sino que Él es inevitable. El ejercicio de la razón nos lleva a la Realidad Absoluta sobre la que se sostiene nuestro mundo. Allah, en tanto que Origen de todo, existe por Sí Mismo, no ha podido ser originado por nada.

Anónimo dijo...

Por el contrario, el universo, puesto que ha surgido en un momento dado, como resultado de una Voluntad exterior, era una posibilidad. Todo lo que hay en el universo siguen siendo ‘posibilidades’. Nada de lo que contiene la creación existe por sí mismo. A esa forma de existir la llaman los musulmanes Wuÿûd Múmkin, Existencia Posible.

De ello se deduce algo sencillo pero radical. La mirada escrutadora de los musulmanes, el názar, los ha conducido a la conclusión de que la Existencia de Allah (el Wuÿûd Wâÿib, la Existencia Obligada por Sí Misma) es más real que la existencia precaria de los seres creados (el Wuÿûd Múmkin, la existencia meramente posible). Él es el Wâÿib al-Wuÿûd, el de existencia obligatoria. Es así como el musulmán descubre detrás de todas las criaturas y de todos los fenómenos la Presencia Irrefutable de la Verdad que las forja. De Ella sabe que es una Realidad Firme, sostenida en sí misma, inmutable, anterior a todo, inabarcable, inexpresable, porque escapa a todas las condiciones y límites que definen lo creado y que son nuestros únicos criterios. El musulmán se ha asomado así al Uno-Único, a su Señor, a la raíz de su ser.

LA IZQUIERDA DEL TERCER MILENIO dijo...

"No es el filósofo quien tiene la potestad de definir a Dios. Dios se define a si mismo en su revelación."

¿Y quién decide que Dios se ha revelado? Porque Dios nunca se revela, sino que ALGUIEN dice que se le ha revelado a él. Con ello, tenemos tantos dioses como individuos iluminados y la guerra a muerte está asegurada. El filósofo, con la argumentación racional, FUNDAMENTA aquello que dice y abre el espacio democrático que ninguna "fe" o idea "revelada" puede generar. Los islámicos están todavía por detrás de la Grecia clásica. En Túnez la gente lucha por la democracia y los fundamentalistas de Al Qaeda son mercenarios de Arabia Saudí, aliado de EEUU.

Anónimo dijo...

Las disputas se darían igualmente a causa de las filosofías. Cada religión define a Dios de un modo distinto, en el caso del Islam, si se quiere rebatir su concepto de Dios, hay que basarse en los términos en los que Dios mismo se define en el Islam, otra cosa no tiene sentido.

Dios se revela en sus signos, no son difíciles de captar, ni siquiera sería necesario un iluminado para captarlos. Un filósofo puede captarlos también.

El Islam no trae un Dios nuevo, sino que recuerda el concepto original correcto de Dios y su Mensaje. El Corán dice que Allah ha mandado Mensajeros a todos los pueblos de la tierra que les hablaron en sus propias lenguas.
Por eso los musulmanes consideraron a Platón como el “Polo de su tiempo”, es decir: como la máxima autoridad espiritual de la humanidad de su tiempo. Un papel análogo se le atribuyó a Pitágoras y a Aristóteles, que fue simbólicamente proclamado “visir de Alejandría”.

El Corán es el libro revelado de Allah y a la vez la prueba de que es la revelación de Allah y no una creación humana. En él Corán están los signos de no haber sido creado por un hombre. Un ejemplo: contiene la descripción exacta del desarrollo embrionario y fetal que no sería descubierta hasta finales del XIX. Hay libros enteros sobre la información científica inserta en el Corán que no había sido conocida por la comunidad científicas hasta hace pocas década (geología, mineralogía, origen de la materia y de la vida, oceanografía, etc). ¿Quien escribió un libro que explica lo que ningún hombre podía conocer en su época? No hablamos de las aplicaciones de la imaginación de un Julio Verne sino de conocimiento científico. También contiene el Corán varios retos para los que dudan de que es la revelación de Dios, retos que nadie hasta la fecha ha podido superar.

No hay nada de 'des-razonable' en suponer que, por encima de la esfera de la razón, haya otra esfera: la esfera de la Manifestación Divina. Si ignoramos completamente sus leyes y sus derechos, es suficiente con que la razón pueda admitir la posibilidad".

El Corán no especifica el tipo de gobierno, aunque en tiempos del profeta era el gobierno de un califa sometido al imperio de la Ley y electo por unanimidad dentro de la ashura o asamblea de los representantes de entre los dotados de conocimiento espiritual (razón más maarifa, pues la razón es la base sobre la que se tiene que apoyar el conocimiento superior, llamémoslo perspicacia si se nos atragantan las palabras espirituales). Y un pequeño grupo de camelleros se pondría a la cabeza de la humanidad con esos principios. El wahabismo saudí y el resto de anti-Islams anglo-judíos no le quitan un ápice de gloria al Islam. Aunque solo quedara un musulmán digno de ese nombre no hay problema para el Islam. Las circunstancias externas van y vienen.

ENSPO dijo...

Todo lo que usted explica no es más que filosofía, pero autocontradictoria.

Los problemas que atribuye a la filosofía vuelven a reproducirse en el nivel de su discurso, con una diferencia: usted pretende aportar argumentos racionales para refutar a la razón, llega a decir que no es "desrazonable" suponer que existe algo por encima de la razón, lo que no tiene sentido, pues si aceptamos lo que usted dice, será por las razones que aporte y entonces la razón seguirá siendo el criterio de validez de nuestra aceptación.

En filosofía puede haber disputas, sin duda, pero son disputas que se pueden resolver racionalmente, mientras que la fe, como tal, sólo deja abierta la posibilidad de la violencia física y, por ende, de la opresión.

Usted habla de los signos por los que Dios se manifiesta, pero son usted y los creyentes quienes deciden cuáles son esos signos, de manera que hay tantos dioses como interpretaciones de los signos divinos. La religión aniquila toda noción de autoridad y reduce la autoridad a poder. !!!Esta es precisamente la causa del mal que nos desgarra como civilización!!!

Fíjese en sus argumentaciones racionales CONTRA LA RAZÓN (una contradictio in adjectio):

"El Corán es el libro revelado de Allah y a la vez la prueba de que es la revelación de Allah y no una creación humana. En él Corán están los signos de no haber sido creado por un hombre. Un ejemplo: contiene la descripción exacta del desarrollo embrionario y fetal que no sería descubierta hasta finales del XIX. Hay libros enteros sobre la información científica inserta en el Corán que no había sido conocida por la comunidad científicas hasta hace pocas década (geología, mineralogía, origen de la materia y de la vida, oceanografía, etc). ¿Quien escribió un libro que explica lo que ningún hombre podía conocer en su época? No hablamos de las aplicaciones de la imaginación de un Julio Verne sino de conocimiento científico. También contiene el Corán varios retos para los que dudan de que es la revelación de Dios, retos que nadie hasta la fecha ha podido superar."

Esto dice usted.

El Corán es el libro revelado de Allah. ¿Y quién pretende eso? ¿Allah? No, usted y los creyentes en Allah. Todo lo demás que usted escribe son ya interpretaciones filosóficas, pero de un dogma que opera postulatoriamente y que cada religión quiere monopolizar como propio. Los cristianos sostienen que la palabra de dios son los Evangelios, y los judíos que la Torah. Todo esto son postulados por definición INDEMOSTRABLES. Pero ustedes, todos, pretenden razonar, aunque esas razones están ya vendidas de antemano a un acto irracional. Y razonan, pues, contra la razón. Se trata de un viejo debate. No vamos a caer aquí por debajo de Grecia.

Nuestro punto de partida es la VERDAD RACIONAL, sea cual sea su contenido, el concepto de verdad racional, COMO PRINCIPIO ONTOLÓGICO-FORMAL SUPREMO, puede ser aceptado SIN DISPUTAS y de manera pacífica como fundamento de la asamblea democrática. Eso es Grecia. Retroceder de Grecia a La Meca a estas alturas y con todo lo que se nos viene encima es hacerle el juego a personajes como Bush y sus aliados judíos o wahabitas de la Arabia Saudí.

Europa=Verdad racional.

Las religiones orientales nos han llevado a la ruina. No voy a luchar contra el fundamentalismo cristiano o judío para instaurar en su lugar el fundamentalismo islámico, otra versión de LO MISMO.

Europa (=Verdad racional) o Muerte.

Anónimo dijo...

Resulta fácil argumentar contra Dios cuando es uno mismo quien elige la definición de Dios que desea desacreditar y no acepta ninguna otra. A eso se le llama en mi pueblo hacer trampa. Eso es Grecia, si, pero en plena debacle.

Si no tiene argumentos contra el concepto islámico de Dios, reconózcalo, y punto.

Si tampoco tiene nada que decir ante el hecho de que el Corán (la revelación de Dios) se anticipe 1400 años a los descubrimientos científicos que a la razón le llevaron miles de años de investigación y considerables dosis de suerte, comprendo que dirija su atención hacia otro lado. No fue un hombre quien escribió el Corán, menos un Profeta iletrado. Es una imposibilidad. Es el argumento más basto, pero del estilo que a vd. le gustan. Razone.

¿Quien ha hablado aquí de "Fundamentalismo islámico"? ¿Hacerle el juego a Bush? ¿Wahabitas? Menuda capacidad demagógica. ¿Ese es el uso de la razón que vd. preconiza?

Como contraste con sus últimas sentencias, reproduzco el párrafo final de un texto de un verdadero filósofo:

El cristianismo, el alcohol – los dos grandes medios de corrupción… En si no debería haber, ciertamente, lugar a opción a la vista del islam y del cristianismo, como no lo hay a la vista de un árabe y un judío. La decisión está tomada, nadie es libre de seguir aquí decidiendo. O se es un chandala, o no se lo es… “¡Guerra sin cuartel a Roma! Paz, amistad con el islam”: así sintió, así obró aquel gran espíritu libre, el genio entre los emperadores alemanes, Federico II.

El Anticristo, fragmento 60. Alianza editorial 1974, p.106.

ENSPO dijo...

Nosotros no hemos empleado ninguna definición de dios. Se ha dicho, antes bien, que cualquier definición de dios que se utilice en un debate racional es una definición que da un humano y por lo tanto no dios mismo. Se trata de una evidencia tantas veces comprobable cuantas se de un debate en el que no haga aparición in situ la figura misma de dios, que son el 100% de los debates, sin excepción. Pero usted no es capaz de reconocer dicha evidencia y pretende que dios ha hablado aquí o allá, aunque sólo sean hombres quienes eso afirmen. En este blog dios no aparece, es usted quien interviene y argumenta. Pero pretende colocarse por encima de toda argumentación racional pretendiendo que es dios mismo el que habla o se expresa en tal o cual escritura. Sin embargo, eso lo dice USTED. Nosotros hemos respondido a todas sus argumentaciones, simplemente hemos constatado que son meras argumentaciones, pero autocontradictorias, pues pretenden escapar al control o fiscalización racional con la excusa de que provienen de dios. Es usted el que demuestra carecer de argumentos, excepto el dogma indemostrable de que usted habla en nombre de dios. No responde a lo que le hemos planteado, hace afirmaciones como que nosotros no somos capaces de responder, a pesar de la evidencia de que hemos respondido y de que es usted quien se refugia en acusaciones ad hominem y afirmaciones sin fundamento.

Anónimo dijo...

Al comienzo de esta entrada escribiste "Hasta aquí hemos desarrollado tres argumentos para demostrar la inexistencia del dios cristiano, judío y MUSULMÁN -religión de Abraham- qua ente presuntamente "omnipotente".

¿Como puedes decir ahora "Nosotros no hemos empleado ninguna definición de dios".

Evidentemente tanto para argumentar como para intentar demostrar la inexistencia del Dios Abrahamico has usado una definición de Dios. La que usaste para refutar a Dios qua ente presuntamente "omnipotente", he visto que no coincidía con la definición islámica así que te he presentado pruebas de la omnipotencia de Dios conforme a nuestra definición de Dios.
No ha escrito Dios a este blog, obviamente la he copiado del Corán y la he dado yo, conforme. Pues rebátela.

Allah es omnipotente en sus mundos y en su creación, sin embargo no puede dejar de ser Él mismo ni dejar de existir, pues es "El Viviente" (otro de sus atributos). Los musulmanes no pretendemos tal cosa por eso tu argumento no ha ido contra nosotros: no nos has demostrado nada. La palabra omnipotencia como tu la usas no vale en el Islam (Al Qadir). Nada más.
Supones que las tres religiones abrahámicas dicen lo mismo pero no es así si se estudia con detenimiento. No tienes porque conocer el Islam, por eso te he presentado nuestro argumento. Y no he pretendido evitar la fiscalización racional: independientemente de donde venga nuestro concepto de Dios, no hay oposición (y menos nuestra,que te hemos invitado a ello) a que lo fiscalices con la razón. Estás en tu derecho, los musulmanes no somos como nos pintan en la FOX. Solo te he expuesto mi concepto de Dios en cuanto a entidad omnipotente y cómo tu argumento en contra ahí no vale. Creo que no he recibido respuesta, no he entrado en nada más.

Quizás me he contradicho,no sería la primera ni la última vez. En verdad no entiendo las sutilezas y tecnicismo de la jerga filosofica. Es posible también que no me hayas entendido. Lo que no entiendo es que niegues la existencia de Dios qua entidad onmipotenete y eterna, propia de los atéos (que no de los agnósticos)y sin embargo si puedas aceptar -si no recuerdo mal- dioses nórdicos mortales (o eternos, da igual). Esto no lo entiendo, un dios que es mortal no es Dios para nosotros, puede ser un marciano o una entidad mitológica, pero no Dios conforme a nuestra definición. Me parece bastante contradictoria esta creencia en la posibilidad de dioses mortales, en si misma (por supuesto, yo no puedo concebir un dios mortal y tengo mis argumentos) y también en relación con tu postura atea o para no errar, de tu negación de la posibilidad de la existencia de dios.

Anónimo dijo...

Al comienzo de esta entrada escribiste "Hasta aquí hemos desarrollado tres argumentos para demostrar la inexistencia del dios cristiano, judío y MUSULMÁN -religión de Abraham- qua ente presuntamente "omnipotente".

¿Como puedes decir ahora "Nosotros no hemos empleado ninguna definición de dios".

Evidentemente tanto para argumentar como para intentar demostrar la inexistencia del Dios Abrahamico has usado una definición de Dios. La que usaste para refutar a Dios qua ente presuntamente "omnipotente", he visto que no coincidía con la definición islámica así que te he presentado pruebas de la omnipotencia de Dios conforme a nuestra definición de Dios.
No ha escrito Dios a este blog, obviamente la he copiado del Corán y la he dado yo, conforme. Pues rebátela.

Allah es omnipotente en sus mundos y en su creación, sin embargo no puede dejar de ser Él mismo ni dejar de existir, pues es "El Viviente" (otro de sus atributos). Los musulmanes no pretendemos tal cosa por eso tu argumento no ha ido contra nosotros: no nos has demostrado nada. La palabra omnipotencia como tu la usas no vale en el Islam (Al Qadir). Nada más.
Supones que las tres religiones abrahámicas dicen lo mismo pero no es así si se estudia con detenimiento. No tienes porque conocer el Islam, por eso te he presentado nuestro argumento. Y no he pretendido evitar la fiscalización racional: independientemente de donde venga nuestro concepto de Dios, no hay oposición (y menos nuestra,que te hemos invitado a ello) a que lo fiscalices con la razón. Estás en tu derecho, los musulmanes no somos como nos pintan en la FOX. Solo te he expuesto mi concepto de Dios en cuanto a entidad omnipotente y cómo tu argumento en contra ahí no vale. Creo que no he recibido respuesta, no he entrado en nada más.

Quizás me he contradicho,no sería la primera ni la última vez. En verdad no entiendo las sutilezas y tecnicismo de la jerga filosofica. Es posible también que no me hayas entendido. Lo que no entiendo es que niegues la existencia de Dios qua entidad onmipotenete y eterna, propia de los atéos (que no de los agnósticos)y sin embargo si puedas aceptar -si no recuerdo mal- dioses nórdicos mortales (o eternos, da igual). Esto no lo entiendo, un dios que es mortal no es Dios para nosotros, puede ser un marciano o una entidad mitológica, pero no Dios conforme a nuestra definición. Me parece bastante contradictoria esta creencia en la posibilidad de dioses mortales, en si misma (por supuesto, yo no puedo concebir un dios mortal y tengo mis argumentos) y también en relación con tu postura atea o para no errar, de tu negación de la posibilidad de la existencia de dios.

ENSPO dijo...

Yo no escribí esa entrada. Debería usted haber concretado que se refería al texto del post, colgado hace mucho tiempo.

ENSPO dijo...

La refutación de dios como ente omnipotente está en el post o texto de la entrada del blog. Nada tengo que añadir a los argumentos allí expuestos, meridianamente claros. Si usted no los entiende porque no entiende la jerga filosófica, como dice, bien haría en intentar comprender, con jerga o sin ella, las razones que ponen en evidencia que el concepto de un ente omnipotente es autocontradictorio.