en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

miércoles, mayo 10, 2017

NI DERECHA NI IZQUIERDA: TODO EL PODER PARA LA OLIGARQUÍA

Jaume Farrerons, candidato de la INTRA en España

EL CANDIDATO OPINA. NI DERECHA, NI IZQUIERDA: TODO EL PODER PARA LA OLIGARQUÍA. Macron le ha plagiado el ninismo a la ultraderecha. Pero ese absurdo (ni derechas, ni izquierdas: el sentido común) era la fanfarria "populista" más habitual. Los banqueros, sin embargo, ya no necesitan una casta de testaferros políticos organizados en dos mafias (derecha e izquierda) para mejor estafar al pueblo dándole la engañosa sensación de poder "elegir" ("democracia liberal"): gobiernan directamente ellos mismos como presuntos técnicos y aplican soluciones "eficaces" a los complejísimos problemas económicos que, más allá de las obsoletas "ideologías", la masa iletrada supuestamente no podría comprender. El resto, para ellos, es "populismo", vocablo que en sus bocas significa "posverdad" (=mentira) o, a lo sumo, ignorancia de legos y semi analfabetos funcionales.

SOLUCIONES COMPLEJAS A PROBLEMAS COMPLEJOS: EL DISCURSO DE LA EXTREMA DERECHA JUDÍA

Curiosamente, las supuestas "soluciones técnicas" de estos sabios y científicos de la finanza son siempre las mismas, sea cual fuere el problema: recortes sociales, privatizaciones, deslocalizaciones, desregulación laboral... O sea: enriquecer a los más ricos, empobrecer a los más pobres. La doctrina neoliberal del judío Milton Friedman ha provocado el caos financiero que desencadenó la "crisis" de 2008, pero cuando dichas medidas fallan o incluso generan, como es el caso, los problemas que tenían presuntamente que resolver, entonces los "sabios" las vuelven a aplicar, sólo que todavía más endurecidas y radicalizadas en perjuicio de "la gente" (=los gentiles). Resulta imposible refutar el programa neoliberal cuando uno debate con dichos "científicos" de la economía, porque los neoliberales responden al neoliberalismo con el hiper-neoliberalismo, siempre insuficiente a su gusto. Hay que liberalizar más. Eso es todo. ¡Un programa muy "complejo"! Y tan "eficaz" que hunde siempre a los países en la miseria. En el horizonte: la esclavitud, trabajar gratis pero voluntariamente, objetivo último de la oligarquía que ya se columbra en calidad de concepto límite de las "políticas de ajuste duro". Puestos de trabajo, sí, pero sin remuneración.

¿ECONOMÍA O RELIGIÓN DEL "PUEBLO ELEGIDO"?

No obstante, como demuestra el caso francés, el pueblo trabajador gentil todavía no ha comprendido que tras las sofisticadas fórmulas matemáticas del neoliberalismo no hay ninguna ciencia, sino una religión racista y genocida: el judaísmo. El neoliberalismo constituye un simplismo para tontos. ¿No se asemeja demasiado a uno de esos otros "simplismos" populistas, así descalificados de buenas a primeras aunque en realidad escondan verdades como puños? La política sionista, que es nacionalista y socialista, desmiente las pretensiones neoliberales cuando se trata de aplicarlas al único Estado judío existente en la actualidad. ¡El neoliberalismo vale únicamente cuando se trata de explotar a los obreros gentiles! Israel, nido de la oligarquía, vive de los subsidios estadounidenses o alemanes, y de las ayudas privadas de la diáspora. Por no hablar de los propios oligarcas, que son inversores, es decir, usureros: parásitos. Los beneficiarios del neoliberalismo, en definitiva, la oligarquía, no han conocido en su vida el significado de "trabajo" o "austeridad", ese imperativo ético que tanto exigen a los demás. Palabras de la más alta autoridad religiosa del Estado de Israel, el supremo rabino sefardita Ovadia Yosef: "Los no-judíos son animales y sólo existen para servir a los judíos".


Que no te engañen.

Por la patria, el pan y la justicia. En pie las naciones frente a la oligarquía genocida.

Jaume Farrerons
Candidato de la Izquierda Nacional de los Trabajadores - INTRA - Figueres​
Figueres, 10 de mayo de 2017