en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

lunes, agosto 21, 2017

ATENTADO EN BARCELONA



EL CANDIDATO OPINA. LA GENERALITAT SEPARATISTA HA PERPETRADO UN DELITO DE IMPRUDENCIA TEMERARIA. ¡Delito, sí! Tipificado en el Código Penal: artículo 152. Veamos. Energúmeno se sube a camioneta, invade la Rambla de Barcelona y mata deliberadamente a 14 transeuntes sin encontrar ningún obstáculo en su camino. Sólo una avería del propio vehículo impide que el número de víctimas se compute por centenas. Acto seguido, el victimario abandona el arma del crimen (por encontrarse casualmente inutilizada) y huye de la ciudad después de haber asesinado a otra persona. Finalmente, nos enteramos de que, ¡ay!, se trata de un "terrorista islámico". Hete aquí los hechos. Y no muestran otra ponderación o lectura posible que la siguiente: fracaso total de las autoridades (Generalitat y Ayuntamiento) por incumplimiento de sus deberes relativos a la seguridad ciudadana. ¿Me equivoco si afirmo que esto no puede quedar así? Puigdemont y Colau deben dimitir; y los perpetradores del delito penalmente imputables, quienesquiera que fueren, ser juzgados, condenados y encarcelados. Además, urge adoptar inmediatamente, en todos los municipios de Cataluña, medidas efectivas para evitar que una matanza de tales características, es decir, tan bochornosamente "facilona", pueda repetirse por simple efecto mimético.

LO VERDADERAMENTE ESCANDALOSO ES QUE NADA NI NADIE SE INTERPUSIERA ENTRE LA CAMIONETA Y SUS VÍCTIMAS

Delito de imprudencia temeraria:

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/lo10-1995.l2t3.html#a142

Para realizar este atentado no hacía falta ninguna preparación: bastaba con alquilar la camioneta unas calles más arriba y en pocos minutos pasar a la acción, de manera que el hecho, atención, podría volver a ocurrir en cualquier momento dondequiera que se den similares circunstancias. Tamaña facilidad era la que forzaba a adoptar medidas permanentes en lugares tan señalados como las Ramblas barcelonesas. A pesar de ello, tenemos que soportar a un Jordi Turull afirmando por la televisión que la operación se ha saldado con un grandioso éxito de los Mossos d'Esquadra. Esto será cierto en lo concerniente a los agentes genéricos del cuerpo, menos ya a sus jefes superiores y mucho menos todavía a los altos cargos políticos de la Dirección General. Quienes, disponiendo de abundante información y antecedentes que avisaban del elevadísimo riesgo de un atentado en la Ciudad Condal, no hicieron nada -han leído bien: nada- para asegurar las Ramblas. Crónica de un atentado anunciado. ¿Qué costaba distribuir unos bolardos o maceteros u otros obstáculos a lo largo de la ancha vía peatonal? ¿Y, si esto no resultaba del agrado de los inútiles expertos, establecer una discreta vigilancia o cualquier otro medio eficaz de control? ¡Algo! ¡Algo! ¡Algo! ¡Lo que fuera, joder! Que para eso les pagan y son titulares de un cargo público, no para sólo cobrar y tocarse los cojones en un despacho. ¿Pueden explicarnos mirándonos a los ojos qué suerte de medidas adoptaron, tan absolutamente ineficaces que constituyen el equivalente exacto a la ausencia pura y simple de las mismas? Cuesta creer que esta atrocidad haya podido ser consumada sin la consciente complicidad de los políticos independentistas, pero de momento no vamos a adentrarnos en ese peliagudo camino, aunque prometo futuras revelaciones que les harán poner la carne de gallina.

UN "ÉXITO" CONSISTENTE EN HABER PERMITIDO LA MUERTE IMPRUDENTE (¿O DOLOSA?) DE 14 INOCENTES

Porque, repito, lo verdaderamente escandaloso es que nada ni nadie se interpusiera entre la camioneta y sus víctimas. Una nueva evidencia, una más y las hay a cientos, de la inepcia de los políticos independentistas catalanes: ¿cómo pretenden, en efecto, fundar su famoso Estado propio si no son capaces de impedir que una simple camioneta perpetre este delito en el centro mismo de la capital catalana después de haberse dado casos similares en toda Europa y conocer de incontables avisos respecto de la grave amenaza que pesaba sobre la ciudad? ¡Ocurrió en alerta 4! Supongo que de estar en alerta 1 la Generalitat sionista reparte ya directamente unas bombas entre los zombies del "amigo saudí" para que se las arrojen a la población gentil. ¿O estamos ante una omisión del deber de perseguir delitos a fin de facilitar la comisión del atentado, promover la islamofobia en Cataluña y contentar así al amiguete Benjamín Netanyahu? ¿A cambio de apoyo israelí a la secesión? Sólo una investigación judicial podría aclarar esto y para emprenderla es menester interponer la correspondiente querella criminal por imprudencia temeraria, siendo así que las piezas de convicción existentes apuntan, en nuestra opinión, a indicios razonables de delito.

La Generalitat de Catalunya disfruta -lo digo por los escandalosos sueldazos de estos inútiles- de plenas competencias de ejecución en materia de seguridad ciudadana; consecuentemente, no hay excusa: el gobierno separatista es el principal responsable civil y penal del desastre. De manera que, si no se baraja siquiera la posibilidad de cesar o hacer dimitir a algún pez gordo, convendría que gente como Turull, ejemplo tipológico y obsceno de pujolismo, nos ahorre la desvergüenza de ostentar públicamente su congratulación por el supuesto "éxito" de haber permitido la muerte de 14 inocentes.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica, 21 de agosto de 2017


No hay comentarios: