en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados

viernes, junio 05, 2015

El mayor genocidio de la historia (1). Los campos del Rhin

En las fotos, niños alemanes asesinados en 1944 en el pueblo de Nemmersdorf. Antes de morir eran en muchos casos violados por las tropas soviéticas.















LA VERDAD VA SALIENDO A LA LUZ

No nos referimos a las bajas sufridas en el frente bélico por el ejército alemán (relativamente pocas y la mayoría debidas a las inclemencias del clima ruso), sino a víctimas civiles, o militares pero de prisioneros ya desarmados. Hace unos meses hablábamos de millones y algunos se sorprendieron porque hasta ahora, al parecer, nadie se había dedicado a computar en una sola cifra el número de los alemanes exterminados ilegalmente de diferentes maneras. Por ejemplo, estaban las víctimas de los bombardeos crematorios contra civiles, por un lado, y las mujeres que habían fallecido a causa de las repetidas violaciones, por otro; los civiles muertos en campos de concentración dirigidos por ex reclusos (que se organizaron en la posguerra como forma de venganza colectiva), por un lado, y los soldados caídos en dependencias bajo administración soviética, pero también francesa y norteamericana, por otro; estaban las víctimas mortales de entre los expulsados de las provincias alemanas del Este, por un lado, pero también los asesinados entre las minorías alemanas centroeuropeas, por otro; estaban las víctimas de las hambrunas planificadas por los aliados, remedo del plan Morgenthau, por un lado, y las víctimas de la violencia pura y dura, por otro. Etcétera. Nosotros nos limitamos a sumar, sumar y sumar: nuestros ojos no daban crédito a lo que veían. Si entonces calculamos media decena de millones, hoy podemos afirmar que la cifra se ha más que duplicado, alcanzando alrededor de los 13 millones. Estamos confeccionando una lista bibliográfica y nuestra intención es presentar un documento ante Amnistía Internacional para que, al menos, se empiece a reconocer el hecho en toda su macabra dimensión. Dudo que nos hagan caso, pero con el dígito "13 millones", el alemán constituye el mayor etnicidio de la historia moderna. Si a este hecho sumamos los 100 millones de víctimas del comunismo marxista, en su mayor parte personas acusadas de "fascistas", parece que la cuestión de los derechos humanos da un giro de trescientos sesenta grados y quienes deben ahora sentarse en el banquillo de los acusados son los sedicentes "antifascistas". Este dato no puede dejar de afectar a los actuales herederos de Churchill, Roosevelt y Stalin: son los corruptos e incompetentes políticos del sistema actual, acostumbrados a considerarse a sí mismos la encarnación de la democracia, a pesar de lo cual han ocultado tales atrocidades cósmicas para lograr su ensordecimiento mediático e impunidad legal. Un delito con un nombre: obstrucción a la justicia, encubrimiento, banalización y justificación del genocidio. Tienen que pagar por ello y, a la larga, conseguiremos que reciban lo que se merecen como los delincuentes que son. Queremos que impere la ley democrática y si en Nüremberg se aplicó la pena de muerte a los criminales nazis, habrá que tener en cuenta este hecho a la hora de ajusticiar a los cómplices de los genocidios olvidados e impunes de la causa "humanista". Recordémoslo: el delito de genocidio no prescribe y los SS son juzgados con 90 de edad años si es necesario. Tarde o temprano, el destino alcanzará a los responsables del bando triunfador.

http://www.adecaf.com/geno/hiro/hiro/campos/camps.html

GENOCIDIO CONTRA LOS ALEMANES

Hemos de emplear esta expresión, poco ortodoxa gramaticalmente, porque si habláramos de genocidio u holocausto alemán, el lector entendería que nos referimos a la Shoah. Debe quedar claro, por otro lado, que aquí pretendemos promover una defensa de la verdad y de ciertos principios jurídicos garantes de la civilización, no del nazismo, lo que implica que aceptamos la existencia de unos deberes del ser racional, los cuales tienen como contrapartida unos derechos correlativos. Por este motivo hablamos de deberes y derechos fundamentales, que preferimos a la fórmula "derechos humanos" porque se aplicarían a cualquier especie viva del universo, humana o no, capaz de comprender y experimentar la verdad. Este planteamiento coincide parcialmente con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual consideramos una expresión limitada (y harto manipulada) de tal ideario ético-jurídico, pero suficiente para llevar ante la justicia a los perpetradores, justificadores, banalizadores  y negadores del genocidio alemán (y del resto de los crímenes de lesa humanidad actualmente ignorados por infames motivaciones ideológicas ajenas al derecho).

Militares prisioneros asesinados

Empecemos con los soldados alemanes que cayeron en manos de los norteamericanos y de los franceses. A pesar de que Alemania respetó en general la Convención de Ginebra con las tropas apresadas de esas nacionalidades, Francia y EE. UU. no actuaron a la recíproca, provocando con ello la muerte por hambre, enfermedades o asesinato de un millón de soldados ya desarmados. El clásico sobre este tema es la obra  Other Losses, del periodista canadiense James Bacque (Fenn Publishing Book, Bolton, Ontario, Canadá, 1999).

http://ametralladora.blogia.com/2010/042601-los-campos-del-rhin.-el-destino-de-los-prisioneros-alemanes-en-manos-norteameric.php

En el caso de los soldados alemanes que cayeron prisioneros de los soviéticos, las cifras son más confusas y, además, el carácter brutal del frente del Este, que llevó a ignorar la Convención de Ginebra por parte de los dos bandos (con idéntica responsabilidad política, siendo así que la URSS se negó a sumarse a la dicha convención, pero a posteriori sugirió a Alemania que se respetaran sus normas, propuesta que no obtuvo respuesta por parte del gobierno alemán) muestra un panorama tan caótico como desolador. Sin embargo, constituye una ingenuidad imperdonable pensar que si los alemanes hubieran acatado las normas humanitarias con los soldados del Ejército Rojo prisioneros, luego Moscú hubiera actuado en justa correspondencia. El régimen comunista era genocida ya mucho antes de la llegada al poder de Hitler y, no habiendo respetado los derechos humanos de sus propios compatriotas, difícilmente podía esperarse que lo hiciera con los miembros de un ejército extranjero, y encima agresor. Además, si países "democráticos" como Francia o EE.UU. masacraron a los prisioneros alemanes, ¿qué no iban a hacer las autoridades de una dictadura totalitaria con unos invasores calificados además de fascistas, principal tipo penal conducente al Gulag? En efecto, según la legislación vigente en Rusia, todos los soldados alemanes eran criminales por el simple hecho de vestir el uniforme de la WehrmachtEn consecuencia, los  millones de prisioneros alemanes exterminados por los soviéticos no se pueden banalizar poniéndolos en la cuenta de una "comprensible venganza": este crimen representó la forma de actuar habitual e inherente al régimen comunista, circunstancia que llevó erróneamente a los alemanes a no respetar los derechos fundamentales de prisioneros rusos (contando con lo que les iba a pasar a los suyos cuando cayeran en manos de Stalin). El trato dado a los prisioneros rusos por parte de los alemanes fue, en definitiva, abominable y carente de cualquier justificación jurídica o moral. De ahí que las autoridades soviéticas puedan apelar tácitamente a este hecho para hacer más "comprensible" su propia masacre.

Las fuentes oficiales hablan de 3.000.000 de alemanes retenidos por la URSS, de los cuales 475.000 aproximadamente perecerían en los campos de concentración siberianos. Sin embargo, el centro de recepción de ex prisioneros de guerra alemanes en el Este sólo contabiliza en la posguerra 1.200.000 retornos, lo que deja abierta la interrogante sobre dos millones de estos soldados desaparecidos, de los cuales únicamente cabe sospechar lo que les sucedió.

Sobre el número de prisioneros en total:

http://es.wikipedia.org/wiki/Prisionero_de_guerra

Sobre los retornos:

http://de.wikipedia.org/wiki/Heimkehrerlager_Gronenfelde#Zahlen_der_Heimkehrer

Parece evidente que si el número de prisioneros rebasaba los 3,2 millones y en la posguerra sólo volvieron 1,2 millones, el número de bajas no puede ser de 474.967 personas, como se pretende. ¿Qué pasa con los demás? Las cifras oficiales amparan descaradamente la sombría causa de los vencedores, quienes tampoco reconocen en los campos de concentración norteamericanos y franceses (auténticos antros de exterminio) cifras de pérdidas alemanas que vayan más allá de las 5.000 víctimas. Los asesinos han ocultado su crimen y han podido hacerlo porque, ¿quién se preocuparía por los alemanes o los fascistas y, encima, por unos alemanes que, además, eran fascistas? El control que el poder oligárquico ejerce sobre los ciudadanos occidentales es tan completo, que sólo muy tardíamente, es decir, sesenta años después de la ominosa masacre, se han empezado a plantear algunas preguntas incómodas. Nosotros nos limitamos a reconstruir los hechos y a juntar piezas de convicción tomadas de aquí y de allá, de manera dispersa, llevando la evidencia resultante de la tremenda criminalidad aliada hasta sus últimas consecuencias.

Las inhumanas condiciones de los campos aliados
para prisioneros alemanes son evidentes.
Excepción hecha del singular caso ruso,  aquéllo que, en efecto, conviene subrayar aquí, es que el régimen nacionalsocialista, una dictadura supuestamente identificada con la más absoluta inhumanidad, respetó los derechos humanos de los prisioneros aliados occidentales que sobre el papel se adherían  la Convención de Ginebra, mientras que, por el contrario, fueron los representantes "democráticos" de la cruzada contra el "fascismo" quienes exterminaron a los prisioneros bajo su custodia, vulnerando así los principios humanitarios que decían defender y que, según la propaganda actual, justificaron la causa aliada como una "buena" guerra. Este dato resulta decisivo y constituye a estas alturas el punto de partida de toda consideración retrospectiva sobre el "fascismo". Teniendo siempre presentes hechos similares, hay que juzgar los restantes crímenes contra la humanidad perpetrados por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial como partes de un acto intencional unitario enderezado a la aniquilación total de Prusia y a la amputación étnico-territorial del pueblo alemán.

Una reflexión sobre los campos franceses y americanos

En este caso se llegó al extremo del genocidio con los prisioneros alemanes, de los que según Bacque, en la posguerra los franceses y los americanos exterminaron en masa a base de hambre, hacinamiento, explotación y maltrato (Bacque, p. 87):

Captain Julien thought as he walked gingerly over de scarred terrain among the living dead in the former American camp, “This is just like Buchenwald and Dachau”.

 Las cifras oficiales reducen las víctimas alemanas en campos franceses a 21.000 personas, pero incluso Macdonough, en el caso de los campos americanos, acepta que tales cuantías han sido minimizadas y propone un total de 100.000 muertos. Según Bacque, esta cifra habría que elevarla a 800.000 como mínimo. En los campos rusos habrían sido exterminados, por otro lado, como sabemos, unos 1,5 millones de soldados alemanes desarmados. Ahora bien, aunque, como hemos señalado y lamentado, el trato dado por Alemania a los prisioneros rusos nunca respetó los principios de la Convención de Ginebra, que la URSS se había negado a firmar y era recíproco en el frente oriental, Macdonough aclara que esto “no puede afirmarse en el caso de los prisioneros occidentales” (franceses, ingleses y americanos). En efecto, los alemanes habrían actuado de forma extremadamente correcta con los prisioneros de países firmantes de dicha convención (Macdonough, p. 594):

De hecho, el juicio de Malmedy contra los acusados de haber masacrado a soldados estadounidenses durante la batalla de las Ardenas así como la búsqueda de los asesinos de cincuenta aviadores británicos que habían intervenido en la gran evasión de un campo de prisioneros de guerra en Silesia, son ejemplos evidentes de lo insólito que era que los alemanes maltrataran a prisioneros americanos y británicos. El hecho de que los americanos procesaran de forma tan implacable a los autores de la muerte de un centenar, aproximadamente, de soldados, mientras permitían que cuarenta mil soldados alemanes murieran de hambre y abandono en los lodazales del Rin, fue un acto inconcebible de hipocresía.

 
Por lo demás, somos conscientes de que las cifras de Bacque han sido muy criticadas, llegando incluso al insulto en el caso del historiador Arthur L. Smith. Véase si no cómo trata Smith a Bacque en su obra de respuesta a la traducción alemana de Other losses (Otras pérdidas):

Zu den useligen Aspekten des modernen Publikationswesens gehört die Fähigkeit von Autoren und Verlagen, Bücher mit sensationellen Thesen oder Behaupten auf den Markt zu werfen, ohne sich dabei im geringsten um eine angemessene Quellengrundlage für die aufgestellte Behauptung zu scheren. Unter einem provokantel Titel, der auf das deustsche Publikum berechnet ist und sich vom englischen Titel („Other losses“) erheblich unterscheidet, bietet „Der geplante Tod“ mit dem Anspruch, historische Wahrheit zu beschreiben, eine absurde These. James Bacque rühmt sich, für seine ridikülen Behauptungen „neue“ Beweise gefunden zu haben. Tatsächlich hat er nicht nur nichts Neues endeckt, sondern nicht einen einzigen Blick auf die umfangreichen Quellenbestände verschwendet, die sich im Koblenzer Bundesarchiv befinden. Wie könnte er auch, ist er doch nicht in der Lage, Texte in deutscher Sprache zu lesen! Auch hätte eine Beschäftigung mit den Quellen ihn und seinen Verlag die „Geheimnisse“ und die Schlussfolderungen gekostet, die sich so gut verkaufen liessen. [1]

 
Smith acusa a Bacque de buscar un título provocativo a la medida del público alemán para una obra sensacionalista que sólo contiene afirmaciones ridículas (ridikülen Behauptungen); insinúa incluso, Smith, en su acceso de ira, la existencia de una estafa intelectual, siendo así que Bacque habría prometido a sus lectores la publicación de nuevas pruebas en la edición alemana, pero ni siquiera sería capaz de examinar las fuentes del caso, pues desconoce el idioma alemán. Tanta virulencia, capaz de cometer injuria en un trabajo científico, sólo se explica porque las tesis de Bacque hacen mucho daño a las autoridades oligárquicas. Son éstas las que han encargado a Smith el trabajo sucio del descrédito personal. No obstante, algo falla en la acometida de Smith, y es el apoyo que Bacque recibe de un historiador y jurista de reconocido prestigio mundial como Alfred-Maurice de Zayas. Smith calla este aspecto de la cuestión para cebarse en las presuntas insuficiencias académicas del “periodista” Bacque. Pero su silencio sobre el aval de De Zayas resulta, en el contexto polémico que el propio Smith ha generado, literalmente escandaloso, y pone en evidencia que a los ataques personales contra Bacque por parte de Smith se les puede aplicar todos los calificativos empleados por el propio Smith: sensacionalismo, oportunismo, mala fe e ignorancia deliberada de los hechos. En el siguiente foreword a la edición de Crimes and Mercies, de James Bacque, en 1997, donde el periodista canadiense amplió su acusación contra los aliados documentando los 5,7 millones de víctimas civiles de la hambruna planificada por el “humanitario” poder ocupante, De Zayas convalida todos los cálculos de Bacque:


The facts are so horryfying that they are hard to comprehend. The work I have done myself in The German Expellees and Nemesis at Potsdam revealed horrifying statistics behind de mass expulsions of fifteen million Germans from the Eastern Provinces and de Sudetenland into the Occupied Zones in 1945-50. At least 2.1 million are known to have died. Chancellor Adenauer himself wrote in his memoirs that six million of them died. And the (West) German government under Adenauer in 1950 determined that 1.4 million prisoners of war had never returned to their homes. They are missing to this day. Bacque revealed what had happened to them in his book Other losses (1989). And now he uncovers evidence that as many as five million Germans may have starved to death while under Allied government after the war. These figures are so shocking that he has sent the whole manuscript to a world-famous epidemiologist, whom I met when he was working in Geneva as a special consultant to the World Health Organization. He is Dr Anthony B. Miller, Head of the Department of Preventive Medicine and Biostatistics at the University of Toronto. Miller has read the whole work, including the documents, and checked the statistics, which, he says, ‘confirm the validity of (Bacque’s) calculations and show the slightly more than five million of German civilians occurred in Germany as whole during the post-war period through to the census of 1950, over and above the reported deaths. These deaths appear to have resulted, directly or indirectly, from the semi-starvation food rations that were all that were available to the majority of the German population during this time period.[2]

 
En su foreword de 2007 a la misma obra, denuncia De Zayas el empeoramiento de la situación para la libre investigación histórica en Alemania, cuando las víctimas alemanas han sido privadas de sus derechos humanos y se persigue penalmente a quienes cuestionen los dogmas oligárquicos. Hace De Zayas referencia también al honor y reputación de los alemanes, quienes (como también lo fue claramente Bacque, un canadiense, por parte de Smith) son atacados en cuanto tales, vulnerándose los mismos principios de igualdad étnica en nombre de los cuales se comete la fechoría:


Since the above was written, the situation of the victims of Potsdam has grown worse. All Germans have been deprived of human rights, including the right to equality with other victims, the right to honour and reputation, and the right to be judged as individuals. Their freedom of expression has been severely restricted by legislation elevating history to dogma protected by criminal law enforced through jail sentence. Human rights, however, confer the right to be wrong, and all sound research depends on the freedom to postulate hypotheses and to err without danger of ostracism or jail. It is the function of historians to record history and to understand it through different perspectives and emphasis. It is not the function of lawyers to legislate history, nor of judges to jail writers for expressing non-conformist views on historical matters. This is a return to the days of the Inquisition.[3]


Pero abstracción hecha del tema de las cifras, una vez más sometido a control político de ocultación y banalización, lo cierto es que soldados de De Gaulle y sus maquisards de la Résistance organizaron en tiempo de paz su propio gulag con los prisioneros alemanes: Barin, Dieppe, Attichy, Cherbourg, Alençon, Rennés, Evron, Campagné, Orléans… y así hasta cuarenta campos distribuidos por todo el territorio francés. Del hecho de que buena parte de los resistentes fuesen estalinistas convictos y confesos no podía esperarse otra cosa que el crimen, pero debería explicársenos cómo cabría erigir a la Résistance Française en modelo ético eludiendo el duro deber de decir una palabra sobre la depuración y el exterminio francés de los prisioneros de guerra alemanes.

 
La canción de que los alemanes “se lo buscaron” o de que ellos “empezaron” no se sostiene: pondremos en evidencia el carácter fraudulento de la “falacia cronológica”, puesto que los primeros crímenes de masas del siglo no fueron perpetrados por los alemanes, sino que, antes bien, los propios alemanes fueron las primeras víctimas europeas de tales atrocidades típicas de la modernidad progresista. Rusia e Inglaterra preceden a Alemania en el horror, aunque hayan quedado, a la postre, impunes. El mal alemán, cuando existe, y a pesar de todas las mitologías prefabricadas, es siempre puramente reactivo. Pero incluso si nos olvidáramos de las fechas, lo cierto es que un genocidio no justifica otro, ni desde el punto de vista jurídico ni moral. Aceptar este tipo de doctrina implica que los nazis podrían “justificar” Auschwitz apelando a los bombardeos terroristas ingleses, y el surgimiento del nazismo recordando la previa existencia del gulag, el terror rojo y el bloqueo naval británico de 1916-1919. Nadie puede aferrase a excusa alguna de este tipo. La verdad es que la Résistance proclamaba sus “ideales” antifascistas y humanitarios en el mismo momento en que, como acostumbra a suceder con casi todos los mercachifles del sentimentalismo, perpetraba crímenes de guerra y reclamaba la aplicación del plan Morgenthau al entero pueblo germano, sin excepciones. Y aunque sólo se aplicara parcialmente este plan, millones de civiles alemanes perecieron por causa de la “venganza semítica” de Morgenthau, ejecutada por el criminal de guerra y genocida Dwight Eisenhower. Entre los franceses, fueron precisamente los resistentes, quienes conformaban las ¾ partes de los parlamentarios elegidos en 1945, los que enarbolaron los estandartes de la venganza que en España tanto se le reprocha al franquismo. Curiosamente, en esas “venganzas” de la Depuración, el papel de los republicanos españoles exiliados parece que, según Lottman, poco tuvo de anecdótico.

 
No fue, en suma, gracias a una Francia gobernada por resistentes, precisamente, que se depuso el plan Morgenthau, aunque en honor a la verdad hay que recordar, por ejemplo, las protestas del diario Le Figaro en septiembre de 1945 por el trato dado a los prisioneros alemanes (Bacque, p. 97):

On a parlé du prisonnier gros et gras menant une vie à peu près libre… Ce que l'on sait des quelque cent camps où se répartit l'immense majorité de prisonniers est très différent. Les renseignements les plus sérieux y donnaient, depuis quelque temps, l'état physique général comme plus que déplorable. On parlait de mortalité effrayante, non par maladie, mais par inanition : de moyennes de poids de 35 à 45 kilos, bref de conditions générales impropres à tout effort utile. Nous avions d’abord douté de la véracité d’un tel état de choses. Mais les appels nous sont venus de sources multiples et nous ne pouvons notamment récuser les témoignages que nous apportait l'abbé Le Meur, aumônier général adjoint des prisonniers de l’Axe.
 
También, las del diario “Le Monde” (30 de septiembre-1 de octubre de 1945) comparando Dachau con algunos de los campos franceses para prisioneros alemanes:


Comme on parle aujourd’hui de Dachau, dans dix ans on parlera dans le monde entier de camps comme… Notre correspondant cite celui de Saint-Paul d’Égiaux (sic). Mais il apparaît que ce jugement est valable pour beaucoup des camps ou des dépôts français de prisonniers de l'Axe. Cet autre, nous écrit-on, compte actuellement un effectif de 17.000 hommes et nous a été remis par les Américains au mois de juillet. Depuis, deux cimetières de deux cents tombes chacun ont été remplis. En ce moment, la mortalité s'élève à dix hommes par jour.

 
El problema de la venganza es planteado por el propio periodista Jacques Fauvet sin ningún tipo de contemplaciones:

On a souvent dit que le meilleur service que nous pouvions rendre à nos adversaires était de leur ressembler, assurés qu'ils peuvent être ainsi de nous retrouver au tribunal de l’Histoire. Mais c'est à une idée plus haute de sa propre dignité que la France se doit d'être fidèle. Il serait regrettable que la presse étrangère fût dans l'obligation de nous le rappeler. Sans doute n'est-il point question pour un pays exsangue d’offrir aux prisonniers qu'il emploie un régime de bien-être et d’abondance dont beaucoup de ses citoyens sont privés. Mais il est un minimum à assurer à un être humain, fût-il allemand et prisonnier… Nos correspondants estiment n'avoir pas lutté et souffert pour que se perpétue l’offense faite à l’homme par des actes ou des faits qu'ils ont réprouvés en d’autres temps, en d’autres lieux. La loi du talion qui a pour nom moderne celui de représailles est étrangère à notre tradition.

Muy pocos actuaron como Jacques Fauvet, y los muertos alemanes siguen enterrados en fosas que está prohibido excavar por orden terminante de las autoridades de Berlín. Esas fosas son testimonio de un genocidio planificado que también afectó a la población civil. ¿Dónde está el juez Garzón que ponga fin a esta inacabable vergüenza de la Europa "democrática"?




[1] Smith, A. L., Die “vermisste Million”. Zum Schicksal deutscher Kriegsgefangener nach dem Zweiten Weltkrieg, München, R. Oldenburg Verlag, 1992, p. 9., n. 2.


[2] De Zayas, A-M., in Crimes and Mercies, Bacque, J., Little, Brown, U. K., 2007, “Foreword” (1997),  pp. xvii-xviii.


[3] Op. cit., p. xxii.

AVISO LEGAL

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/11/aviso-legal-20-xi-2013.html

 

30 comentarios:

Manuel David Mora Hervás dijo...

Hola, Jaume, sólo quisiera preguntarte... ¿Qué opinas tú del llamado Nuevo Orden Mundial, directamente emparentado con los adalides de los "Derechos Humanos" y demás parafernalia globalizadora?

Jaume Farrerons dijo...

El llamado NOM es un dispositivo de poder oligárquico, promovido por la extrema derecha judía, la cual, a través del control de la propaganda (Hollywood), la fuerza militar (ejército estadounidense), el derecho de veto yanqui en la ONU y el abrumador dominio sionista en determinados enclaves económicos occidentales(banca, medios de comunicación, editoriales)proyecta la amalgama y desaparición por mestizaje de todas las culturas del planeta a excepción de la judía, en el contexto de un mercado mundial donde los mecanismos puramente económicos estarán al servicio de un ideario racista y supremacista judío sacado del Antiguo Testamento y objetivado en esa organización criminal denominada Estado de Israel.

La supuesta defensa de los derechos humanos y la condena del holocausto no es más que un fraude propagandístico para encubrir los genocidios, crimenes de guerra y crímenes contra la humanidad perpetrados por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial, al servicio del proyecto de dominio OPRESOR y ASESINO del autodenominado "pueblo elegido".

Aclaro que no se puede acusar a "los judíos" en general por dichas fechorías y atrocidades, sino sólo a la ultraderecha hebrea en su articulación sionista racial-genética, es decir, biologista (=judaísmo secularizado).

Es difícil resumir en una frase lo que significa el NOM, si quieres más detalles sobre mi opinión respecto de este tema decisivo puedes leer mi post "Disidencia y crítica", en este mismo blog.

Saludos.

SCHWARZE FRONT dijo...

Jaume, perdona que esto no tenga nada que ver con la entrada, pero ¿qué ha pasado con los foros?

Saludos

Anónimo dijo...

