en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

miércoles, agosto 01, 2012

La segunda mentira de Faurisson (2)

"Como hombre de sangre germánica que soy, prefiero, a pesar de todo, ver a la India bajo dominio británico que bajo cualquier otro. Igual de lamentables son las esperanzas de cualquier levantamiento mítico en Egipto (...) Como volkista que evalúa el valor de los hombres desde una base racial, el conocimiento de la inferioridad racial de las denominadas 'naciones oprimidas' me impide unir el destino de mi propio pueblo con el suyo" (Hitler, A., Mein Kampf, pp. 658-9).


Como consecuencia del debate generado por la entrada "La segunda mentira de Faurisson", nos vemos obligados a ampliar la documentación relativa a los vínculos entre sionismo y nazismo. A lo largo de la discusión hemos remitido una y otra vez al libro de Lenni Brenner Zionism in the Age of the Dictators. A Reappraisal (Chicago, Laurence Hill Books, 1986), en vano. Debe quedar claro que nosotros no compartimos buena parte de las interpretaciones de Brenner, pero la base documental de su obra, a menos que se hayan falsificado estas pruebas objetivas, es incontestable. En efecto, sea cual fuere la interpretación que se quiera hacer de ellas, ponen en evidencia vínculos esenciales, tanto ideológicos como históricos, entre el nacionalsocialismo y el sionismo. Algo que, por otra parte, no debería extrañar en demasía -como ya anticipó esta bitácora en la serie "Anotaciones preliminares sobre las causas del holocausto"- considerando el elemento común de la raza, así como la tradición cristiano-bíblica alemana que hace posibles éstas y otras confluencias del nazismo con la tradición racista judía.  Se nos ha intentado refutar afirmando que la expresión de Faurisson, en francés, "tout entier", o sea, todo entero, referida a la política exterior del III Reich sobre el sionismo, señala el momento puntual, enero de 1945, en que Himmler redacta y emite un determinado documento, y no a la política exterior del III Reich en su conjunto. Habrá que violentar la gramática y la lógica más elementales para pretender que "todo entero" tiene un significado restrictivo y no inclusivo, pero ya sabemos que la ideología, en la acepción peyorativa de esta palabra, no se puede vencer en el terreno del concepto y quien "no quiere ver" que 2.2=4 negará "aquello mismo que está viendo" con cualquier excusa. En esa paradoja consiste la capacidad humana de mentir y, más fundamentalmente, de engañarse a sí mismo para ni siquiera tener que soportar la penosa certeza de haber mentido o de estar mintiendo conscientemente. No cabe la menor duda que de que tout entier señala también una "unanimidad institucional" que de alguna manera ya queda implícita en la autoridad de Himmler y del ministro de Asuntos Exteriores en cuanto agentes emisores de los documentos citados por Faurisson, pero si Faurisson hubiera querido referirse sólo a la política exterior del III Reich en los tres últimos meses de su existencia no habría empleado la contundente expresión tout entier, sino precisado y restringido la validez de su interpretación a dicho segmento temporal.


Cuatro testimonios: Streicher, Rosemberg, Heydrich, Eichmann

Dejemos a un lado, por un momento, la obra de Brenner en atención a las dudas que provoca entre determinados internautas el hecho de que sea "un judío" y le aprecien "cara de loco". Nos remitiremos a una fuente y a testimonios que ni siquiera estos neonazis podrán cuestionar sin caer en el ridículo. Así, en Los mitos fundacionales del Estado de Israel, Roger Garaudy transcribe, entre otros documentos, la declaración de Julius Streicher en el juicio de Nüremberg:
Escribí artículos en este sentido y siempre repetí que debíamos tomar a la raza judía o al pueblo judío como modelo. He repetido siempre en mis artículos que los judíos debían ser considerados como un  modelo para las otras razas, pues ellos se dieron una ley racial, la ley de Moisés, que dice: / Si vais a un país extranjero, no debéis tomar mujeres extranjeras. Y esto, señores, es de una importancia extraordinaria para juzgar las leyes de Nüremberg. Fueron estas leyes judías las que se tomaron como modelo. Cuando siglos más tarde el legislador judío Esdras constata que, a pesar de ello, muchos judíos se habían casado con mujeres no judías, estas uniones fueron desechas. Este fue el origen de la judería que, gracias a sus leyes raciales ha subsistido durante siglos, mientras que las demás razas, y todas las civilizaciones, han sido aniquiladas (Julius Streicher, citado por Garaudy, R., Los mitos fundacionales del Estado de Israel, Barcelona, Historia XXI, 1997, p. 33).
La traducción viene avalada por José Luis Jerez Riesco, doctor en derecho. Haïm Cohen, por el lado judío, constató la evidencia:
La amarga ironía del destino ha querido que las mismas tesis biológicas y racistas propagadas por los nazis y que inspiraron las infamantes leyes de Nüremberg, sirvan de base para la la definición de la judaicidad en el seno del Estado de Israel (op. cit., p. 33, nota 74: Badi, J., Fundamental Laws of the State of Israel, Nueva York, 1960, p. 156, op. cit., p. 149).
Hannah Arendt convalidó a su vez esta misma "queja" en su obra Eichmann en Jerusalén. Pero no se trata de una "ironía del destino", sino de la nada casual influencia judía en el nacionalsocialismo. De hecho, se pueden localizar abundantes "testimonios" de uno y otro lado para argumentar la complicidad ideológica entre nazismo y sionismo, de manera que la pretensión de reducir esta relación a una calumnia propagandística de cuño reciente quede convertida en expresión del más abyecto cinismo goebbelsiano. Desde luego, nazismo y sionismo no son "lo mismo", pero entre el blanco de este extremo y el falaz negro de una coincidencia accidental, puntual, in-significante, concíbense muchos matices virtuales o posibles, muchos grises, donde seguramente hallaremos la verdad. Por parte de los nazis, Alfred Rosenberg, el ideólogo más importante del partido, propugna:
El sionismo debe ser vigorosamente sostenido a fin de que un contingente anual de judíos alemanes sean llevados a Palestina (citado por Garaudy, R., op. cit., p. 37, Alfred Rosenberg, Die Spur des Juden im Wandel der Seiten, Munich, 1937, p. 153).
Primer indicio de que el "tout entier" de Faurisson es una impostura, de que no puede basarse en una cuestión de principios, como parece pretender, pues los "principios" del III Reich hasta 1941 consisten, y encima sancionados ideológicamente, en colaborar con los judíos sionistas (ayudándoles a poblar Palestina mal que le pese al "noble pueblo árabe") y combatir sin descanso a los judíos asimilacionistas. Reinhardt Heydrich:

Nosotros debemos dividir a los judíos en dos categorías: los sionistas y los partidarios de la asimilación. Los sionistas profesan una concepción estrictamente racial, y, para la emigración en Palestina, ayudan a edificar su propio Estado judío... nuestros mejores votos y nuestra buena voluntad para ellos (sic) (ibidem).

La versión del este mismo documento reproducida Brenner es todavía más jugosa, si cabe, aunque la citación de las fuentes resulte un poco confusa:
Luego de la toma nazi del poder, nuestras leyes raciales rebajaron notablemente la influencia inmediata de los judíos. Pero (...) la pregunta es todavía: ¿cómo recobrar nuestra vieja postura? (...) Debemos separar a los judíos en dos categorías (...) los sionistas y aquellos que pretenden la asimilación. Los sionistas se adhieren a una posición racial estricta y mediante la emigración a Palestina están ayudando a construir su propio estado judío. (....) No puede estar muy distante el tiempo en que Palestina nuevamente será capaz de aceptar a sus hijos, que la han perdido por más de mil años. Nuestros buenos deseos y nuestra buena voluntad oficial van con ellos (citado en Brenner, L., Sionismo y fascismo, Barcelona, Bósforo, 2010, p. 112; Hohne, Order of the Death's Head, p. 333; y Karl Schleunes, The Twisted Road to Auschwitz, pp. 1934).
Este pasaje habría sido publicado nada menos que en la revista "Das Schwarze Korps", órgano oficial de las SS, en 1935. Otra vez constatamos que el "tout entier" de Faurisson hace aguas por todos lados.

Véase el entusiasmo prosionista de Adolf Eichmann tras su visita a la Palestina colonizada por los judíos:
Vi lo suficiente como para estar muy impresionado por el modo en que los colonos judíos estaban construyendo su tierra. Admiraba su desesperado deseo de vivir, tanto más cuanto yo mismo era un idealista. En los años que siguieron dije con frecuencia a los judíos con los que tuve que tratar que, de haber sido yo judío, habría sido un fanático sionista. No lo puedo concebir de otra manera. De hecho, hubiera sido el sionista más ardiente que se pueda imaginar (citado en Brenner, L., op. cit., p. 128; Adolf Eichmann, "Eichmann Tells His Own Damning Story", "Life", 28 noviembre 1960, p. 22).
Desde el bando sionista los reconocimientos ideológicos son igual de intensos y hasta afectuosos. Así, en un memorando que la Federación Sionista de Alemania dirigía al Partido Nazi el 21 de junio de 1933, leemos:
En la fundación del Nuevo Estado, que ha proclamado el principio de la raza, deseamos adaptar nuestra comunidad a las nuevas estructuras... nuestro reconocimiento de la nacionalidad judía nos permite establecer relaciones claras y sinceras con el pueblo alemán y sus realidades nacionales y raciales. Precisamente porque nosotros no queremos subestimar estos principios fundamentales, es por lo que trambién  nos pronunciamos contra los matrimonios mixtos y en favor del mantenimiento de la pureza del grupo judío... Los judíos conscientes de su identidad, en el nombre de los cuales hablamos, pueden encontrar sitio en  la estructura del Estado alemán, pues están libres del resentimiento que los judíos asimilados deben experimentar;... creemos en la posibilidad de relaciones leales entre los judíos conscientes de su comunidad y el Estado alemán. Para alcanzar sus objetivos prácticos, el sionismo espera ser capaz de colaborar incluso con un gobierno fundamentalmente hostil a los judíos... La realización  del sionismo no está molesta más que con por el resentimiento de los judíos en el exterior, contra la orientación alemana actual. La propaganda para el boycot -actualmente dirigida contra Alemania- es, por definición, no sionista... en el caso de que los alemanes aceptaran esta cooperación los sionistas se esforzarían en convencer a los judíos del extranjero a que renunciaran a participar en el boycot contra Alemania (sic) (ibidem).
Pero esta parte nos preocupa ahora menos a los efectos del presente post. El interés sionista en la colaboración con el nazismo no fundamentaría la recíproca, sólo recordar -y los motivos resultan obvios en la época de apogeo del III Reich- que fue mucho mayor por el lado sionista que por el lado nazi. En cualquier caso, según Garaudy: "los dirigentes hitlerianos acogieron favorablemente la orientación de los mandatarios sionistas que, por su preocupación exclusiva por constituir su Estado en Palestina, aunaban sus esfuerzos para desentenderse de los judíos" (ibidem).  ¿TOUT ENTIER ?¿Será Garaudy un "judío con cara de loco" (!gran argumento contra Brenner!)? Pero, ya sabemos qué es lo que pasa: es que el adjetivo TOUT ENTIER (=absolument entier) ha adquirido de repente un sentido restrictivo (=non absolument entier). Se refiere sólo a 1945; y en concreto a los meses de enero y febrero (en marzo ya no podía hablarse de una "política exterior" alemana). Estos dos concretísimos meses designarían el sentido absolutista de "tout entier" en la frase de Faurisson. El III Reich "tout entier" es el III Reich de enero y febrero de 1945 y nada más. Esto es lo que querría decir realmente Faurisson según sus interpretes-seguidores fanáticos y sólo por eso no mentiría conscientemente el investigador negacionista francés al sostener la falacia de un radical e impoluto antisionismo nazi. Pretensión verdaderamente imposible de aceptar sin rendir, a la par, el pensamiento, porque implica que A=no-A. Credo quia absurdum est. 


A lo largo de la historia del presente blog, hemos observado, analizado y criticado este tipo de maniobras en el discurso oligárquico, por ejemplo en orden a eludir las consecuencias de la condena de los genocidios sin excepciones en función de las víctimas o de los victimarios. Ahora encontramos el mismo tipo de fechorías intelectuales entre quienes han -hemos- descubierto las manipulaciones del sistema, pero que de hecho -en su caso- intentan sustituir una verdad política por otra y no una verdad política por una verdad racional.  En el universo de la extrema derecha se ha interiorizado el postulado  de una negación de la racionalidad que se confunde retórica e interesadamente con la legítima crítica del racionalismo y del intelectualismo. Esta es la realidad de la extrema derecha y quien espere algo nuevo y más noble de la presunta inversión antisistémica practicada por los ultraderechistas va listo. Los resultados de una decisión existencial que coloca el poder por encima de la verdad no pueden ser otros que los que son ya se trate del sistema o de la supuesta "alternativa" al sistema. Y, como tenía que suceder, en un debate salen a la luz las opciones existenciales de fondo a poco que hurguemos en las "creencias" (=opiniones, éstas sí) del interlocutor ultraderechista. Tarde o temprano el relativismo del individuo absoluto (Evola) termina aflorando. Y tras él la capacidad de mentir con la misma facilidad que se bebe uno un vaso de agua. Porque, contadas las excepciones de decencia personal irreductible, sólo el ego vale en este mundillo, mas la verdad es algo que el ego no puede controlar, de manera que habrá que pisotearla con toda clase de trampas verbales, falacias, paralogismos, engaños, descalificaciones personales... El perfil de ese ego omnipotente se dibuja sólo entre los fragmentos pulverizados de una verdad hecha añicos para mayor gloria del sujeto delirante, mientras éste aúlla silenciosamente, en el fondo de su alma, que no quiere morir. A fin de cuentas, no otra sería la ideología de los Miguel Serrano, Alberto Buela, Laureano Luna, Julius Evola y el resto de los maestros más o menos declarados del irracionalismo. No se puede esperar "honestidad intelectual hasta las últimas consecuencias" cuando uno se ha entregado, para evitar el sufrimiento personal, a construcciones de autoengaño deliberado como la magia, la religión, el mito... En un último y casi inevitable acto de inconsecuencia, los irracionalistas pretenden "argumentar" su postura y fundamentarla con "razones" que no son y no pueden ser más que sofismas.
  
Podríamos transcribir aquí las decenas de documentos que acreditan los vínculos ideológicos esenciales entre sionismo y nazismo y permiten concluir lo siguiente: la colaboración nazisionista hasta 1941, siendo el objetivo fundamental del nazismo expulsar a los judíos (y no exterminarlos como pretende la propaganda del sistema), no es en absoluto anecdótica, sino la clave interpretativa del siglo XX. Pero por lo que respecta a la documentación básica no vamos a dedicarnos a una tarea puramente mecánica de reproducción o cita de investigaciones completas ya realizadas,  como sería aquí el caso de la de Brenner, pues consideramos que el lector "no irracionalista" está suficientemente capacitado para acudir a esas fuentes y verificarlas por sí mismo. Sea como fuere, podemos afirmar con toda contundencia y la conciencia bien limpia que Faurisson ha mentido en este punto. Guste o no a la dogmática negacionista: eppur si muove! No podemos asegurar cuáles hayan sido los motivos de Faurisson y apuntamos a un deseo de ganarse simpatías entre los pueblos oprimidos, especialmente árabes, a los que Hitler despreciaba. Pero ésta es, sí, una simple hipótesis que no pretendemos haber demostrado. Respecto a la primera mentira de Faurisson, ampliaremos la base documental en una entrada posterior.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Y ahora vendrán a convencernos de que Rosemberg, el ideólogo del partido nazi, compró una "medallita" en los encantes.

Anónimo dijo...

Además de poner en boca de Faurisson lo que le ha venido en gana, vd. también miente.
Por alusiones:
No soy neonazi, en absoluto. Jamás pensé que decirles la verdad les encendiera tanto como para dedicarle una nueva entrada a un “anónimo”.

1ª mentira: “Se nos ha intentado refutar afirmando que Brenner es un judío con cara de loco”. Mentira, no se le ha refutado de esa manera, que capacidad de inventar (o déficit de comprensión lectora, ¿será?) hemos puesto en cuarentena al susodicho señor, con cara de loco y trotskista ANTE TODO por no haber leído su OBRA y después por los antecedentes de continuas MENTIRAS de similares individuos, pero hemos prometido estudiarlo en su momento. ¿Entonces? No hemos pues intentado rebatir nada, pues poner en cuarentena (no tragárselas como un dogma) las conclusiones de un libro no leído es algo normal, mentalmente higiénico.

Parece que vd se lee un libro y considera que a la voz de ar el resto de la humanidad debe leerlo o en su defecto aceptar sus conclusiones sin desconfiar. Permítame PENSAR que por las apariencias, vive vd. un proceso de megalomanía totalitaria si pretende que no dude de ese Sr.

2ª Mentira. Evidentemente, llama vd a quien no le rie las gracias de SU INTERPRETACION de las palabras de Faurisson, nada menos que neonazi, siguiendo al dictado la vieja estrategia Stalinista. Sr. MENTIROSO, servidor no es neonazi, ni de lejos. Mentir, inventar o comprender las cosas como le viene a Vd. en gana es lo que se llama déficit de comprensión lectora, lo que en su caso parece que se ha convertido en un hábito. ¿Me entiende?

Al “Lince”, para su desazón, no se le pasa por la cabeza dudar de la traducción de Garaudy, como no dudó de la de Faurisson, que fue leída por el lince en su versión original. No se ampare en las habilidades de José Luis Jerez Riesco para avalar el sentido ampliado que usted ha dado a la frase de Faurisson, sacando de su contexto, que era la negación de la existencia de un proceso de exterminio (la soha) al que vd le convenía más de la causa Palestina. Le recuerdo que el "oficio" de Faurisson es la negación de la Soah.

Anónimo dijo...

1ª Verdad. Dice vd que: "Nazismo y sionismo no son "lo mismo".
¡Aleluya!
Mire vd., entre nazismo y judaísmo existen algunas coincidencias, y también grandes diferencias. Existen coincidencias aún mayores entre el judaísmo y el cristianismo, el liberalismo o el marxismo, pero no hubo “simpatías” entre ambos, solo intereses. El judaísmo declaró la guerra al nazismo, lo calumnió, puso todas sus fuerzas en el objetivo de su destrucción. El interés pragmático de Hitler en sacarse a la 5ª columna de encima, palidece como insignificante frente a una declaración de guerra del judaísmo no solo ya al nazismo, sino a “los alemanes” como grupo, declaraciones multiples veces realizadas por lideres judíos que son de sobra conocidas. Conviene aclarar siempre en este asunto de las “similitudes” que uno era el reactivo del otro y ya sabemos que lo que reacciona es siempre lo posterior en el tiempo.

Algo de propagandístico tiene que haber en que los medios de “comunicación” ahora se ocupen de exhibir únicamente las coincidencias ("complicidades" en su terminología, "colaboración pragmatica" en la mía) del nazismo con el judaísmo y mantenga un limbo de silencio respecto al resto de coincidencias y complicidades, sin ir más lejos las “complicidades” de la Iglesia católica con el judaísmo, el racismo de las potencias coloniales y del judaísmo y su inquina común de 1400 años de solera contra el "pueblo arabe" al que ambos desprecian todavía en nuestros días.

Alfred Rosenber: poca importancia tienen sus escritos ideológicos ¿de que año? en su pretensión de negar que, tal como dice Faurisson con las evidencias, los documentos de 1944-45 que expresan la voluntad del Reich “tout entier” en solucionar pacificamente la emigración judía excluyendo como destino Palestina.
Y es que vd. parece confundir la postura oficial de un estado en un determinado momento con los escritos de un ideólogo, lo de “oficial” ya no se que decirle a vd. tengo mis dudas. Usted me llama, fruto de su gran objetividad, nazi, pero resulta que desconozco muchas cosas de esa ideología que no es la mía y por eso no he llegado a interesarme en el asunto del nazismo tanto como vd. “El mito del siglo XX” acabo de leer que fue escrito en 1928 y parece que no es una obra “oficial” sino la de un particular (miembro del partido, eso si, como Heidegger por cierto) que estuvo siempre rodeada de polémica, interna (en el partido) y externa. Esta es su objetividad, llamar mayor ideólogo del partido a A. Rosenberg como hacen los líbelos aliados y considerar sus ideas, “santificadas” a pesar de la polémica interna y externa que suscitaron, eran la del Reich “tout entier”. Muy objetivo todo y por tanto, Faurisson miente, claro, los documentos de Himmler en 1944 donde se expresa la política del Reich estaban por debajo de unos textos, privados a fin de cuentas, escritos en 1928. Asistimos pasmados al ejercicio de su lema “la objetividad”.
Posteriormente, usted vuelve a la OBJETIVIDAD con mayúsculas y reconoce que el señor Brenner pone frases en boca de otros cuya citación deja mucho que desear. Muy honesto, he de reconocerle. Aplíquele pues al sr Brenner, como hicimos nosotros a causa de no haber leído su libro y sus obvios antecedentes, el ”beneficio” de la duda a las conclusiones de su venerado escritor (que a su documentación nunca se le objetó nada).

Bueno, sigue usted siendo incapaz de entender lo que significa” tout entier” que para empezar no indica temporalidad, sino la totalidad del estado y se salta la lógica comprensión de un texto cuyo ámbito de discusión son los últimos años de la II GM.
Si usted tuviera decencia y amor a la VERDAD, escribiría a Garaudy para SABER, pero me temo que una vez forzada la ambigüedad de un texto perfectamente claro del que vd extrae como piedra de escándalo una frase aislada, seguirá la estela de los manipuladores de todos los tiempos que citan frases aisladas de la Biblia o el Corán.

Anónimo dijo...

Su conclusión final sería respetable si no fuera porque la “colaboración nazisionista” (que corría paralela a la que parece ya olvidada “confrontación nazisionista”, en la que está demostrado que el sionismo tenía un papel preponderante muy a pesar de las palabras diplomáticas y voluntariosas de un personaje de tercer orden como Eichman) pueda considerarse ni remotamente LA CLAVE INTERPRETACTIVA DEL SIGLO XX. Díganos como es esto posible (nosotros preguntamos a las fuentes, mire vd, pues queremos SABER), pues parecen las palabras de un loco. Puestos apuntar explicaciones psiconaláticas a lo suyo (como vd. hace a las palabras previamente sesgadas de Faurisson), quizás todo se deba el cabreo infantil por haber declarado nosotros como ANECDOTICO dicho colaboracionismo (en relación a la guerra larvada y declarada entre nazismo y sionismo, que va de 1933 a 1945).

ENSPO dijo...

1/ Usted es, en mi opinión, un neonazi, el hecho de que lo niegue no cambia las cosas, más bien es lo que acostumbra a suceder con la mayoría de los neonazis. Usted ha calificado de "loco" a Brenner a partir de una foto, ese es el método de los estalinistas, desacreditar a los oponentes (y disidentes, hasta meterlos en psiquiátricos) cuando sus teorías molestan. Y le recuerdo que el primero en descalificar AD PERSONAM con semejantes enormidades propias de la NKVD fue usted. A los comentarios me remito.

2/ Usted ha pontificado y se ha pronunciado sobre un tema sin conocer la documentación fundamental relativa al asunto (como ahora reconoce), que se encuentra precisamente en el libro de Brenner, y lo ha hecho apelando a la coartada de que Brenner es judío (y tiene cara de loco). Admita que la acusación de judío para refutar un argumento es propia de un neonazi. Pero quizá me he equivocado, la de loco es una acusación propia de un estalinista, o sea que tal vez sea usted mejor un cruce entre nazi y estalinista. Le felicito, se trata de una nueva especie de impostor que supera a todas las anteriores.

2/ Se puede cuestionar una interpretación, desde luego, pero la base documental, que no se limita a Rosenberg como usted pretende, sino a testimonios de muchos otros dirigentes nazis, tiene carácter determinante, cualquiera que sea la exégesis de Brenner (la cual, por cierto, nosotros no compartimos). Dichos documentos, a menos que se trate de puras falsificaciones, bastaban para fundamentar la afirmación de que Faurisson miente.

3/ Según usted, afirmar que la clave para comprender el siglo XX son los vínculos entre nazismo y sionismo es cosa de locos, otra gran refutación característica de su estilo de "razonar", Brenner tiene cara de loco, esta tesis es cosa de locos... !Todo muy riguroso! Y además de un nivel ético, subrayémosolo una vez más, propio de la policía política estalinista.

4/ La expresión tout entier, en el texto de Faurisson, se refiere a la política exterior del III Reich respecto del sionismo, por lo tanto a dicha política en su conjunto. No hay otra lectura posible con el diccionario y la sintaxis en la mano.

5/ Cualquier persona dotada de una comprensión lectora normal, lo que no es su caso, habría entendido que si Faurisson se refiriera SÓLO a la política del III Reich en enero de 1945, no habría empleado el vocablo "tout entier", sino que habría precisado que esa era la política del III Reich al final de la guerra, pero que antes había Hitler desarrollado otras políticas, no sólo distintas, sino opuestas. Tout entier significa TODO ENTERO y es categórico, no tiene sentido excluyente sino incluyente. Luego se refiere a la política exterior del III Reich respecto del sionismo "toda entera"...

¿Sabe leer? No. Usted no nabe leer porque retuerce el sentido y la realidad para que se adapten a sus intereses del momento. Le recuerdo que fue usted quien admitió la posibilidad de cambiar de principios según convenga, y también reduce toda conclusión (¿excepto la suya?) a opiniones, lo que le convierte en un relativista ético y epistemológico. Seguramente procede usted de la escuela evoliana.

Lo lamento, pero usted no es capaz de debatir con normalidad y va acusando de locos a todos los que no comparten sus invenciones gramaticales, según las cuales tout entier significa lo contrario de lo que pone en cualquier diccionario. Visto esto, renunciamos a seguir perdiendo el tiempo en semejante pelea. Le remito a la enseñanza elemental para que actualice sus conocimientos de interpretación textual. Nosotros hace ya unos cuantos añitos que obtuvimos el certificado universitario de suficiencia investigadora.

Anónimo dijo...

"Nuestros camaradas y los miembros de las organizaciones amigas deben continuamente avergonzar, desacreditar y degradar a nuestros críticos. Cuando los obstruccionistas se vuelvan demasiado irritantes hay que etiquetarlos como fascistas o nazis. Esta asociación de ideas, después de las suficientes repeticiones, acabará siendo una realidad en la conciencia de la gente".

Comunicado del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética del año 1943, dirigido a todos sus afiliados.

Anónimo dijo...

Puede que tenga vd. titulación académica, lo que hoy en día en España no es decir gran cosa, pero resulta evidente que vd. ha hecho caballo de batalla de una frase de Faurisson descontextualizada, y con ello se ha atrevido a llamar mentiroso a un anciano que ha ganado todos los juicios que le han inteerpuesto (muchos) por falsedad. Es decir, que vd. airea una frase de Faurisson sin importarle el contexto temporal en que la misma está inscrita. Algo miserable. Como ya le dije antes, este es el sistema que usan habitualmente los manipuladores, especialmente los islamófobos y entre estos la maestría reside entre los que pertenecen a la secta de los cristianos sionistas.

Como seguramente aplaudiría Stalin: calumnia, que algo queda.

ENSPO dijo...

Ahora nos acusa de islamófobos. Todo porque hemos osado "criticar" a Faurisson. Nadie que siga este blog, y basta leer los últimos posts sobre el sionismo catalán, se puede creer eso. Nos hemos tragado la acusación, lanzada de buenas a primeras, de que nosotros difamamos a un anciano de 90 años, pero las imputaciones de delito no se las vamos a consentir. Primer y último aviso.

En cuanto al contexto, precisamente es el contexto de la frase el que permite afirmar que Faurisson miente. No hay interpretación sin contexto, y tout entier significa lo que significa en un contexto determinado, la política exterior del III Reich respecto del sionismo. Hemos DEMOSTRADO que la pretensión de Faurisson es fraudulenta y quizá motivada por su afán de ganarse las simpatías de sectores islámicos.

Al acusarnos de islamófobos, usted mismo acaba de confesarse.

Anónimo dijo...

Te olvidas, ENSPO, de las acusaciones de paranoia y otros insultos que ha vertido este loco, cuando ha sido él quien ha empezado a hacer juicios de intenciones sobre una presunta campaña para difamar a Faurisson emprendida por Farerrons para "hacerse perdonar" no se sabe qué. Desde luego, si alguien ha actuado aquí como un paranoico viendo fantasmas donde no existe más que un interés por la verdad, ha sido el que acusa de paranoico a quienes no comparten su adoración acrítica por Faurisson. Estamos ante un auténtico perturbado mental. Propongo no hacerle ya ningún caso, ENSPO.

LA IZQUIERDA DEL TERCER MILENIO dijo...

Para mí no cabe la menor duda de que con sus afirmaciones sobre la política propalestina del III Reich Faurisson está tratando de ganarse las simpatías árabes. Utilizar la expresión "tout entier" para referirse a esa política sin más matices, habiendo lo que hay, es engañar, es hacer propaganda. Y no es la primera vez que Faurisson incurre en la mentira, el propio Nolte se lo reprocha de alguna manera en relación con su pretensión de que Hitler no ordenó ni toleró el asesinato de nadie por moitivos de raza o religión. ESTO ES UNA FALSEDAD CLAMOROSA Y CONSCIENTE. El blog ha acertado completamente al posicionarse sobre el tema. No olvidemos que el difamador que opera como anónimo está justificando el asesinato de niños bajo la coartada de lucha antipartisana, con eso ya se retrata como el neonazi que es.

Anónimo dijo...

""Nuestros camaradas y los miembros de las organizaciones amigas deben continuamente avergonzar, desacreditar y degradar a nuestros críticos. Cuando los obstruccionistas se vuelvan demasiado irritantes hay que etiquetarlos como fascistas o nazis. Esta asociación de ideas, después de las suficientes repeticiones, acabará siendo una realidad en la conciencia de la gente".

Comunicado del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética del año 1943, dirigido a todos sus afiliados.

10:29 AM"


Esto sí que es paranoia. Comunistas, islamófobos, este tarado os ha acusado de todo, para este tipo el blog es una conspiración para difamar a Faurisson, justo este blog, uno de los más beligerantes con el sionismo que se pueden encontrar en la red en todo el mundo. Está enfermo. Ni caso.

LA IZQUIERDA DEL TERCER MILENIO dijo...

¿Va a negar haber afirmado que los PRINCIPIOS se cambian cuando conviene? ¿Va a negar que, en medio de la discusión sobre la frase de Faurisson, ha sido el primero en apelar a supuestas intenciones de linchar a un anciano o desacreditarlo como las auténticas motivaciones del blog? Esto no lo puede negar, todos los que hemos asistido al debate, aunque no hayamos intervenido, hemos visto lo que ha sucedido y ahí quedan los comentarios para demostrarlo, a menos que ahora se dedique a borrarlos. O sea que recomiendo que se guarden y se añadan a la documental, sobre todo las delirantes acusaciones de paranoia, conspiración, linchamiento de ancianos honorables, islamofobia, filocomunismo... !y este tarado va acusando de paranoia!

ENSPO dijo...

No olvidemos que Brenner tiene cara de loco, es trotskysta, judío, con lo que la base documental que aporta en su libro debe de ser falsa...

Todos los que contradicen a este energúmeno son locos o sospechosos de locura, y esto lo dice basándose en "la cara" o en los posts de un debate de internet...

!Y luego justifica el asesinato de niños!

Anónimo dijo...

Menudo hijo de puta, "problemas de comprensión lectora", paranoia, conspuración para difamar, islamofobia, filocomunismo... !Y este tipejo defiende la honorabilidad de Faurisson! Si éstos son los seguidores de Faurisson, entonces un indicio más de que Faurisson manipula cuando le conviene. !Por sus frutos les conoceréis!

Anónimo dijo...

Vds tienen mala memoria. Los que han empezado a insultar (y siguen) son vds. Sus insultos ha alcanzado todo el espectro y les he repondido, empezando por sus ataques a Faurisson, un anciano, sus poderes freudianos para analizar intenciones y motivaciones y se ve que les pica que les paguen con su misma moneda. Y por supuesto nunca he apoyado el asesinato de niños, pero en fin, vds. lo terjiversan todo.
Y me atribuyen frases de otros anónimos.
Sigan sin preguntarle a Faurisson, idea que no fue mía y que cualquiera mínimamente bienintencionado y dialogante hubiera aceptado.

Anónimo dijo...

YA nos explicaran porqué la colaboración (y no la confrontación)sionazi es "la clave interpretativa del siglo XX".

Su histrionismo es simplemente alucinante.

ENSPO dijo...

Claro, ahora resulta que los primeros insultos no son suyos. Y encima nos viene a encolomar el freudismo (que se suma al comunismo, la islamofobia, la paranoia, las deficiencias de comprensión lectora, la conspiración a efectos de vejar a un anciano...), como si para verificar la existencia de una mentira consciente no bastara la evidencia documental y necesitáramos de un psicoanálisis (que, por cierto, a usted no le ha hecho ninguna falta a la hora de abrumar a sus interlocutores con delirantes diagnósticos psiquiátricos que le vienen muy bien para llenar sus vacíos argumentales). En cuanto a la alianza nazisionista como filón interpretativo del siglo XX, la cosa llegará en su momento, cuando se publique el libro "La manipulación de los indignados". Pero no creo que estos temas deban importarle, dado el "nivelazo" intelectual y moral en el que usted se "maneja". Vuelva a su piara evoliana habitual y déjenos en paz, señor difamador. Aquí estaremos más tranquilos sin gentuza como usted.

ENSPO dijo...

Fragmento de una conversación de FB entre Laia S. y John (No soy nadie)el 17 de mayo de 2012:

"Laia S.: un partido como el amanecer dorado, no convence más q a 4 gatos no puedes intentar vender el nazismo o el fascismo.

17 de mayo
No Soy Nadie (John): porque no tiene liderazgo, estás equivocada.

17 de mayo
Laia S.: eso es mentira es xk el nazismo, propiamente dicho está muerto nadie va a quererlo la idea alternativa real es la de jaume (farrerons)

17 de mayo
No Soy Nadie (John): cómo va a estar muerto el nazismo
si la solución a la crisis es el nazismo? cómo va a estar muerto el nazismo si el judio gobierna el mundo, ha destruido el arte, la pintura, ha convertido la economia en una irrealidad de especulación
y la ciencia está corrompida por el judaismo, europa es una parcela judia, es que dices cada cosa laia, si está muerto, por qué la prensa muindial cada dia hace articulos recordando lo asesino o marica que era Hitler? a quien coño le interesa hitler si murió hace 70 años? no te das cuenta que el sistema trabaja incansabemente en demonizar al nazismo porque tiene miedo de que surja de nuevo como una explosión? ves como tienes muchas ideas que son implantadas por los judios?"

Hasta aquí la conversación, que no publicamos en su integridad por motivos de privacidad.

ENSPO dijo...

Es evidente cuál es la ideología/estrategia de John y también que ha tratado de engañar a todos los usuarios del blog con sus difamaciones.

Esta conversación fue enviada por el propio John a Jaume Farrerons. PODEMOS PROBARLO.

Se conserva el correo e-mail de 1 de junio de 2012 con fines exculpatorios sobre otros temas, pero constituye la prueba del neo-nazismo, sincero o inductor, de John.

Los intentos de convertir la INTRA en una versión local de Amanecer Dorado, las propuestas de acciones ilegales, además de las actuaciones sospechosas ya mencionadas entorno a Laia S., determinan la expulsión de este personaje. Su venganza es la campaña difamatoria en nuestro blog que, por lo que empieza a verse, le ha salido muy mal al muchacho, porque se trata, creemos, de un pobre perturbado mental que quizá necesitaba dinero y ha sido usado por la policía como agente provocador para desacreditar el intento de un partido político social-patriótico de izquierdas.

Esta sería la tercera maniobra, en un año, para desestabilizar a la izquierda nacional española por parte de submarinos del sistema desde el clamoroso caso Laureano Luna / David Junco en 2010.

Anónimo dijo...

Bueno, quizás la dificultad a la hora de interpretar la dichosa frase no estribe sólo para algunos en "tout entier" o "tout au long" sino también en el concepto "3er. Reich" que creo yo puede no ser suficientemente comprendido hoy en día en nuestros intoxicados i endebles intelectos. Así, no sé si quizás en el futuro pueda usted considerar oportuno hacer una aclaración sobre el concepto de "Reich" y la forma en que era originalmente entendido así como en el contexto de la Alemania nazi en contraposición a las ideas veteromodernas de "gobierno" o "estado" según las cuales lo interpretaríammos hoy día.
Gracias de nuevo por el blog y su incalculable labor.

ENSPO dijo...

Aquí no somos maestros en comprensión lectora y también nos podemos equivocar, de hecho hemos rectificado errores y hay una nota colgada hace años animando a los usuarios a CORREGIRNOS cada vez que metamos la pata, cosa muy posible dado que no somos profesionales a tiempo completo y muchas veces andamos cortos de fuerzas para examinar infinidad de temas y detalles complejísimos.

Pero en ESTE caso tenemos muy claro que Faurisson ha jugado con una ambigüedad que equivale a un fraude (por motivaciones políticas). Las razones ya se han expuesto.

En cuanto al concepto que los alemanes tenían de "Reich", traducido habitualmente por imperio, no creo que fuera relevante para aclarar el caso, pues la frase es de Faurisson y en el contexto se refiere a la política exterior de Alemania en materia de sionismo. No va más allá.

Aunque Reich no equivalga a "gobierno", sino a algo más complejo, "tout entier" aplicado a tales profundidaes sólo añadiría contundencia y unanimidad mayor todavía a una postura antisionista que, por lo que sabemos, lo fue todo menos unánime y por razones no anecdóticas, sino profundísimas: el cristianismo alemán, agravado por el protestantismo verterotestamentario de la tradición reformista luterana. ¿De verdad se puede pensar que este factor enorme no influyó en las pautas de conducta, tanto antisemitas como filosionistas, del nazismo?

De todas formas, tiene razón usted en que "Reich" no significa "Estado" para los nazis, mucho menos "gobierno"; y que se trata de un tema interesantísimo e importante para analizar, pues de hecho sigue siendo cierto lo que dijo Marx: que el Estado no es más que un consejo de administración de la alta burguesía. La clave del asunto está en las nociones de autoridad y poder. Prometemos abordar el asunto cuando se hayan aclarado otros, previos, sobre el fascismo "en general" que ahora tienen prioridad.

ENSPO dijo...

Le aseguro, por otro lado, que la crítica a Faurisson no ha sido gratuita, sino necesaria para mantener la integridad del proyecto que este blog representa y que los primeros en hacer un sacrificio de tipo "sentimental" (que llevaba mucho tiempo pendiente por esas razones) hemos sido nosotros mismos.

Jackobs dijo...

Coincido con el último comentario, es esencial esclarecer si F ha mentido o no para ganar la simpatía del mundo islàmico. Cabe tener en consideración la enorme resposabilidad del blog al pretender ver en la relación ns-sionismo la clave interpretativa de nuestra realidad. En este sentido forma parte de nuestra responsabilidad ineludible el determinar si las relaciones pols entre esos dos poderes fueron puntuales y meramente pragmáticas o si de verdad existe algo de mayor calado q se nos ha venido ocultando. Como es habitual en mi, a pesar de haver contrastado todas las fuentes q ha sido posible consultar, todavía sigo siendo incapaz de llegar a una conclusión satisfactoria al respecto. Puedo decir q he encontrado argumentos sólidos tanto en un sentido como en el contrario, pienso q sería muy interesante abrir un post únicamente dedicado a este tema pues todos nos esforzaríamos a enriquezerlo con nuestras aportaciones. A fin de cuentas lo q en definitiva nos une es el estudio desapasionado de la verdad por bien q a veces como es natural pues somos seres humanos, nuestro ego nos conduce a preferir victorias pírricas/teatrales... Es por eso q me veo en la obligación de hacer un llamado a la cordura y recordar a los presentes la enorme responsabilidad q recae sobre nuestros hombros, hemos llegado a un punto ( con el art. sobre la segunda mentira de F) en q ya no podemos eludir abordar cual fue realmente el alcance de la relación ns-sionismo.

Jackobs dijo...

Yo soy capaz de probar q determinados grupos financieros Js prestaron ayuda económica importante al movimiento ns, antes de la llegada de H al poder. También puedo probar documentalmente q dentro del sionismo existía una voluntad prioritaria en la creación del estado J, cuando la defino como prioritaria me refiero a q se encontraba incluso por encima de consideraciones humanitarias hacia su propio pueblo. En este sentido: “It is essential that the sufferings of Jews. . . become worse. . . this will assist in realization of our plans. . .I have an excellent idea. . . I shall induce anti-semites to liquidate Jewish wealth. . . The anti-semites will assist us thereby in that they will strengthen the persecution and oppression of Jews. The anti-semites shall be our best friends”. (Diario de T Herzl, Part I, pp. 16)..." So anti-Semitism, which is a deeply imbedded force in the subconscious mind of the masses, will not harm the Jews. I actually find it to be advantageous to building the Jewish character, education by the masses that will lead to assimilation. This education can only happen through suffering, and the Jews will adapt."(p. 68 of Part I). Siguiendo esta linea Jacob Klatzkin, the second of two political Zionist ideologists in Germany declara en 1921 ( mas de 10 años antes de la llegada del ns al poder): " “We Jews are aliens… a foreign people in your midst and we… wish to stay that way. A Jew can never be a loyal German; whoever calls the foreign land his Fatherland is a traitor to the Jewish people“. A santo de q vienen esas declaraciones en un país donde practicamente la asimilación es completa? Se busca de verdad un plan maquiavélico q pretende resucitar el antisemitismo? Parecería pues q Streicher dijó la verdad durante su juicio en Nürberg: “I did no more than what the leading Zionists had been saying”. Historiadores de reconocido prestigio (Nolte) nos han demostrado como más hallá de cualquier duda razonable el ns fue reactivo. Durante la WWII algunas organizaciones sionistas buscaron claramente una alianza con el ns con vistas a su establecimiento en Palestina: ""The establishment of the historical Jewish state on a national and totalitarian basis and bound by a treaty with the German Reich would be in the interests of strengthening the future German position of power in the Near East ... The NMO in Palestine offers to take an active part in the war on Germany's side ... The cooperation of the Israeli freedom movement would also be in line with one of the recent speeches of the German Reich Chancellor, in which Herr Hitler stressed that any combination and any alliance would be entered into in order to isolate England and defeat it." (Palabras de Yitzchak Shamir dirigente de la sección Lehi del conocido Begin’s Irgun). El mismo Ben Gurión declaró en 1938:"If I knew it was possible to save all the children in Germany by taking them to England, and only half of the children by taking them to Eretz Israel, I would choose the second solution. For we must take into account not only the lives of these children but also the history of the people of Israel." Por otro lado conocida es la frase de Yitzchak Greenbaum: “one cow in Palestine was worth more than all the Jews in Poland.” Todo apunta a q un acuerdo tácito, incluso previo al ns, en la dirección de crear la idea q los Js no quieren o pueden vivir de forma acorde a las elementales reglas de conviviencia en ninguna sociedad civilizada, entendiendo en consonancia con ello q su emigración-deportación es un objetivo favorable pues se traducirá en beneficios. En este sentido la existencia de un estado J (Madagascar/Palestina) se presenta como algo positivo pues erradicará el problema de la esfera occidental y vendrá a demostrar esa supuesta fama parasitaria de inutilidad y ruina q se atribuye a ese colectivo. Os animo a reflexionar sobre el origen de estas ideas (anteriores a la publicación del MK de H), cúal fue su origen?

Jackobs dijo...

A mayor abundamiento citare un informe del rabino Klaussner, en la Jewish American Conference on May 2nd, 1948 al respecto de las personas desplazadas (refugiados) de la WWII :"I am convinced people must be forced to go to Palestine...For them, an American dollar appears as the highest of goals. By the word "force", I am suggesting a programme. It served for the evacuation of the Jews in Poland, and in the history of the 'Exodus'... To apply this programme we must, instead of providing 'displaced persons' with comfort, create the greatest possible discomfort for them...At a second stage, a procedure calling upon the Haganah to harass the Jews." Parecería así q ante esas dificultades q se pretende crear ex novo se ofrece la salida hacia Palestina como un cielo en la tierra donde todos los Js perseguidos pueden vivir en par y harmonia, se habla ya del “natural home” , del "hogar nacional J".
Por otro lado también es cierto q existió una pol ns en favor de los intereses del mundo islámico (Carlos Caballero ha escrito un libro muy interesante al respecto) hasta el punto de sostener militarmente a Irak o de crear divisiones enteras en el caso de los musulmanes bosnios, existen ademas numerosas citas sobradamente conocidas del mismo H en las q expresa su admiración por el Islam y la civilización árabe en general. Luego tenemos estos acuerdos/tomas de contacto con los aliados del final de la guerra por parte del Reichführer donde queda clara su voluntad de favorecer a la causa palestina. Pienso (esa es la opinion de historiadores como Irving) q en esas fechas tan tardías el Reichführer actuaba bajo su propia responsabilidad personal aprovechándose de la ámplia autonomía q le había sido concedida y q es muy posible q esa no fuera la política oficial del Reich sinó únicamente su proceder. Podría traer a colación pej un acuerdo puramente económico, a todas luces alta traicion, donde se intercambió la vida de cada j por unos 1000 usd, transportndo el tren en cuestión con sus cerca de 1500 prisioneros hasta la frontera suiza. Cabe tener en cuenta además q dentro del ns existió una evolución ideológica q fundamentalmente se produjó dentro del seno de las wss. Así pues, se pasó de postulados cláramente racistas y excluyentes a aceptar practicamente a todo el mundo (latinos/eslavos/semitas/orientales...) q compartiera la necesidad de la lucha común y estuviera en disposición de defenderla con las armas en la mano. Personalmente no se si eso fue consecuencia de puro pragmatismo o ciertamente de una evolución política. Sin embargo lo q si q vengo a afirmar es q ese fenómeno en mi opinión no se produjo jamás en H o en caso de producirse lo hizo tan tardíamente q no tuvo ya ningún efecto práctico en el seguimiento de la guerra. H siempre fue un ultranacionalista alemán q como es natural compartía los prejuicios europeos habituales de su época, incluso en el MK podemos leer duros reproches hacia Francia. Siempre confió en las autoridades de pre-guerra antes de dar alas a grupos NR (El caso de Rumanía es el más esclarecedor Antonescu vs La guardia de Hierro) y por encima de todo conservó un gran respeto hacia el marco político establecido (UK-Iglesia Católica) pues él veía su función como la de un restaurador más q la de un revolucionario.

Jackobs dijo...

http://www.jewsagainstzionism.com/antisemitism/holocaust/gedalyaLiebermann.cfm