en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

jueves, mayo 31, 2012

Usurpación, amputación y tergiversación de la doctrina nacional-revolucionaria (4)



"Se abandona la acción directa y se retira uno hacia posiciones más interiores."
(Julius Evola)

En la entrada anterior hemos puesto en evidencia, al menos ante cualquier persona con una capacidad intelectual normal, la impostura de Julius Evola por lo que respecta al concepto de una "Derecha auténtica", y también las consecuencias políticas que se siguen de estos "errores ideológicos".  Conviene no olvidar que, en Evola, más que simples estupideces, estas contradicciones y pueriles fraudes conceptuales son actos de mala fe con una finalidad destructiva en beneficio del atlantismo conservador. Pongamos ahora otro ejemplo de su obra más famosa, síntesis tardía del "discurso" evoliano, a saber, Cabalgar el tigre, del año 1961 (edición española de Nuevo Arte Thor, Barcelona, 1987, pp. 12-13):

Todo parece indicar que es precisamente la situación que se desarrolla en el curso de estos últimos tiempos y que tiene su epicentro en la civilización y en la sociedad occidentales, la que se ha extendido rápidamente al mundo entero, el hecho de que la época actual se encuentra colocada bajo el signo zodiacal de Acuario podría encontrar, por otra parte, una interpretación normal, referida a las aguas, en las cuales todo permanece en estado fluido e informe.

!Una interpretación normal! El uso de "normal" en la jerga de Evola no tiene desperdicio (op. cit., p. 6):

En otros libros, hemos intentado precisar cuáles eran estos valores y las categorías fundamentales e inmutables que constituyen la base de toda civilización, sociedad y organización de la existencia que se pueda calificar de normales, en el sentido superior de una significación rectora.

El subrayado en bastardilla de "normales" es del propio Evola y, como puede comprobarse por el sentido de lo que Evola entiende por una "interpretación normal", se corresponde con lo que cualquier persona en su sano juicio calificaría justamente de anormal.

Ahora ya sabemos a qué se refiere Evola cuando considera que en las "sociedades tradicionales" (que pueden ser la azteca, la china, la judía o la hindú), las cuales sírvenle de inspiración para su proyecto "político", la autoridad del estado se fundamenta en una fuerza que viene "de lo alto". ¿Qué es este "de lo alto"? No hay que dejarse impresionar por el misterio, estamos en una sesión de tarot y este vendedor de elixires (charlatán de feria) nos toma el pelo. !Evola apela, sin enrojecer de vergüenza, a conceptos tales como los signos zodiacales y la "era de Acuario"! Cuando en la entrada anterior sostuvimos que el evolianismo se reduce a la decisión de convertirse voluntariamente en un idiota, de liquidar la propia inteligencia y racionalidad (única arma de que disponemos ante el tremendo poder material del sistema oligárquico), no es éste un insulto lanzado contra Evola al calor de la polémica ideológica: se trata de la realidad pura y simple, o sea, de una verdad acreditable con la simple lectura de unas pocas páginas de sus escritos. Confieso que, una vez llegado aquí, me cuesta seguir perdiendo el tiempo con semejantes "ensayos". Si lo hacemos, será forzados por el hecho de que otros lectores no parecen capaces de distinguir entre el pensamiento serio y la payasada de un impostor; habrá que ayudarles a despertar del sueño, de la intoxicación en la que les han sumergido los servicios de información policiales con el fin de anularles políticamente para siempre.

Sobre el problema de la "inteligencia fascista" véase la entrada de Jaume Farrerons de 6 de mayo de 2008 en este blog:

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2008/05/la-cumbre-del-pensamiento-en-el-siglo.html


El irracionalismo evoliano y la corrosión política interna del campo NR

Preguntémonos, una vez más, qué tipo de programa político puede ser "fundamentado" por la "ideología" (¿?) evoliana. ¿Una concepción del Estado que apele al horóscopo? Sí, y al Yoga tántrico, la alquimia, el hermetismo esotérico, la cábala, el satanismo... ¿Alguien da más? Evidentemente, los nacional-revolucionarios honestos que caen en las redes del evolianismo atraídos por conceptos nietzscheanos como "autoridad", "tipo humano superior", "jerarquía" u otros, le están haciendo sin querer el juego al enemigo, porque cualquier periodista antifascista con una cultura media puede reducir a polvo cósmico un "discurso ideológico" (o de nivel B) que recurra a semejantes sandeces. El simple hecho de citar a Evola, de colocarlo entre los doctrinarios NR, es ya una victoria para nuestros adversarios políticos. Quedamos simplemente a merced de la ridiculización, el antifascismo puede tratarnos -con toda la razón del mundo- como ineptos, perturbados mentales y hasta peligrosísimos locos a los que sería suicida entregarles las palancas del poder público pues, evidentemente, con semejantes criterios irracionales de actuación, llevarían la ruina a cualquier país moderno e industrialmente desarrollado. Serían peores incluso, estos capitostes "alternativos" de pacotilla, que los incompetentes, corruptos y criminales que actualmente nos gobiernan. Yo nunca le votaría a un evoliano y, si tengo que elegir entre Rajoy y Milá, sin duda salgo a la calle a pegar tiros en favor de Rajoy.

Cosa que no va a suceder, porque, precisamente, los evolianos trabajan, sépanlo o no, para que políticos como Rajoy puedan seguir gobernando en occidente con total tranquilidad.  En efecto, el objetivo de Evola, y de sus seguidores en España, no es otro que éste: empujar y encerrar a los NR en el rincón ultraderechista, liquidar la capacidad de razonamiento crítico de los militantes "fascistas", estigmatizar y esterilizar mentalmente a generaciones enteras de jóvenes patriotas, cretinizar hasta el mongolismo la capacidad de acción política de una virtual Oposición Nacional, pervertir los valores revolucionarios transmutándolos "mágicamente" en su contrario (la contrarrevolución "hermética", el fascismo chamánico) y, finalmente, usar de la carne de cañón "anticomunista", así reciclada en forma de picadillo "espiritual", dondequiera que se luche contra lor rojos, la izquierda, el socialismo... o (ahora que hase erigido un nuevo "eje del mal" para el complejo militar-industrial yankee) contra el islamismo radical y el terrorismo de al-Qaeda fabricados -como coartada- por el propio fundamentalismo filosionista.


Julius Evola no sería sólo, en definitiva, un autor que ha podido escribir ocasionalmente sobre la magia y el esoterismo: toda su producción está contaminada por el virus irracionalista, no hay en ella nada original (los aspectos "salvables" de sus escritos proceden, algo que está claro para cualquier licenciado en filosofía, de Nietzsche, Heidegger, Kant, Hegel y otros filósofos o autores), y aquello que es característico de Evola se reduce al mismo hediondo montón de mierda pseudo intelectual que podemos encontrar en cualquier revistilla sobre "temas misteriosos" del "más allá". ¿Era ésta la "espiritualidad de los valores" de Llopart?

Fini en Israel: Marcos Ghio le guía.
De la destra evoliana al ultraderechismo judío

Por otra parte, ¿en qué sentido cabe pretender que las doctrinas de Evola tienen algo que ver con las sociedades tradicionales a las que apela? Aquello que Evola concibe y vende como "tradición" podría en principio proceder, como ya hemos sugerido, de cualquier "tradición" (=cultura premoderna, de los pigmeos antropófagos a la Roma imperial). Pero es que además tiene Evola que seleccionar el material que le interesa entre esas tradiciones y postular una unidad de todas ellas que es una nueva versión del universalismo católico y, a la postre, liberal:

Más allá de la diversidad de sus formas históricas, el mundo de la Tradición se caracteriza por una identidad y una constancia esenciales (op. cit., p. 6).

Esta afirmación resulta simplemente insostenible (basta comparar las religiones egipcia y germánica antiguas), pero a tenor de que explota descaradamente la obscena tautología de un circulus in probando, Evola podrá desechar de las sociedades premodernas todos los elementos que él considere "no tradicionales" en nombre de un criterio postulatorio establecido  a priori. Aquello que en principio se presenta, pues, como un factum al que debemos someternos, amputada toda capacidad crítico-racional, esconde en realidad una serie de decisiones que deben permitir poner en manos de Evola, a su capricho, la determinación de qué sea o no sea "tradicional". De alguna manera, el propio Evola reconoce cuál es la situación cuando reduce esto del "tradicionalismo" a un constructo que no se apoya en realidad alguna y que, llegando hasta las últimas consecuencias del apoliticismo inherente a la "filosofía del espía", aboca a sus seguidores al autismo de una pseudo espiritualidad contemplativa de la pura existencia individual elevada a la categoría de absoluto:

Es positivo cortar todo lazo con lo que está destinado a desaparecer en más o menos breve plazo. El problema será entonces el mantener una dirección general sin apoyarse en ninguna forma dada o transmitida, comprendidas las del pasado, que son auténticamente tradicionales pero pertenecen ya a la historia. La continuidad no podrá ya ser mantenida más que, por así decirlo, sobre el plano existencial, o más precisamente, bajo la forma de una orientación íntima del ser que debería ir pareja con la mayor libertad individual de cara al exterior (op. cit., p. 9).

En suma, Evola, después de cegar a sus seguidores, que tienen prohibido usar de la racionalidad, la inteligencia y la crítica para "preguntar el porqué", los reconduce, con las orejeras puestas, a las fuentes del liberalismo, a saber, el "individuo", el "yo" y su consabida "libertad". Nada menos que un Individuo Absoluto, un ego autorreferencial "mágico", debe permitirnos "superar" el denostado "individualismo" moderno. Todo dispuesto, así, para que estos evolianos obedientes como ovejas se aferren a cualquier "autoridad" (militar, por supuesto) mínimamente sólida o "real" y vuelvan a encontrar calor, ya sea como mal menor, en la derecha conservadora; poco importa que lo hagan desde la convicción de que vivimos en las postrimerías de la edad sombría y ningún sentido entraña ya la acción en el mundo. Este hombre despolitizado pero de derechas -porque un derechismo hipostasiado, metafísico, irreductible, del significante, ayuno de contenido, será el único residuo semántico consistente que le quede entre las manos después de recorrer, hasta el mareo, los meandros del "tradicionalismo hermético"-configura el producto antropológico típico de la pedagogía "iniciática". Su destino es el que ya conocemos por la trayectoria de Gianfranco Fini. Ahora bien, hemos visto a Fini, dirigente de la destra misina educada por Evola, de rodillas pidiendo perdón y admitiendo en Israel que el fascismo encarnó "el mal absoluto". ¿Ha traicionado Fini la "ideología" della destra? No, la ha cumplido, pues la única tradición premoderna viva, y la más antigua (milenaria) que queda en Europa, es precisamente la judía. El camino coherente para el ultraderechismo europeo -católico, protestante o "tradicional"-, no puede así ser otro que aquel que, judeo-cristianismo mediante, desemboca en Sión -verdadero dueño del hemisferio occidental- para contribuir a su orquestada "lucha" contra el musulmán como antaño contribuyera a la cruzada antimoscovita. 


 

Il leader di An al primo giorno di una visita storica. Dura condanna del regime e di chi non si oppose. Fini in Israele "Il fascismo fu parte del male assoluto". "Nessuna giustificazione: un'infamia le leggi razziali". Nell'incontro con Sharon ribadisce "l'amicizia tra i due Paesi".
GERUSALEMME - Parla di un'epoca del male assoluto Gianfranco Fini. Parla di un'epoca in cui sono state votate le leggi razziali, di un'epoca in cui sei milioni di ebrei sono stati censiti, cacciati dal lavoro, dalle scuole, depredati dei beni, dei diritti civili, denunciati, perseguitati, deportati e infine mandati a morire nei lager. E in quest'epoca del male assoluto il leader di An mette anche il fascismo, compresa la repubblica di Salò. Gianfranco Fini arriva in Israele e opera un ulteriore strappo con il passato. Così esplicito Gianfranco Fini non era mai stato. Di responsabilità degli italiani nelle leggi razziali aveva già perlato in passato. Oggi si spinge oltre e per la prima volta è più preciso. Parla di "infami leggi razziali volute dal fascismo".
Lo fa mentre sul capo ha ancora posata la kippà (il tradizionale copricapo ebraico) per la visita allo Yad Vashem, il museo dell'Olocausto di Gerusalemme. E' il primo giorno di Fini in Israele, un viaggio atteso da dieci anni da quando fondò Alleanza nazionale per abbandonare l'eredità fascista e passare al partito di governo, moderato e democratico.
Non c'è per Fini "nessuna giustificazione per i carnefici di ieri". Non solo per chi uccise ma "anche per chi poteva salvare un innocente e non lo fece". E poi si devono "denunciare le pagine di vergogna che ci sono nella storia del nostro passato. Bisogna farlo per capire la ragione per cui ignavia, indifferenza, complicità e viltà fecero sì che tantissimi italiani nel 1938 nulla facessero per reagire alle infami leggi razziali volute dal fascismo".
Amos Luzzatto, presidente delle Comunità ebraiche italiane, che ha accompagnato Fini nelle visita, coglie subito lo strappo con il passato. Più forte delle altre volte. "La grossa novità - dice Luzzatto - è che abbia menzionato il termine fascismo: è la prima volta che lo fa". Più tardi in conferenza stampa il leader di An dirà ancora di più. La Repubblica Sociale di Salò rientra o no tra le pagine vergognose del nostro passato? "Rientrano certamente tutte quelle pagine relative alla discriminazione e ancor più alla persecuzione nei confronti degli ebrei e più in generale delle minoranze. E quindi certamente vi rientra anche quella pagina", risponde testualmente Fini.
Può bastare a chi chiedeva al leader di An, in occasione di questo viaggio, di declinare meglio cosa significasse per il suo partito dirsi una forza post-fascista? La robusta revisione, che sta nel solco delle cose dette a Fiuggi, poggia su un terreno di concretezza. Il leader di An incontra a Gerusalemme Ariel Sharon e le massime autorità di uno stato dilaniato dal terrorismo, che conta infinitamente sull'amicizia speciale dell'Italia, soprattutto nel semestre di Presidenza Ue. Fini non si tira indietro. Non si deve "museizzare la storia", spiega "razzismo e antisemitismo - assicura - non sono alle nostre spalle, non appartengono ad un'epoca storica chiusa, ma esistono in forme diverse e mascherate".
L'esasperato anti-israelismo, per esempio, la virulenta polemica nei confronti del governo Sharon, per Fini altro non è che "un antisemitismo mascherato da antisionismo". Perciò, spiega il vice premier "io ho cercato in questi giorni di dire parole inconfutabili sul passato per costruire il futuro". In altre parole Fini invita ad imparare dalla storia, a tramandare a tramandare la memoria e l'esempio dei "giusti".
Inizia presto la giornata del leader di An in Israele. Inziza quando fa il suo ingresso con la kippà sul capo nel complesso monumentale che ricorda le persecuzioni degli ebrei. "Bisogna far sì che mai più in futuro sia riservato, anche a un solo essere umano, ciò che il nazismo riservò all'intero popolo ebraico", lascia scritto al Museo dell'Olocausto sul libro della memoria. Poi visita il "Memoriale dei bambini", nella "Tenda del ricordo" attizza la fiamma perenne che arde per celebrare il sacrificio dei sei milioni di ebrei morti. E in loro onore ha depone una corona.
Poi la conferenza stampa, in cui la condanna del fascismo si fa ancora più decisa. E quindi l'incontro con le più alte cariche dello Stato d'Israele, il presidente Katsav, il premier Sharon, il ministro degli Esteri, Shalom, il leader dell'opposizione Peres. Incontri in cui è stata ribadita "la profonda amicizia" tra i due Paesi, si è parlato dell'Iraq, ma soprattutto della pace in Medio Oriente e di quanto il governo israeliano sta facendo per la realizzazione della Road Map. "Sharon - ha detto il vicepremier - mi ha assicurato la disponibilità a incontrare Abu Ala" che verrà anche in Italia poichè "è opportuno far comprendere la necessità di un impegno per garantire il contrasto al terrorismo".
 (24 novembre 2003)
!!!Felicidades, Ernesto!!!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y tú crees que todo esto lo entiende la gente o despierta algún interés en el pueblo llano?
Te parecerá una tontería pero si empezaras a combinar en el blog entradas sobre prensa del corazón y las analizarás desde el punto de vista NR, esto sería un peligro.
Analicemos pues la época en que Carmina Ordoñez militó en Fuerza Nueva como culmen de la prostitución de los ideales Joseantonianos, en fin , es sólo proponerte un "aquí hay tomate NR", no es tan fácil, hay que documentarse...

Resistencia Anti-Oligárquica (RAO) dijo...

Este blog es filosófico e ideológico, no disponemos de información sobre los temas que comentas. Si nos la haces llegar y se trata de datos acreditables, la tendremos en cuenta siempre que tenga una relevancia, pues aquí sólo nombramos a personas, o las criticamos, si juegan algún papel político e ideológico y se someten voluntariamente, por tanto, al imperativo del escrutinio público, de la crítica y de la necesaria libertad de opinión e información que rige para todos, supuestamente, en nuestra presunta democracia (ya sabemos que la realidad es muy otra).

La ley es muy clara, empero.

La vida privada de las personas que eligen su privacidad no nos interesa y resultaría una intromisión ilegítima publicarla en una página de internet.

Pero si se trata de perfiles de dirigentes políticos o de personas que no dudan en criticar (e incluso calumniar) a otros, este es un buen lugar para ventilar los hechos con la fidelidad a la verdad y a la objetividad que nos caracterizan.

Miguel dijo...

Cuando Evola habla de "lo alto" sólo puede referirse a lo divino, a Dios o los dioses. La divinidad era la que sancionaba el orden social y la cosmovisión de las sociedades tradicionales a las que recurre para justificar sus tesis.

El barón italiano no definió "lo alto" puede que por incapacidad, como sugiere el artículo. Pero quizá no entró en más detalles al respecto porque intuía que de hacerlo, su construcción ideológica se vendría abajo.

Evola apela a la existencia de una verdad universal, dicha "verdad" es determinada por lo divino en las sociedades premodernas. Pero es que precisamente las diversas religiones "tradicionales" desmienten esa unidad de fondo: los aztecas creían que sus dioses debían ser alimentados constantemente con sacrificios humanos para preservar la estabilidad del universo; pero no encontramos ninguna concepción parecida en el ámbito grecorromano, en el que el sacrificio humano era considerado algo extremo y poco frecuente. ¿Cómo casar el rígido monoteísmo mahometano con el numerosísimo panteón hindú?. ¿El Confucionismo proclama los mismo que los cultos animistas, fetichistas o chamánicos de las culturas africanas?.

Más allá de simbologías y alegorías, las sociedades antiguas tenían una idea relativamente clara de lo divino. Pero Evola prefiere evitar este campo porque sabe que su sistema quedaría en entredicho desde el momento en que tratase de definir lo que es su razón última.

Miguel dijo...

El problema para entender a Evola es que hay una gran confusión a la hora de ubicarlo a él y a su obra.

Sus seguidores lo colocan junto a estudiosos académicos de las religiones, como Mircea Eliade, o a los miembros de la Revolución Conservadora. Pero eso es erroneo, por más que los hubiese leído y los citase.

Las verdaderas raíces del pensamiento de Evola están en las diversas corrientes esotéricas del siglo XIX. Me atrevería a decir que, más específicamente, en la Teosofía, por mucho que renegase de ella. Como Helena Petrovna Blavatsky, Annie Besant, Rudolf Steiner y otros teósofos, Evola busca una verdad universal que debería encontrase oculta tanto en la Masonería como en ciclo artúrico, en el tarot como en el Corán.

Por supuesto hay más. El barón italiano se sabe parte de una casta en declive; odia el mundo moderno (con su plebe igualada con la aristocracia) y sueña con los nobles guerreros del Medievo y el Renacimiento. Por esta vía conecta con el pensamiento reaccionario cristiano de De Maistre y Donoso Cortés, pese a definirse el mismo como anticristiano.

Evola resuelve esa contradicción autoproclamándose ksatriya (curioso en alguien que nunca entró en combate) y miembro de la raza -clase social- del espíritu.

Creo que esos son los dos objetos de estudio para quien quiera comprender a Evola: el esoterismo desarrollado en los siglos XIX y XX y el apolillado orgullo de casta propio de la nobleza desbancada del poder (que tan bien describió Lampedusa en "El Gatopardo").

Jackobs dijo...

Sigo con suma atención e interés estas entradas sobre como ha sido desvirtuada la doctrina política NR. Algunas de las afirmaciones me resultan algo forzadas como pej pretender q detrás de todo està la OTAN q a través de su red GLADIO se pretende instrumentalizar/monopolizar el universo identitario europeo.
Es cierto q Milà estuvo a sueldo en su día del CESID español y q muchos le acusan de ser un infiltrado de la inteligencia estatal en base a no se q reunión del partido NS donde él fue el único q se salvó de ser detenido. Como digo se pretende en base a esos precedentes q ahora Milà nos ha introducido la lectura de Evola con una mala fe manifiesta al objeto de desvirtuar y confundir a los pensadores honestos. Ciertamente esa interpretación de los acontecimientos parece algo forzada pero no carece de lógica y en consecuencia debe ser tenida en cuenta hasta q no sean aportadas pruebas sustanciales sensu contrario,a la luz de q es bien sabido aquello de q si no es a las 10 será a las 10:30 pero todas las cabras se van pal monte.
Lo q ya no veo tan claro es como se está describiendo a la figura de Llompart en este embrollo. Llompart es alguien q ha estado a un milímetro de ir a la cárcel por defender sus ideales, cómo se le puede calificar entonces de oportunista económico? Como se pretende dudar de la integridad de sus convicciones en base a q use polos "Lacoste" o conduzca autos de gran cilindrada? Acaso eso le convierte necesariamente en un aristócrata?
La acusación contra Llopart en mi opinión no se sustenta, aquí mismo lo vemos introduciendo a JF en una conferencia cuyas aportaciones son fundamentales para entender nuestro problema. http://www.youtube.com/watch?v=i2S8En79JUI
Por otro lado, a tenor de estas últimas lecturas, una pregunta queda en el aire: Es la razón el único medio para alcanzar el conocimiento? A mayor abundamiento: El q se haya endiosado la razón en nuestra Weltanschauung es algo q nos conduce necesariamente a ningunear las vías de conocimiento propias de otras tradiciones culturales? Máxime cuando esas tradiciones llegan a conclusiones parecidas a las nuestras por bien q, como digo, lo hacen a través de diferentes medios. Sin ánimo de acritud me parece q a menudo los europeos pecadmos de egocentrismo, conste en acta q esto no viene tanto a cuento del italiano Evola como del chileno Serrano.

Jackobs dijo...

Sigo con suma atención e interés estas entradas sobre como ha sido desvirtuada la doctrina política NR. Algunas de las afirmaciones me resultan algo forzadas como pej afirmar q detrás de todo està la OTAN q a través de su red GLADIO se pretende instrumentalizar/monopolizar el universo identitario europeo.
Es cierto q Milà estuvo a sueldo en su día del CESID español y q muchos le acusan de ser un infiltrado de la inteligencia estatal en base a no se q reunión del partido NS donde él fue el único q se salvó de ser detenido. Como digo se pretende en base a esos precedentes q ahora Milà nos ha introducido la lectura de Evola con una mala fe manifiesta al objeto de desvirtuar y confundir a los pensadores honestos. Ciertamente esa interpretación de los acontecimientos parece algo forzada pero no carece de lógica y en consecuencia debe ser tenida en cuenta hasta q no sean aportadas pruebas sustanciales sensu contrario,a la luz de q es bien sabido aquello de q si no es a las 10 será a las 10:30 pero todas las cabras se van pal monte.
Lo q ya no veo tan claro es como se está describiendo a la figura de Llompart en este embrollo. Llompart es alguien q ha estado a un milímetro de ir a la cárcel por defender sus ideales, cómo se le puede calificar entonces de oportunista económico? Como se pretende dudar de la integridad de sus convicciones en base a q use polos "Lacoste" o conduzca autos de gran cilindrada? Acaso eso le convierte necesariamente en un aristócrata?
La acusación contra Llopart en mi opinión no se sustenta, aquí mismo lo vemos introduciendo a JF en una conferencia cuyas aportaciones son fundamentales para entender nuestro problema. http://www.youtube.com/watch?v=i2S8En79JUI
Por otro lado, a tenor de estas últimas lecturas, una pregunta queda en el aire: Es la razón el único medio para alcanzar el conocimiento? A mayor abundamiento: El q se haya endiosado la razón en nuestra Weltanschauung es algo q nos conduce necesariamente a ningunear las vías de conocimiento propias de otras tradiciones culturales? Máxime cuando esas tradiciones llegan a conclusiones parecidas a las nuestras por bien q, como digo, lo hacen a través de diferentes medios. Sin ánimo de acritud me parece q a menudo los europeos pecamos de egocentrismo, conste en acta q esto no viene tanto a cuento del italiano Evola como del chileno Serrano.

Resistencia Anti-Oligárquica (RAO) dijo...

El caso de Llopart y el de Milá son totalmente distintos.

Milá ha sido el franquiciado español de Evola y se ha dedicado, en este ámbito geográfico, a hacer lo mismo que Evola hizo en Italia. Por supuesto con mucho menos talento por parte de Milá, quien como "escritor" no se puede comparar con Evola. De escritor cabe calificar a Evola, su obra es literaria en el mejor de los casos, carente de rigor y fundamentación, se basa en puras afirmaciones cuya validez depende de que el autor sea un "iniciado". Y la única prueba de que es un iniciado es que el propio interesado lo sugiere en beneficio propio.

Milá es un informador, pero algo más que un informador, es un agente provocador que ha destrozado desde dentro el ámbito NR impidiendo que éste recupere su contacto con las raíces nacional-revolucionarias de izquierdas de las que procede, es decir, abunde en el camino de la RSI o Salò. El evolianismo español es milanismo en este sentido concreto. Quien lo cuestione tendrá que explicar por qué Milá es el mayor promotor de Evola en España (aunque desgraciadamente,no el único). En Milá se ilustra el vínculo entre el discurso de Evola y los fines de la red Gladio. Los vínculos con los servicios, indudablemente ciertos, se dan por añadidura y confirman las patencias más escandalosas.

Por lo que respecta a Llopart, su caso es diferente. Llopart ha sido perseguido por el sistema (también el sistema persiguió a Milá, como persigue a muchos colaboradores antes de chantajearlos, no lo olvidemos). La reacción de Llopart ante esa persecución ha sido buscar calor y apoyo en la extrema derecha. Si Llopart hubiera dado el giro a la izquierda nacional que él mismo quiso emprender en la época de AE (con la colaboración de Jaume Farrerons), se hubiera quedado aislado dentro del mundo ultra, que es el que le compra los libros. Los apoyos que Llopart recibe son incompatibles con la libertad de conciencia y acción que se le exige a un dirigente político NR en estos momentos. Llopart sacrificó los ideales y los proyectos a sus circunstancias personales, y lo hizo porque nunca ha estado a la altura ni ha sido coherente con los "valores", tanto en el plano teórico como en el práctico. No "sabe", Llopart, lo que son los valores, pero aunque lo supiera, tampoco estaría en condiciones de cumplir sus exigencias, que humanamente le rebasan. Y esto mucho antes del caso Kalki.

Resistencia Anti-Oligárquica (RAO) dijo...

En consecuencia el giro de Llopart a la derecha en el 2009, la foto de la vergüenza, la traición al ideario originario del proyecto NR reflejado en el programa político de AE, son hechos que responden a múltiples factores, pero que en cualquier caso ponen de manifiesto la incompatencia moral e intelectual de los "dirigentes" del campo social-patriótico en general y NR en particular. En todo hay matices, pero si se critica lo que estamos diciendo en este blog hay que refutar los datos concretos que se han ido acreditando y no andarse con afirmaciones genéricas, Jackobs.

En cuanto a la razón, desde luego nosotros no somos racionalistas, pero esto no significa que cualquier fantasía pueda ser aceptada como conocimiento, que es lo que hacen los evolianos. La crítica de la razón es una disciplina filosófica que comienza con Kant y nada tiene que ver con el irracionalismo. Dicha crítica llega hasta Heidegger.

El evolianismo es puro aire. Nada en Evola tiene rango de conocimiento, se trata de puras afirmaciones gratuitas o fantásticas, que en algunos casos rozan el delirio. Por lo que respecta a Serrano, se le puede aceptar como literato, pero tanto su discurso cuanto el de Evola no pueden operar como FUNDAMENTO IDEOLÓGICO DE UN PROGRAMA POLÍTICO porque tales "discursos" carecen de validez, uno los acepta porque "le gustan": en suma, sólo convence a los que ya estaban convencidos. Al igual que la fe religiosa, se tiene o no se tiene. Un discurso ideológico debe ser VINCULANTE, debe obligar por su VALIDEZ y ésta se argumenta en función de criterios objetivos que cualquier persona pueda aceptar.

Máxime cuando el sistema nos acusa de encarnar el "mal absoluto". Si encima nos presentamos en el escenario con MAMARRACHADAS como las de Evola, entonces se explica que el campo NR no salga del mismo círculo de adeptos a la locura que el propio Evola trazó en su momento.

Resistencia Anti-Oligárquica (RAO) dijo...

Y explica el fracaso y descrédito del MSR después de veinte años de trabajo y tantos medios invertidos. Con una décima parte de tiempo y recursos, Anglada ha llegado mucho más lejos. Pero en teoría el MSR debería tener más campo de acción, puesto que se dirige a los trabajadores, sin complejos. En realidad, ya sabemos el tipo de ideología que LASTRA al MSR. Ni de derechas ni de izquierdas, lo que significa, en la práctica, de extrema derecha. Y esto no es una descalificación gratuita del sistema. Basta leer lo que dice Angel Fernández de los sudras para entender el destino del MSR, es decir, el enorme fraude que esconde tras su estética "revolucionaria".

Jackobs dijo...

RAO, agradezco y alucino con tu respuesta, me has aclarado todas mis dudas en dos párrafos.

Resistencia Anti-Oligárquica (RAO) dijo...

Y ya ves que soy un "sudra", o sea, un "obrero" SIN CAPACIDAD INTELECTIVA...

Por debajo de los sudras están los parias, me pregunto cuántos evolianos que se creen kshatriyas en realidad son vaisiyas disfrazados.

Pero Milá no es vaisiya, ni kshatriya, ni sudra... Luego debe de ser un paria: "DESCASTADOS QUE NO OBEDECEN A LEY ALGUNA, Y LOS CUALES SEGÚN FRITHOFF SCHUON SON PRODUCTO DE LA MEZCLA Y DE LA LEY DEL KARMA" (Fernández, A., op. cit., p. 49).