Hola Schwarze Front. Los foros siguen ahí y tienen muchas entradas, pero sobretodo de gente que viene a leer y no participa. Yo no puedo hacer más. Si el campo de izquierda NR carece de seguidores, habrá que aceptarlo. Los pocos que somos no debemos, empero, desconectarnos. Cuando salga de la situación personal por la que estoy pasando en el trabajo y en la universidad, reemprenderé mi actividad en los foros. Mientras tanto, os suplico que seais vosotros mismos los que les deis vida colgando algún post interesante de vez en cuando. En suma, que los foros no han sido abandonados, pero de momento yo no puedo participar y eso se nota. También tengo bastante abandonados los blogs, se trata, sin embargo, de una situación transitoria. Saludos.

Jaume Farrerons

Anónimo dijo...

Jaume, espero leerte pronto y que esa situación de la que hablas no dure mucho. Puedes contar con los camaradas, también para animar los foros. Saludos.

Schwarze Front.

rafael dijo...

Has demostrado que no tienes ni idea sobre la segunda guerra mundial, y tu único conocimiento son los relatos de libros tan cuestionables como "El libro negro del comunismo" y historiografia barata de la época de la guerra fria como son los libros de Beevor. Si en vez de la palabreria y opiniones de opiniones que ni siquiera sabemos el rigor que tienen nos preocupasemos por investigar las fuentes y datos, igual otro gallo cantaria, pero eso claro ,a gente como tu no le interesa. Tonterias como mencionar los 100 millones de muertos, y "acusandos de ser fascistas" , solo demuestran que tu seriedad y rigurosidad es la misma que la de un niño de guarderia hablando sobre el tema.

Anónimo dijo...

Lo que no entiendo , como e sposible alguien con cara de judio, gitano y medio moro es capaz de soltar semejante bazofia filonazi. En fin , espero que tengas un poco más que propaganda goebbeliana y estupida , intentando defender a la mayor escoria jamás habida en la tierra. Tus primos NAZIs.

El Mayor genocidio , hablando de cifras, fue el NAZI, 20 millones de civiles masacrados bajo sus politicas de exterminio racial. 1/4 de la poblacion Polaca fue exterminada en 4 años de ocupación, que no de guerra. En combate, que duro casi un mes, polonia no llego nia perder ni medio millon. Es decir, durante la ocupación alemana, fueron exterminados 5 millones de polacos. Por todo el este, igual. Ahora tu, filo nazi, una caricatura de un supremacista ario, vienes soltando chorradas que no soporta ninguna critica medianamente seria. Solo tienes charlataneria, por que ningun dato serio, sustenta lo que dices.

Jackobs dijo...

En esta ocasión me veo obligado a alzar mi voz en defensa de JF, puedo no estar de acuerdo con su artículo, ciertamente la cifra de 17 millones parece abultada y las conclusiones a las q llega son también en mi opinión erróneas. Sin embargo todo ello no resta un ápice de honestidad intelectual a su autor, además en cualquier foro de debate serio todo el mundo merece el beneficio de la duda y debe ser escuchado. Los dos comentarios q me preceden son a todas luces vomitivos. Si realmente alguien tiene la sana voluntad de hacer cambiar nuestras opiniones sobre los temas discutidos lo q en justicia debe hacer es aportar pruebas convincentes en su favor, con el comportamiento q han expresado estos dos miserables la única opinión q han conseguido cambiar es la q se podía tener sobre ellos. El conocimiento de la SGM por parte de JF le faculta de sobras para expresar juicios de valor. Los 100 millones de muertos a manos de las ideologías comunistas es la conclusión principal a la q llega el aludido " Libro negro del comunismo " http://es.wikipedia.org/wiki/El_libro_negro_del_comunismo
Nadie ha sido capaz todavía a dia de hoy en descalificar esa cifra, ante su imposibilidad los conocidos vividores de la izquierda internacional, en un vano intento de desviar la atención, se han visto obligados a contraatacar con la edición del " libro negro del capitalismo ". Tampoco se puede tachar al texto de parcial pues fue escrito por conocidos historiadores de izquierdas como Courtois, hasta el punto q su edición en lengua española ha sido traducida por Cesar Vidal, periodista q se define a si mismo como sionista. Acabaré con una frase de Lenin ”Si para llegar a nuestros fines debemos eliminar el 80% de la población, no vacilaremos, un solo instante“. http://ametralladora.blogia.com/2010/042701-proceso-internacional-de-los-crimenes-contra-la-humanidad-a-los-regimenes-comuni.php
Por otro lado tampoco veo como se puede calificar a las obras de Beevor de " historiografia barata de la época de la guerra fria". El primer libro de Beevor referido a la SGM y traducido al español es del 2004, por lo q yo se la guerra fría acabó en 1989 con la caida del muro de Berlín. En mi opinión los libros deben ser calificados en función de su contenido no de su precio, pero aún así debo lamentablemente afirmar q los libros de Beevor nunca han sido baratos, la primera edición de " Stalingrad " q como digo data del 2004 me costó la friolera de 20 eu lo q en aquella época fue un verdadero descalabro para mi modesta economía doméstica. Conste en acta a los oportunos efectos probatorios q tanto el libro en cuestión como el original de la factura obran a dia de hoy en mi poder. Con todo ello, en suma, lo q vengo a decir es q el Sr. Rafel nos ha demostrado holgadamente y sin espacio a dudas razonables como su seriedad y rigurosidad lejos de acreditar el nivel académico mínimo exigido en cualquier guardería q se precie de tal nombre, simplemente brillan por su ausencia.

Jackobs dijo...

En esta ocasión me veo obligado a alzar mi voz en defensa de JF, puedo no estar de acuerdo con su artículo, ciertamente la cifra de 17 millones parece abultada y las conclusiones a las q llega son también en mi opinión erróneas. Sin embargo todo ello no resta un ápice de honestidad intelectual a su autor, además en cualquier foro de debate serio todo el mundo merece el beneficio de la duda y debe ser escuchado. Los dos comentarios q me preceden son a todas luces vomitivos. Si realmente alguien tiene la sana voluntad de hacer cambiar nuestras opiniones sobre los temas discutidos lo q en justicia debe hacer es aportar pruebas convincentes en su favor, con el comportamiento q han expresado estos dos miserables la única opinión q han conseguido cambiar es la q se podía tener sobre ellos. El conocimiento de la SGM por parte de JF le faculta de sobras para expresar juicios de valor. Los 100 millones de muertos a manos de las ideologías comunistas es la conclusión principal a la q llega el aludido " Libro negro del comunismo " http://es.wikipedia.org/wiki/El_libro_negro_del_comunismo
Nadie ha sido capaz todavía a dia de hoy en descalificar esa cifra, ante su imposibilidad los conocidos vividores de la izquierda internacional, en un vano intento de desviar la atención, se han visto obligados a contraatacar con la edición del " libro negro del capitalismo ". Tampoco se puede tachar al texto de parcial pues fue escrito por conocidos historiadores de izquierdas como Courtois, hasta el punto q su edición en lengua española ha sido traducida por Cesar Vidal, periodista q se define a si mismo como sionista. Acabaré con una frase de Lenin ”Si para llegar a nuestros fines debemos eliminar el 80% de la población, no vacilaremos, un solo instante“. http://ametralladora.blogia.com/2010/042701-proceso-internacional-de-los-crimenes-contra-la-humanidad-a-los-regimenes-comuni.php
Por otro lado tampoco veo como se puede calificar a las obras de Beevor de " historiografia barata de la época de la guerra fria". El primer libro de Beevor referido a la SGM y traducido al español es del 2004, por lo q yo se la guerra fría acabó en 1989 con la caida del muro de Berlín. En mi opinión los libros deben ser calificados en función de su contenido no de su precio, pero aún así debo lamentablemente afirmar q los libros de Beevor nunca han sido baratos, la primera edición de " Stalingrad " q como digo data del 2004 me costó la friolera de 20 eu lo q en aquella época fue un verdadero descalabro para mi modesta economía doméstica. Conste en acta a los oportunos efectos probatorios q tanto el libro en cuestión como el original de la factura obran a dia de hoy en mi poder. Con todo ello, en suma, lo q vengo a decir es q el Sr. Rafel nos ha demostrado holgadamente y sin espacio a dudas razonables como su seriedad y rigurosidad lejos de acreditar el nivel académico mínimo exigido en cualquier guardería q se precie de tal nombre, simplemente brillan por su ausencia.

Jaume Farrerons dijo...

La cifra de 17 millones no es exagerada, sino el simple resultado de una suma. Basta con saber "sumar": 1,1 millones (víctimas de los bombardeos), 1 millon (víctimas en los campos de prisioneros occidentales), 1,5 millones (víctimas en los campos de prisioneros soviéticos), 2,5 millones (víctimas en la limpieza étnica de las provincias del Este), 1,3 millones (víctimas de las minorías étnicas germanohablantes europeas), 8,5 millones (víctimas de las hambrunas planificadas por los aliados: Plan Morgenthau), 0,2 millones (entre los millomes de mujeres violadas), 80.000 víctimas de los campos de concentración construidos en la posguerra pará civiles alemanes dirigidos por judíos víctimas a su vez, o presuntas víctimas, de los campos de concentración nazis, 1 millón (víctimas de la minoría germanohablante en Rusia), etcétera.

He citado las fuentes de estas cifras.

He sumado, por primera vez, el número total, y me salen alrededor de un mínimo de 13 millones y un máximo de 17 millones. Esta varianza depende del número de los caídos en la hambruna planificada, que varía mucho si tomamos la cifra de James Bacque (8,5) respecto de la cifra de Gilles MacDorough (3).

Actualmente uso la cifra "baja", 13 millones, pero añadiendo a continución la coletilla "un mínimo". Supongo que esto me convierte en un incompetente...

En cuanto a la credibilidad del Libro Negro del Comunismo, conviene recordar que el Consejo de Europa tomó sus cifras LITERALES para efectuar su condena del comunismo y equipararlo al nazismo, creo que esto ocurrió a principios del 2006.

En cuanto al hecho de que las víctimas del comunismo fueran acusadas de "fascistas", me baso en afirmaciones de Alexander Soljenitsin, premio Nobel, y he citado la página de su obra "Archipiélago Gulag" donde se cita a su vez el tipo del código penal soviético en que se amparaba el régimen para recluir en campos a quienes consideraba enemigos, calificados expresamente de FASCISTAS, con todas las letras.

Quien afirma que todo lo que digo carece de fundamento pero no prueba ni documenta ni argumenta sus pretensiones, se retrata él mismo. Yo no tenía intención alguna de responder a estos insultos, que se descalifican solos.

Jaume Farrerons dijo...

En cuanto a las víctimas del nazismo, no he hecho referencia a ellas porque existen miles de libros, blogs, películas y producciones de todo tipo que hablan del tema. Este blog intenta reequilibrar el enfoque, hablando por unz vez de los crímenes de los sacrosantos vencedores impunes. No fueron pocos, esos crímenes.

Quien habla de las víctimas polacas, tema que desconozco, debería aportar las fuentes. Un simple afirmación no nos ilustra, señor insultador. El método científico implica contrastar los datos.

Saludos.

LA IZQUIERDA DEL TERCER MILENIO dijo...

Fíjenes que Jakobs dice que las conclusiones de Farrerons son erróneas, pero no explica por qué.

Su caso es distinto del injuriador. El injuriador, además de insultar y difamar gratuitamente, dice que "todo" es falso, se refiere a los cien millones de víctimas comunistas y al hecho de que esas víctimas fueran acusadas de fascistcas, pero no aporta prueba alguna.

En el caso de Jakobs, las conclusiones son erróneas, pero no sólo no aporta prueba alguna, sino que no sabemos ni siquiera a qué conclusiones se refiere.

LA IZQUIERDA DEL TERCER MILENIO dijo...

Otra cosa: las fuentes de Farrerons no le limitan a Beevor, que sólo cita en el caso de las mujeres alemanas violadas. Me parece que la lista bibliográfica es mucho más extensa: MacDonough, Bacque, Pappé, Zayas, Friedrich, Bauman, Sack, Brenner... El injuriador es simplemente un ignorante con la boca llena de espumarajos.

Jackobs dijo...

Insisto, las conclusiones son erroneas a mi modo de ver pq los últimos responsables de esta política no fueron " la extrema derecha judia ", o los sionistas... como tu vienes a concluir. En mi opinión, como ya he expresado en otras ocasiones, los judios fueron una pieza más en la guerra, manejados por la politica EUA, instigadora de verdad del conflico y de gran parte de sus consecuencias. A dia de hoy, son los WAPS ( blancos, anglosajones y protestantes ) quienes se creen " el pueblo elegido " y se ven legitimados a imponer un nuevo orden al resto del mundo. Recuerda q la famosa doctrina del Destino Manifiesto q pone fin a la doctrina Monroe es de finales del S XIX. Es esa doctrina la q todavía está justificando la expansión imperialista EUA. Son los colonos puritanos q llegan a Nueva Inglaterra los q en su fanática mística religiosa se identifican con la imagen mítica del pueblo judio. Recuerda las numerosas vertientes evangelicas q se identifican con el " pueblo elegido ".

Jaume Farrerons dijo...

Si tu conclusión fuera cierta, Jakobs, entonces la política internacional contemporánea se podría explicar a partir del principio quid profit en beneficio de EEUU. Pero lo cierto es que la política internacional norteamericana, y este es el gran "misterio" del siglo XX, un misterio a resolver, muchas veces perjudica a EEUU con tal de beneficiar a Israel.

Por ejemplo, el ataque a las torres gemelas es una consecuencia de la política proisraelí de Washington.

Incluso de ha dado el caso de ataques a barcos yanquees por parte de Israel que no han tenido otra consecuencia que el silenciamiento mediático incluso en los propios EEUU.

Esto ya es el colmo.

El gobierno americano es una auténtica MARIONETA de la extrema derecha judía en perjuicio del pueblo y de la nación estadounidenses.

Tales evidencias "refutan" tus conclusiones, Jakobs, y dan pábulo a las mías.

En cuanto a las críticas que sufras, Jakobs, yo no puedo hacer nada. Procuro no censurar. Por no censurar, ni siquiera censuro los insultos personales que me vomitan en la cara ciertos energúmenos. Te ruego que ignores los posts que te molesten.

Este sitio es libre mientras no se cometan delitos, ahí sí que tendré que intervenir para no hacerme responsable civil de los sinvergüenzas que corren por la red.

Anónimo dijo...

Respecto a las victimas polacas,se sigue usando la técnica Katyn, que consiste en atribuir a los alemanes la exclusividad de la invasión de Polonia, la matanza de la flor y nata de la nación polaca y colocar en el saco de los alemanes a los muertos de los comunistas.

En lo que difiero con JF es que sea la derecha sionista quien controla el NOM. Estos sionistas propietarios de los grandes bancos financieros internacionales no son especialmente más de "derechas" que de "izquierdas", salvo que por poseer ingentes masas monetarias de uso privaticio, deban ser considerados de derechas de modo instantaneo. Además, mayoritariamente agnósticos. Yo como que quitaba lo de derechas. Son simplemente el ejecutivo más eficiente del pueblo elejido.

Jaume Farrerons dijo...

Utilizo la palabra derecha en el sentido habitual: derecha liberal es el mundo del dinero. Por cierto, que si encima a eso se añade el integrismo religioso, entonces tenemos la derecha reaccionaria. Existen muchas derechas. En este caso, no hace falta la religión, sólo la posición social y el lugar que uno ocupa respecto a las relaciones de propiedad.

Rudolph dijo...

Jaume, estimo mucho lo poco que he leído en tu página, tema que por cierto han estimulado mi pensamiento acerca de la realidad económica y política que vive nuestro mundo actual. Tus comentarios y pensamientos son esclarecedores respecto a la ilusión generada por la propaganda sionista, verdadero poder detrás de las marionetas que dirigen nuestros países. Sin embargo, noto con tristeza mi poco conocimiento en el tema, y quisiera tu orientación acerca de espacios para el debate en la Argentina, país en el cual vivo. Me apena mucho no encontrar referentes en mi región con los cuales comunicarme; es notable el nivel de rechazo y desprecio que genero al tratar de abordar estos temas con un espíritu crítico, lo cual me desalienta sobremanera. Es este espacio el único que he encontrado como referente para la información que manejan, pero noto que no es suficiente, para hacer cambios o para por lo menos, promoverlos, es necesario hacer algo más. Si sabes algo respecto de la Argentina, estaré agradecido.

ENSPO dijo...

Lamentablemente, no conocemos la sociedad argentina lo suficiente como para darte algún consejo válido.

No hay en ese país, como no hay en España, organizaciones que integren la sensibilidad patriótica y socialista a la vez, el único camino es abrir un blog o página con dichas referencias y esperar que las personas que compartan la posición mencionada se pongan en contacto contigo.

En suma, estás condenado a ser pionero, lo que implica luchar solo y soportar el rechazo.

Creo que lo que en Argentina se denomina izquierda nacional es marxismo. Y la Red Patriótica Argentina, por ejemplo, más bien parece de orientación cristiana. Quizá en estos sitios pueda haber gente que, dejando atrás una y otra doctrinas, la marxista y la cristiana (ambas vinculadas al tronco judeo-monoteísta), puedan ententer la necesidad de romper radicalmente con la tradición que viene de Israel, en TODAS sus formas, la religiosa y la secularizada.

Hay que arrancar el árbol por la raíz. Nuestra identidad procede de la Grecia clásica: la verdad hasta sus últimas consecuencias. De la herencia abrahamánica (judía, cristiana, musulmana) proceden todas nuestras desgracias.

Sergi March dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ENSPO dijo...

Estamos hablando de los militares occidentales prisioneros de los alemanes. Salvo unas pocas excepciones, los alemanes respetaron con ellos la Convención de Ginebra, hecho reconocido por todos los historiadores. No así a la inversa. El tema del que tú hablas no ha sido nunca considerado crimen de guerra en la legislación internacional, sino genocidio o crimen contra la humanidad. Y ese asunto que citas no lo estamos abordando aquí, aunque lo hiciéramos en el pasado en otras entradas de este blog. Pero ahora ya no existe posibilidad de discutirlo. Así que no te responderemos a eso. Léete el aviso legal.

El Observador dijo...

ENSPO:

Usted dice: "Nuestra identidad procede de la Grecia clásica: la verdad hasta sus últimas consecuencias. De la herencia abrahamánica (judía, cristiana, musulmana) proceden todas nuestras desgracias."

RESPUESTA: Las inmigraciones las han vivido todos los pueblos del orbe y en muchos aspectos ha sido para bien, como en su caso, donde los pueblos indoeuropeos (godos) se fueron desplazando hacia la península desde oriente medio. Gracias a la inmigración, el Imperio romano se cristianizó y consolidó aún más, en lugar de desaparecer como el griego...

La verdad es que los españoles ya destruyeron solitos su cultura por el suicidio eugenésico-abortista. Y eso nada tiene qué ver con la inmigración o la religión monoteísta (abrahamánica), sino con el egoísmo de la gran mayoría de sus hombres y mujeres que rechazan tener bebés como si fuera una enfermedad mortal.

La "PUREZA" griega cayó como la "RAZA ARIA" de Hitler.

ENSPO dijo...

No entiendo porque confunde una afirmación que hace referencia a culturas, valores e ideas, con un supuesto que hace referencia a personas o grupos. En ningún momento hemos hablado de inmigrantes ni de raza puras o mestizas. Todo esto lo añade usted.

¿Los godos venían de Oriente Medio? !Vaya!

En cuanto a la interpretación de que el cristianismo favoreció en algo al imperio romano, lo único que se desprende de tales ilusiones y aprensiones ideológico-morales es que usted es un católico de derechas. Nada que tenga relación con la historiografía o el análisis filosófico-critico del que se ocupa este blog.

El Observador dijo...

ENSPO:

HUBO UN ERROR DE APRECIACIÓN DE AMBAS PARTES. VOLVAMOS DE NUEVO:

Usted dice: “Hay que arrancar el árbol por la raíz. Nuestra identidad procede de la Grecia clásica: la verdad hasta sus últimas consecuencias. De la herencia abrahamánica (judía, cristiana, musulmana) proceden todas nuestras desgracias.”

Respuesta: La Grecia clásica (es decir la Grecia de Sócrates, Platón y Aristóteles), en realidad solamente alcanzó un nivel avanzado en materia de filosofía, no de ciencia ni de teología. Decir que es la esencia de un pueblo, de una nación, es condenarlo a un atraso científico y teológico de al menos ¡2 mil años…!… y en materia filosófica de otros mil años.

¿Dónde quedó el Arte, la Medicina, la Química, la Biología o la Taxonomía con Aristóteles?

ENSPO dijo...

¿Cuándo hemos pretendido nosotros que se deba volver a las teorías de Aristóteles o de la ciencia griega? La ciencia no consiste en teorías (todas las teorías son, tarde o temprano, superadas), sino en métodos y criterios de validez del discurso. La gran aportación griega no son sus teorías, sino precisamente esos métodos y criterios, cuya vigencia permanece incuestionable siglos después de su creación.

Los griegos acuñan el concepto de racionalidad y verdad. Dependemos de ellos en este punto esencial.

Lo mismo puede decirse respecto a la democracia y tantos otros aspectos de su cultura.

En cuanto al arte, no existe "progreso" en arte. ¿Cree usted que el arte ha progresado desde los griegos a hoy? ¿Cree en serio qué la tragedia ha sido superada por el cine, por ejemplo? ¿Cree que la escultura clásica ha sido superada por los mamarrachos posmodernos? Esto da risa.

Otro tanto respecto a la teología. ¿Cree usted que la idea de un dios personal supera el concepto griego de lo sagrado, o que el delirio de un judío que es el hijo de dios, supera a la idea de la Moira, el destino, propia los griegos?

¿Tiene usted idea de lo que significó el Renacimiento? ¿Qué era lo que renacía, sino lo griego? Y de ahí deriva la modernidad...

Usted necesita unas clases elementales de filosofía, eso es todo.

Saludos cordiales.

El Observador dijo...

ENSPO.

Usted dice: “Los griegos acuñan el concepto de racionalidad y verdad. Dependemos de ellos en este punto esencial.

Lo mismo puede decirse respecto a la democracia y tantos otros aspectos de su cultura.”

RESPUESTA:

1) ¿Por qué durante 2.200 años –desde la desintegración de la democracia ateniense (338 a.C.) y hasta el siglo XIX- a NADIE se le había ocurrido acudir a la democracia como forma de gobierno, y menos como “estilo de vida”?

2) ¿Por qué esta brusca y misteriosa eclosión de la adoración de las masas y la divinización de la irracionalidad, cuando se tiene como modelo a Atenas, que había sufrido la dramática degradación y la trágica desintegración de sus valores espirituales, justamente a causa de la implantación de la democracia?

3) ¿Por qué los actuales “strategos autokrator” de los modernos sofistas evitan deliberadamente la mención de las importantes ideas de Hesiodo, Heredoto, Tucídides, Isócratas, Aristofanes, Eurípides, Esquilo, Sofocles, Sócrates, Platón y Arstóteles, y en cambio citan las ideas que les conviene y tangencian algunos contextos?

CONCLUSIÓN: La Democracia no es aria, es hebraica y decadente.

ENSPO dijo...

Respuesta: es falso que la democracia desaparezca hasta el siglo XIX. Puede hablarse de democracia incluso en las asambleas germánicas de guerreros y sus reyes electos. Pero también hay democracia en Roma, en las ciudades Estado del final de la Edad Media, en la Inglaterra y Cataluña mucho antes del siglo XIX, en Estados Unidos, en la Revolución francesa (siglo XVIII), etcétera.

Segundo: la democracia no es una divinización de la irracionalidad. La razón nace con la democracia. Filosofía y democracia son dos caras de la misma moneda. La democracia es el foro de debate donde surge y se ejercita la racionalidad.

Tercero: nosotros no defendemos el liberalismo, sino la democracia, precisamente la democracia griega. Los sistemas liberales no son democráticos, sino elitistas y "representativos". La democracia griega funcionaba por sorteo.

No existe ningún antecedente hebreo de la democracia. Lo hebraico, sustanciado en la fe y por lo tanto en la imposición del dogma, nada tiene que ver con la racionalidad. Razón y democracia son "arias"

Conclusión: usted no sabe de lo que habla.

ENSPO dijo...

Damos por terminado este debate absurdo.

Dado el "nivel" que usted pone de manifiesto y a tenor, por otro lado, de que esta página no es una escuela primaria, no se publicará ni se responderá a ningún mensaje suyo más sobre el tema.

Así mismo, tenemos sospechas de que usted es el autor de ciertos insultos anónimos en la entrada "Despedida".

Como comprenderá, no vamos a perder nuestro tiempo con quien no lo merece, ya sea desde el punto de vista intelectual, ya desde el punto de vista moral.

Los rufianes sin honor no tienen lugar en este sitio.

Lectura recomendada: "Historia de la democracia. De Solón a nuestros días". Francisco Rodríguez Adrados. Temas de Hoy. Madrid, 1997.

Anónimo dijo...

Para comprender la 2da guerra mundial solo tienes que ver que paso en la primera, cuando revise la supuesta invasión a Polonia por parte de los Alemanes se aclaro la farsa que promovieron los Aliados, pero yo creía igual que muchas de las cosas son como dice la historia, pero no, les recomiendo este documental, LA HISTORIA MAS GRANDE JAMAS CONTADA, para que todos vean como nos han engañado y más de la mitad de la historia del mundo es mentira, aquí tienes el link son 27 Videos pero también estan en youtube, además cuando entras en Blog hablando de como comenzó la 2da guerra mundial los comentarios estas desactivados, se ve claramente quien estan detrás, los que manejan los medios a nivel mundial, no se necesitas escritores estúpidos para saber que fue que que paso , solo al hacer un revisionismo del supuesto Holocausto te das de cuenta.

://archive.org/details/TGSNTtv.ES

ENSPO dijo...

Le agradezco su aportación documental. Saludos cordiales.