en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

domingo, marzo 12, 2017

LA AGENDA OLIGÁRQUICA



Esa máscara llamada Donald J. Trump.











A un paso de la guerra civil de religión. El papel de la extrema derecha cristiana en los planes de Wall Street, la City de Londres y el Estado de Israel.

La guerra mundial es aquéllo que busca la oligarquía sionista. Y la extrema derecha ultra-católica o fundamentalista evangélica islamófoba pica el anzuelo. Hete aquí un esbozo aproximado -no somos adivinos, sino prospectivistas- del plan de Sión en DIEZ PASOS y el resultado previsto y deseado por las élites financieras que mueven los hilos de la historia desde el año 1945. Que el plan se cumpla o no depende de muchas circunstancias y deben de existir planes alternativos en función de  acontecimientos que la oligarquía no controla, pero en cualquier caso esto y no otra cosa es grosso modo lo que la secta tiene en mente con respecto a la función útil reservada a los ultraderechistas.

PASO PRIMERO. Con la inestimable ayuda de Arabia Saudí, aliado occidental en el mundo árabe y pieza clave de todo el proceso, las élites financieras fomentan el islam más retrógrado y reaccionario, mientras, al mismo tiempo, persiguen y destruyen el nacionalismo árabe socialista y laico, no fuera a ocurrir que los países musulmanes progresaran y terminaran aliándose con Europa contra Israel, Inglaterra y EEUU (el peor escenario posible para la mente oligárquico-sionista).

PASO SEGUNDO. Después de dividir a los árabes y devolverlos a las cavernas del fanatismo religioso, siguiente hito: anegar Europa de inmigrantes islámicos lo más radicalizados posible. A tales efectos, los oligarcas utilizan a los imanes wahabitas salafistas producidos como galletas por sus aliados saudíes. Las autoridades occidentales pretenden hipócritamente combatir la xenofobia, pero en realidad la fomentan de manera descarada otorgando toda clase privilegios a los recién llegados, musulmanes o no, mientras la población autóctona se hunde en la miseria por la falsa "crisis" que las propias élites financieras han provocado adrede.

PASO TERCERO. Desmantelamiento del Estado social europeo, supuestamente insostenible, coincidiendo con el hecho de que el goteo interminable de inmigrantes se ha convertido en oleada masiva de refugiados procedentes de guerras que la misma oligarquía ha provocado en Oriente Medio. Objetivo: conseguir que el nativo europeo acuse a los inmigrantes, especialmente a los musulmanes, de todos los males habidos y por haber para convertirlos en fácil chivo expiatorio populista de los crímenes oligárquicos.

PASO CUARTO. Promover el terrorismo yihadista, estrategia que se implementará siempre desde la intocable aliada, la Casa de Saud, que paga las mezquitas integristas y radicales, pero también pone dinero, a través de sus ONGs filantrópicas, para Al-Qaeda, Estado Islámico y otras organizaciones terroristas.

PASO QUINTO. Provocar atentados "islámicos" (=auto-atentados o atentados de falsa bandera) en EEUU, Europa y todo el mundo occidental: 11-S, 11-M y siguientes... Fabricación mediática y propagandística del "islamofascismo".

PASO SEXTO. Apoyar a la extrema derecha judeo-cristiana e islamófoba para que encienda la chispa del incendio en el lado autóctono occidental, instigando al odio en la población blanca y arrastrándola al enfrentamiento físico contra los inmigrantes islámicos (un ejemplo: las violaciones en Alemania, descaradamente planificadas para indignar a la población). Creación mediática y propagandística del "neofascismo" europeo.

PASO SÉPTIMO. Permitir, pese a las farisaicas protestas "democráticas" y todo el bla bla bla humanitario, la llegada de dirigentes ultras islamófobos al poder político. ¿Imposible? Hete aquí a Donald J. Trump en la presidencia de EEUU. Estamos en este punto.

PASO OCTAVO. Lo que viene a continuación es el inicio de la guerra civil. Victoria electoral de la extrema derecha en Europa. Expulsiones masivas. Resistencia musulmana con apoyo de parte de los autóctonos. Exterminio de los árabes inmigrados y no inmigrados. Sarajevo 2.0. Genocidio.

PASO NOVENO. Acusar a los palestinos de "neonazis" y antisemitas que quieren matar a los judíos. Limpieza étnica de la minoría árabe. Israel puede por fin, en efecto, liquidar también discretamente al pueblo palestino, sin que la opinión pública occidental proteste por ello (Europa tiene sus propios "problemas" con los "moros"). Culmina, en consecuencia, la Nakba iniciada en 1948.

PASO DÉCIMO. Los "fascistas" europeos, eternos tontos útiles de Sión, son ahora acusados de genocidio, todo ello con el aplauso de Israel, que se lamenta en calidad de víctima del Holocausto por las atrocidades cometidas contra "semitas", de manera que, ante tanto horror, la oligarquía sionista puede "restablecer la democracia y los derechos humanos en Occidente". El paréntesis nefasto de retorno de la "barbarie nazi" convierte en incontestable el código simbólico antifascista y propicia un golpe de Estado "humanitario" con la ayuda de Rusia y del nuevo gobierno de EEUU. Los "criminales neofascistas" son condenados a muerte y colgados de las farolas por todo el territorio europeo y norteamericano. Nüremberg 2.0.

RESULTADO FINAL. GOBIERNO MUNDIAL SIONISTA. Europa arrasada. Eretz Israel del Nilo al Éufrates. Inauguración del Tercer Templo de Jerusalén. Esperada parusía mesiánica... (efectos especiales en Hollywood).

AGRADECIMIENTOS. Gracias, "patriotas" judeo-cristianos, por entrar al trapo contra los inmigrantes y colaborar en la instauración de la dominación ultraderechista judía a escala planetaria. Sois unos cracs.

Jaume Farrerons
La Marca Hispánica, 11 de marzo de 2017

Fuente: https://www.facebook.com/izquierdanacionaltrabajadores.cat/photos/a.400724253441842.1073741829.398513670329567/699152906932307/?type=3&permPage=1


No hay comentarios: