en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

martes, agosto 15, 2017

EL ROSTRO BIFRONTE DE TRUMP








La guerra civil de religión en Occidente deben desencadenarla necesariamente los "nazis". ¿Quién si no? Y así se establece en el guión oligárquico diseñado por los supremacistas judíos del AIPAC, el cual debe corresponderse en todo con una película de Hollywood. Para este fin, Trump tiene que operar como un monstruo bifronte: ultraderechista gentil pro-KKK por un lado; ultraderechista sionista con kipá por el otro. El primer rostro se dirige a los "neonazis" y racistas blancos que han de encender la primera chispa del incendio para instigarles a ejecutar su infame misión; el segundo relaciónase con el dominante lobby israelí de los EEUU y cumple los designios de los correligionarios judaicos del presidente, auténticos titiriteros de la obra. 



Verdaderamente cómico -porque deja en ridículo tanto a los fascistas cuanto a los demócratas de opereta que parecen no comprender nada de lo que está sucediendo- es que exista gente capaz de enamorarse u odiar una de las caras sin ver la otra, perfectamente acreditada, empero, por la existencia de Ivanka Trump. Conversa aria del judaísmo y casada con el oligarca judío Jared Kushner, constituye en efecto la pieza clave del drama. Pues no sólo "fachas idiotas" ignoran la esencial duplicidad de Trump y su función al servicio de Sión. En el caso de estos ultraderechistas blancos, la ilusión del éxito, el delirio "neonazi" de haber recuperado el poder, resulta tan excitante y les hace gozar tanto -sedientos de sangre como están después de décadas inanición política-, que pasan por alto cualquier evidencia aplastante siempre que puedan soñar y creer a pies juntillas que Trump, el máximo dirigente de la primera potencia mundial, es uno de los suyos. 



Más grave resulta, sin embargo, que los medios de comunicación supuestamente democráticos y sus figurantes no digan ni una sola palabra sobre el papel que desempeña el poderosísismo grupo de presión hebreo-estadounidense, encarnado en su monstruo-marioneta Donald J. Trump, a efectos de internacionalizar el "conflicto" del Estado de Israel con el pueblo palestino y arrastrar al mundo occidental a una cruzada contra el islam en beneficio del sionismo.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica, 15 de agosto de 2017

No hay comentarios: