en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

sábado, noviembre 23, 2013

La ley del odiómetro (Ramon Bau)





















LEGISLACÍÓN PENAL Y DELITOS DEL ODIO
 
PRECEDENTES

La sentencia del Tribunal Supremo absolviendo a Ediciones Nueva República, Librería Kalki y CEI, junto con la sentencia del Tribunal Constitucional legalizando el revisionismo (o sea poner en duda la versión oficial de los vencedores sobre la II Guerra Mundial) y la imposibilidad de cerrar la Librería Europa, era evidente que iba a provocar un cambio de legislación que se adaptara a las ordenes del sionismo internacional, que para algo son los que gobiernan de verdad el mundo.

La absolución del Tribunal Supremo se basaba sobretodo en dos aspectos esenciales:
  • Editar libros de otras épocas en los que el lenguaje no es el ‘políticamente correcto’ de hoy en día no es delito mientras el editor o distribuidor no asuma esas partes ‘ilegales hoy’ como propias, las apoye o proponga como actuales. De lo contrario la mitad de la literatura mundial iba a tener que desaparecer (cosa que sin duda desearía el sionismo).
  • Para provocar ‘odio’ es preciso no sólo el insulto sino una manifestación de acción o discriminación. Si no es así estamos ante un tema de ‘insultos’, no de "promover odio".
El Constitucional por otro lado ha dejado claro que la opinión histórica debe ser libre, intentar prohibir una opinión histórica convierte lo ‘histórico’ en ‘religión de Fe’. Los medios sionistas logran en muchos países que su versión disparatada de la II Guerra Mundial sea una Religión de obligada creencia, una declaración de Fe de la nueva religión sionista-democrática, y quiere castigar como ‘herejes’ a los revisionistas.

Y por último aunque se logró condenar a Pedro Varela (debido a que la Sentencia del Supremo fue posterior a su  juicio y condena) la ley no permitía condenar a personas jurídicas (la librería Europa en sí misma) y por tanto cerrarla como querría la democracia asesina que nos desgobierna.
 
Ante todo no hay que sorprenderse de ello. El ‘Derecho’ siempre ha sido un arma del Poder, no un instrumento de la ‘Justicia’.

No sé si sabe la mayoría que durante la guerra y ocupación de Irak en 2003, los Estados Unidos, al conocerse las torturas y violaciones de sus soldados, los excesos en las prisiones de Guantánamo, etc., emitieron un comunicado dirigido a la comunidad internacional en el que decían que no consentirían que ninguno de sus soldados fuera juzgado por crímenes de guerra ni torturas.

Ya en 2002 el gobierno estadounidense había conseguido una resolución del Consejo de Seguridad de NN.UU. por la que se eximía a las fuerzas estadounidenses de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra, genocidio, o crímenes de lesa humanidad cometidos en relación con operaciones de la ONU establecidas o autorizadas.

La impunidad no se garantizaba solo a los soldados estadounidenses sino también a los mercenarios y empresas contratadas para la guerra, es decir, al sector privado. Israel hizo lo mismo y nunca ha permitido que se juzguen sus crímenes por esos llamados ‘Tribunales Internacionales' que son una risa de parcialidad e hipocresía.

En octubre 2013, la Unión Africana protestó por que siempre se juzgan en esos ‘tribunales internacionales’ montados por USA-Sion a los dirigentes africanos e islámicos pero no a los del resto de Asia, Israel y USA, Sudamérica, etc., y reclamaban inmunidad para los africanos.  Pobres, no han entendido que precisamente por ser débiles o vencidos se les juzga sin problemas. Los genocidios y guerras de regímenes fuertes jamás serán juzgados.

Así pues debe quedar claro que escandalizarse porque las leyes sean injustas o sean parciales es algo que demuestra no conocer la democracia en sus fundamentos:

1-    Su hipocresía: la democracia es la careta hipócrita de la dictadura de la finanza, y basa una buena parte de su poder en la mentira y la farsa, impuesta por su dominio de los medios de información de masas convertidos en empresas del Mercado.

2-    Quienes mandan realmente en la democracia no son los políticos, meras marionetas, sino la finanza internacional, los usureros (y dentro de éstos sobresalen los grupos sionistas) .

Racismo legal y crímenes de lesa humanidad
convalidados por el sistema oligárquico transnacional.
LA NUEVA LEY GALLARDON

La nueva ley pretende solucionar estos temas, pero manteniendo la hipocresía típica de la democracia.

Su actuación muestra dos influencias distintas entre los grupos NS y NR:

1-    Su principal problema es que genera un cierto ‘miedo’ (a menudo excesivo e irracional) en muchos camaradas sobre todo por los comentarios que la prensa hace de ese redactado, comentarios destinados a asustar y propagar la idea de que se va a prohibir todo.

2-    El redactado de la Ley es correcto en casi todo (con algunas excepciones que analizaremos y que posiblemente sean anti constitucionales), si no fuera porque la ‘interpretación’ de la ley cae en manos de unos tribunales politizados en gran parte y siempre presionados por el poder y la prensa. Eso genera una cierta indefensión al no estar claras algunas interpretaciones esenciales.

Ante todo debe quedar claro que el Nacionalsocialismo es legal, sigue siéndolo y lo mismo el revisionismo, dudar o negar cámaras de gas o historias apoyadas por los vencedores de la II Guerra Mundial. Solo que su expresión debe cuidar “no promover o favorecer un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación”.

Y ahí está el problema de la interpretación judicial.

Tampoco prohíbe la ley alabar a Hitler o leyes y actos del III Reich siempre que esas opiniones positivas no se refieran a delitos de genocidio cometidos por ellos. O sea que se deje claro qué es lo que se enaltece o alabe y no se pueda referir en global a hechos que hoy serían delictivos.

Pues la Ley indica:

“b) Quienes enaltezcan o justifiquen por cualquier medio de expresión pública o de difusión los delitos que hubieran sido cometidos contra un grupo, una parte del mismo, o contra una persona (...)".

Lo penado es pues enaltecer los delitos, no otras actuaciones o méritos de personas o regímenes. Es evidente en este sentido que apoyar la política soviética sobre la religión sería delito, apoyar la política democrática sobre la limpieza étnica en Pomerania y Silesia en 1945 sería delito, apoyar la política del III Reich en el tema judío sería delito.

En realidad es algo justo, como digo, si se interpreta como tal, de forma rigurosa y razonable, pues todo fomento del odio a una raza, pueblo o religión es siempre negativo y debemos rechazarlo.

Tampoco está mal redactado el tema revisionista, que en modo alguno lo prohíbe, pues no podría prohibirlo dada la sentencia del Constitucional.

La ley dice que se prohíbe:

e) Quienes nieguen, hagan apología, o trivialicen gravemente los delitos de genocidio, de lesa humanidad o contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado (…)”
 
Pero esto sólo y exclusivamente:

“Cuando de este modo se promueva o favorezca un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación contra los mismos”.

Una vez más si fuera bien interpretada la ley es justa, pues quien use el revisionismo para fomentar o favorecer el odio contra una raza o pueblo, etc., hace un uso infecto del revisionismo, cuyo objetivo es la Verdad, no el uso político antisemita, ni siquiera negar el dolor y las víctimas inocentes que realmente hubieron, ningún revisionista niega que el trato que los judíos recibieron en la II Guerra Mundial fue un delito de Genocidio según las leyes actuales españolas.

Por tanto un texto revisionista negando la existencia de las cámaras de gas de exterminio, y la orden de exterminar a los judíos en general es perfectamente legal si, y sólo si, se encuadra en una discusión puramente histórica, sin negar el sufrimiento de las víctimas inocentes ni promover odio ninguno, etc.

El repugnante "trepa" Alberto Ruiz-Gallardón
arrimándose al árbol que mejor cobija sus
vulgares ambiciones de dinero y poder. 

EL PROBLEMA DEL LENGUAJE DE LOS AÑOS 30

La Ley habla de ‘obras de claro sentido político antisemita, racista, xenófobo’. Y la realidad es que muchos libros tienen sentido, no solo los editados por el III Reich sino muchos otros, que no serán prohibidos aunque sean también claramente xenófobos. El término racista debe asumirse como fomentando la discriminación por motivos raciales o supremacismo entre razas, etc., no en el sentido nuestro de ‘Racismo’ como ‘aprecio y fomento de todas las razas y protección de la raza propia especialmente’. El tema no es que sean no solo xenófobos o antisemitas, sino que además tengan un sentido ‘político’ puesto que si no prohibirían una enorme cantidad de libros de la literatura en general. O sea esos libro deben tener un sentido político o ser usados políticamente.

Pues bien, es evidente que una buena parte de los textos de los años 30 y en concreto del Nacionalsocialismo histórico del III Reich son ilegales en estos términos, y lo son por dos motivos bien distintos:

1- Una serie de libros son realmente xenófobos y antisemitas, y personalmente creo que deben ser repudiados y no editados ni distribuidos por los grupos NS. Aunque creo que deberían ser editados y estar disponibles en bibliotecas o centros de estudio.

2- Otros muchísimos lo son porque el lenguaje de la época no preveía la sutileza y precisión de lenguaje que hoy es necesaria. Y ésos son esenciales a veces para nosotros los NS si no fuera por el error del lenguaje.

En la mayoría de los libros de esas épocas se habla de ‘los judíos’ en general, cuando en realidad el texto se refiere a dirigentes judíos-talmudistas o grupos de poder judaicos, o sea a la actitud y políticas de dirigentes y grupos judíos pero jamás a todos los judíos por el mero hecho de serlo. Desgraciadamente el lenguaje está mal, y con ello se generan dos graves problemas:

1- Es un error y una injusticia asignar a una raza en general cualquier tipo de delito, actitud, error, problema o defecto, y también virtudes o excelencia.  En toda raza hay de todo. Si en un libro se habla de la usura judía se comete un error: no todos los judíos, en modo alguno, los son usureros. Si se dice que el comunismo es judío lo mismo, en todo caso los dirigentes y organizadores del comunismo eran judíos opero no todos los judíos son ni han apoyado al comunismo ni son responsable del comunismo (y lo mismo del capitalismo). Ningún artículo debería incluir nada contra o sobre ‘los judíos’ en general, ídem negros, ni blancos, pues es una injusticia asignarles a una colectividad global racial defectos que culpen a todos.

2- Para colmo este error hace ilegal el texto, cuando su contenido no debiera ser ilegal si se expresara bien.

Lo razonable sería reescribir estos textos de forma correcta para poder editarlos hoy en día sin problemas, por supuesto explicando que no es el texto original, y por tanto sin asignar al autor real ese nuevo texto, o sea no es decente falsificar textos, pero sí exponer sus ideas correctamente.

Dice la ley "indirectamente", o sea, como el 
fiscal, ahora también juez instructor, decida
de forma arbitraria, torticera y politizada.
LAS DOS INFAMIAS DE LA LEY

Si he dicho que la Ley en sentido e interpretación estricta sería casi buena, hay que explicar ese ‘casi’. Hay dos motivos que muestran claramente que esta Ley es sionista de cepa, promulgada sólo para prohibir, si pudieran, a todos los Nacionalsocialistas, y escrita con toda la mala intención y con pésima coherencia legal.

Primer motivo

Los delitos se comenten solo cuando por:

“Quienes fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o discapacidad.”

Esto se repite en todos los casos. Pues bien vemos en este redactado dos graves temas:

1.-Por motivos “referentes a la ideología”. Suponemos que cuando se fomente la discriminación a alguien por ser Nacionalsocialista podremos ir al fiscal para acusar a esa persona que discrimina. Pero creo que no va a servir, por tanto esa inclusión de ‘ideología’ no tiene sentido si no podemos nosotros también usarla en nuestra defensa.

2.- Por motivos “directa o indirectamente al odio”. Por supuesto la Ley no indica cuándo o en qué se basa uno para aseverar que está fomentando indirectamente el odio u hostilidad. Por ejemplo un texto de Sabino Arana puede fomentar odio u hostilidad contra los españoles, la declaración de un separatista catalán hace poco indicando que le daba asco ser español es fomentar directa o indirectamente odio u hostilidad contra los españoles, y frases de centralistas contra los catalanes ídem… Pero me temo que tampoco a la fiscalía le van a interesar estos temas. No creo que se atrevan a prohibir El Corán, que fomenta discriminación contra la mujer, ni la Biblia que propone lapidar a los homosexuales. Y menos el Talmud que dice de todo sobre los ‘gentiles’. En una palabra, esta ley pretende ser aplicada solo contra los ‘enemigos del sistema’, no contra los que fomenten odio pero sean amigos o aceptados por el ‘sistema’.

Necesitamos un “odiómetro”, un aparato que nos diga si algo fomenta indirectamente odio u hostilidad a alguien. Por supuesto la Ley no quiere precisar de forma premeditada.  Y además no pretende usarse más que contra los NS.

Estoy convencido de que este trozo de la Ley debería denunciarse ante el Tribunal Constitucional como ‘indefensión’, dado que impide saber si se está o no cometiendo delito.  El problema es que para llegar al Constitucional se precisa una condena previa o la actuación del Defensor del Pueblo (elemento político), sería conveniente encontrar un abogado para instar al Defensor del Pueblo a ello, aunque no creo que ese elemento ‘defienda al pueblo’ sino a los intereses de los dirigentes políticos y a la demagogia barata y popular.

Segundo motivo

La ley indica que la negación y demás solo afecta a ciertos genocidios, a saber, aquéllos:

 “(…) que hubieran sido declarados probados por los Tribunales de Nüremberg, por la Corte Penal Internacional o por otros Tribunales Internacionales (…)”

La inclusión de este apartado es ante todo claramente discriminatorio: establece genocidios de primera y de quinta regional; de primera sólo los nazis y fascistas como quien dice, con excepción de algunos africanos y ex yugoslavos. No hay motivo para discriminar porque el delito sólo existe si además de negarse o poner en duda ‘se fomenta odio’, de manera que fomentar el odio contra razas o pueblos o religiones negando genocidios ‘no oficiales’ es legal.

Pero, sobre todo, lo más alucinante es que la ley dé como ‘buenas’ las sentencias del Tribunal Militar (han omitido deliberadamente este apelativo oficial) Internacional de Nüremberg. Que no es internacional, ni legal, ni nada de nada. Es más, las normas procesales del llamado Tribunal de Nuremberg serían hoy en España declaradas ilegales y contrarias al Derecho Natural. Aquí se toman como ‘sagradas’ las sentencias de un 'tribunal' cuyas normas son hoy ilegales y delictivas.

Por supuesto, este tema sería anti-constitucional pero no lo es en realidad porque la duda o crítica o negación de esa pantomima de criminales aliados en Nüremberg sólo es delito si ‘fomenta el odio’, no si se critica al tribunal, sus normas y sus sentencias basadas en pruebas falsas, testificales sin fundamento, perjurios y falta absoluta de periciales; recordemos que dos de los jueces fueron nombrados por Stalin, entre otras muchas barbaridades jurídicas. Así que la burla del Tribunal de Nuremberg, sus condiciones procesales, sus métodos probatorios, sus jueces, etc., es un filón fantástico para burlarse de esa ley.

Continuad luchando por la verdad.
EL FAVOR QUE HACE LA NUEVA LEY AL NACIONALSOCIALISMO

Pese a que esa ‘indefensión’ creada por la vaguedad en la definición de fomento indirecto de odio y la falta de un ‘odiómetro’ nos crea problemas, en realidad la Ley también tiene aspectos muy positivos para el Nacionalsocialismo actual, en especial dos temas.

1.- La Ley puede conseguir que las revistas y esfuerzos Nacionalsocialistas se dediquen más a difundir nuestro socialismo, nuestra lucha por el Arte y la Ética, nuestra lucha contra las mafias financieras y los grupos de presión usurarios, nuestra política en defensa de la Naturaleza y el campesinado, etc. Porque si eliminamos la usura financiera y la decadencia social haremos polvo de verdad a las fuerzas que aplauden y fuerzan la creación de estas leyes.

Tales fuerzas lo que temen no es el revisionismo sino a un Nacionalsocialismo capaz un día de juzgar y hacer ejecutar como criminales contra la humanidad a los financieros, a la chusma corrupta, promotores de la deuda y la decadencia ética. Nuestras revistas y lucha deben dejar de ocuparse principalmente de temas históricos para fijarse en la lucha contra el enemigo del mundo, el poder financiero y la corrupción ética que impone esa finanza. Y no otra  es la mejor forma para combatir a los poderes que histéricamente intentan prohibir la verdad histórica. Por supuesto no debemos dejar de reconocer a los héroes y los hechos de los años 30 que fueran positivos, pero esa no es nuestra diana central. No debemos traicionar el pasado ni quedarnos en el pasado, no debemos ignorar los errores y los crímenes del pasado ni por ello dejar de recordar y alabar los hechos extraordinarios del pasado.

2.- La Ley puede lograr que el revisionismo histórico quede para revistas y publicaciones, libros y webs de tema histórico, no vinculadas a una utilización política, sino especializadas y serias, sin apologías pero a la vez demostrando las verdades sin más.

Hoy en día se han editado ya cientos de libros con todas las pruebas del revisionismo, y además hay en Europa y USA miles de textos con pruebas y más pruebas. Pero son textos históricos profundos, no para el público en general sino para el estudioso.

El revisionismo actual ya no tiene mucho sentido en el camino de repetir los datos y pruebas que ya han sido publicados y no pueden ser rebatidos por el sionismo. Afortunadamente hay países donde se pueden publicar, como en USA, Dinamarca, Inglaterra, Rusia… Incluso en Francia, siempre que sea en libros y revistas que no tengan venta al público, de forma que si aparecen nuevas pruebas o datos no es problema dejar constancia científica de ello.

En cambio la publicación de datos serios y estudios profundos para desmontar la mentiras oficiales sobre los hechos históricos de los años 30 y 40 en revistas nuestras no tiene sentido ‘propagandístico’, puesto que no son masivas ni van a lograr convencer a las masas de nada, entre otras cosas porque no llegan a las masas, ni las masas se dejan influir por revistas serias sino por TV, cine, diarios, radio, etc.

Aprovechemos pues la Ley sionista que nos imponen para lo positivo, para luchar contra la usura y el capitalismo, la decadencia materialista, el poder del dinero y la corrupción moral, la destrucción de la Naturaleza, la invasión inmigratoria ilegal, el odio contra la raza blanca; para difundir nuestras ideas positivas y necesarias contra el Sistema actual de democracia y poder capitalista o supuestamente ‘progresista’. Tengamos cuidado pero no un miedo irracional, la lucha sigue, nunca hemos querido promover odios raciales, sino combatir a auténticos criminales.
 
Ramon Bau
La Marca Hispànica
23 de noviembre de 2013

AVISO LEGAL

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/11/aviso-legal-20-xi-2013.html

 Alberto Ruiz-Gallardón borracho.

14 comentarios:

Vailos Laros dijo...

Hacía mucho tiempo que no leía un texto actual de Ramon Bau (lejanos parecen ahora "Mundo NS" y "Bajo la tiranía"), máximo representante del NS español, un NS que, por descontado, nada tiene que ver con la ultraderecha ni con los "NS" de salón y de teatro/cine made in Hollywood. La prueba está en que el propio administrador de este blog ha permitido publicarle este artículo, y es una buena señal de que, aun posiblemente manteniendo ciertas distancias, uno y otro van acercando posiciones.

Enhorabuena al administrador y a Ramon Bau.

Anónimo dijo...

Ramon Bau es una de las figuras más honestas y nobles que conocemos dentro de eso que los medios denominan la "ultraderecha" y que es como un cajón de sastre donde el sistema mete ideas, cosas y personas muy distintas, por no decir opuestas. Como todo el mundo sabe, este sitio no es nacional-socialista, sino nacionalista revolucionario de izquierdas, pero los puntos de contacto con el NS de Bau son muchos más de los que podría parecer.

Anónimo dijo...

A fin de cuentas los NS en teoría eran y son nacionalistas revolucionarios, al margen de la división izquierda-derecha, la cual la tienen superada, por eso se supone que es una tercera vía.

ENSPO dijo...

No estamos aquí de acuerdo con este último comentario. Las políticas interclasistas de tercera vía podían sostenerse cuando en occidente todavía había burguesías patrióticas, pero en la actualidad y desde 1945 todas las burguesías son apátridas y sionistas. EL ÚNICO GRUPO SOCIAL PATRIÓTICO ES EL DE LOS TRABAJADORES. Der Arbeiter. Adiós a las terceras vías. El NR es de izquierdas o no es NR.

Anónimo dijo...

Lo de burguesía patriótica es muy relativo, hay que especificar dicho término, la burguesía siempre se ha enriquecido a costa de la explotación laboral de los trabajadores en sus mismas naciones, otra cosa es que haya un estado mediador que implante políticas socio-económicas intervencionistas que conduzcan a un mejor reparto de la riqueza, en darle una utilidad social a la propiedad privada, lejos de la especulación capitalista.
En sí los NR y los Ns coinciden en los postulados básicos en materia socio-económica, hay pocas diferencias y por supuesto los NR no rechazan la existencia de las clases y de la propiedad privada en los términos que propugnan, lejos del neoliberalismo y cualquier forma de capitalismo.

Anónimo dijo...

¿Der Arbeiter?
¿Usteded conocen algún arbeiter?

El arbeiter era un individuo que existía en Alemania y que por sus excepcionales características pudo conectar con el proyecto socialista nacional NS de Adolph Hitler. Ahora ya no quedan, se lo digo yo que he pasado muchos días de mi vida comiendo en polígonos, comiendo con los currantes y sabiendo de sus dificultades y anhelos.

El arbeiter tenía unos valores tradicionales en muchos casos originarios y coincidentes con los del antiguo régimen, a saber, machista (no eran feministas ni estaban por la teoría izquierdista de la liberación femenina por medio de su entrada en las fábricas), católico (no practicante o lo justo, o ateo reactivo pero respetuoso), responsable, xenófobo (antisemita, antifrancés y antipolaco), nacionalista, idealista, valiente, noble, con un fuerte sentido de la justicia y de la abnegación.
La izquierda lo convirtió en un pelele hedonista, feminista, calzonazos, cicatero, cuentista, holgazán, politoxicómano, internacionalista, atéo (o pasota), sin patria, materialista y superficial. La clase trabajadora a lo que aspira ahora es a hacerse tatuajes, depilarse el body, operarse la nariz o las tetas, tunear el bólido, la igualdad de sexos, la brecha salarial a favor del hombre y está muy preocupada por el maltrato, los genocidas de los einsaztgrupen y que se establezca una saludable multiculturalidad (oficiales de primera haciendo su trabajo con sueldo de aprendiz a quienes poder vender el piso comprado por sus padres gracias a la política de construcción de viviendas sociales de Ministerio de la Vivienda de Franco para mudarse a uno nuevo con garaje e hipoteca a 40 años).

No hay nada que hacer con la izquierda de los trabajadores, salvo el ridículo. Primero porque ya apenas quedan trabajadores y en segundo lugar porque son de izquierdas, precisamente. Aún habría algo que hacer con las clases medias, aunque poco. La weltangschauung de los trabajadores alemanes de los años treinta no está a su disposición en estos momentos, señores y probablemente no lo va a estar en los próximos doscientos años, gracias al triunfo de las ideas de la "izquierda". Lo que se denominaba en la época un pueblo de esclavos en oposición a un pueblo señor (Herrenvolk, que no significa raza superior como tradujeron torticeramente en Nuremberg y como inventan otros la palabra que traducen como "sclavenherr") Despierten. Es muy difícil ser Hitler en lugar de Hitler, todos los que lo intentaron acabaron mal.

Anónimo dijo...

PS.

El término "Herrenvolk" implica que el "Volk", i.e., la clase trabajadora, se ubica en un nivel de igualdad o se identifica con los "Herren" (Señores), i.e., las clases medias, los burgueses; una sociedad en la que Volk = Herren.

Por supuesto, los Herren de hoy en día son tan "Svklavenvolk" como los Volk. Es el triunfo de la izquierda como cultura.

Izquierda Nacional de los Trabajadores (INTRA) dijo...

He solicitado al blog que me dejen replicar a sus comentarios. Concedida la petición, paso a responderles sin acritud pero con inequívoca claridad.

Supongo que usted reivindica un presunto (e inexistente) Arbeiter católico, machista, racista y con un "sentido de la justicia" que incluye cosas como pegarle una buena paliza a la esposa cuando ésta protesta porque el desgraciado alfapolla iletrado vuelve borracho a casa.

Se confunde de sitio. La basura del MPS no tiene sitio aquí, en un lugar de la INTRA.

Sepa que si yo pudiera, usted estaría en la cárcel, que es donde merece estar por hijo de puta y cabrón que no se distingue del islamismo más reaccionario, versión meapilas franquista burguesa. Ustedes (y sus comentarios les delatan) se han confesado nostálgicos del papá autoritario que les daba por el culo. Quieren sólo obreros aburguesados, o sea, castrados a manos (o a pene) del déspota Yahvé. Tuneados por "la fe" y por todas las mentiras de una legión de curas pederastas. Convertidos al hedonismo del cielito maravilloso y a los fraudes canallescos de la vida eterna (versión interesada de explotador o versión para tontos explotados).

Y le diré más: ni siquiera está usted a la altura del programa fascista del 13 de mayo de 1919, que reclamaba el sufragio universal PARA TODOS LOS CIUDADANOS ITALIANOS, incluidas las mujeres, o sea, las ciudadanas italianas, tan dignas y valerosas como sus compañeros varones.

A ver si nos entendemos: nosotros somos nacional-revolucionarios de izquierdas, no escoria skin-head sub-eclesiástica o lumpen-evoliana. Tienen ya que enterarse de una vez. Métanse a su dios monoteísta, judeocristianomusulmán (con todo lo que implica de indignidad) POR EL TUBO RECTAL. Quizá les guste y descubran su verdadera vocación sacerdotal toma-dame.

Váyanse a las webs de extrema derecha a vomitar su mierda reaccionaria. No entiendo qué hacen en FILOSOFÍA CRÍTICA. Confusión suya, desorientación provocada por el exceso de alcohol tal vez...

Y sobre todo, no mezclen las posiciones de izquierda política con todo el desecho felicitario de religiones orientales secularizadas e invasoras de Europa (patético-machistas hasta la médula), con sus paraísos hedonistas rosas, con sus drogas mentales peores que las drogas químicas; eso sólo ha tenido que ver con la "izquierda" en la medida en que la izquierda no ha sido capaz de apostar por la racionalidad y la verdad GRIEGAS hasta las últimas consecuencias; en la medida, en suma, en que ha seguido encadenada a la BASURA religiosa que ustedes defienden para mayor gloria de su ego cobarde e incapaz de asumir la verdad de la muerte.

Usted sintetiza, oh montón de escoria, todo lo que aquí no queremos. Nulo margen para el debate con semejante deposición. No se moleste en replicar, cochino ultraderechista, suprimiremos inmediatamente su post.

¿He sido claro?

Saludos cordiales.

INTRA dijo...

Nada personal. Sólo marcar divisorias intransitables y esenciales que se encuentran más allá de toda discusión.

Anticristo dijo...

Las políticas interclasistas de tercera vía podían sostenerse cuando en occidente todavía había burguesías patrióticas, pero en la actualidad y desde 1945 todas las burguesías son apátridas y sionistas. EL ÚNICO GRUPO SOCIAL PATRIÓTICO ES EL DE LOS TRABAJADORES. Der Arbeiter. Adiós a las terceras vías. El NR es de izquierdas o no es NR.

No confundir TRABAJADOR (Arbeiter) con obrero dominguero de la SEAT.

Explicamos la cosa en un manifiesto. La clase obrera es una clase más de la sociedad burguesa. Der Arbeiter remite a un concepto político. Nosotros no tenemos la culpa de que ciertos usuarios no se lean la documentación básica del sitio.

En cualquier caso la ultraderecha no tiene derecho a rechistar en FILOSOFÍA CRÍTICA por las mismas razones que nosotros no tendríamos sitio en INTERECONOMÍA o 13 TV.

Pregunten a Esparza.

Utilicen su Curso de Disidencia como masturbador anal eclesiástico. Nada tan "disidente" como el Papa... para un cerebro intoxicado por la fe (y el afán de trepar, claro).

Anónimo dijo...

"Arbeiter, ¿ustedes conocen a algún Arbeiter?"

Menudo cretino. Y el alfapolla heroico-burgués católico, ¿conoce a algún caballero medieval en Intereconomía o en la parroquia papista del barrio?

Pero eso ya no les preocupa tanto a los blanco-propietarios de turno. "Mi papá es el mejor y yo seré como mi papá". Ahí los "ideales" no pasan por la prueba de la cruda realidad (el papá, por cierto, iba de putas), máxime cuando incluso el referente moral de la zona, el cura parroquial aludido o el locutor-pastor-sermoneador, era un montón de mierda pederasta e Intereconomía un nido de basura sionista neoliberal.

!Qué bonito hacer exámenes de moral a una masa lobotomizada por la derecha burguesa capitalista, mientras se mira hacia otro lado ante los vicios repugnantes de quienes dispusieron de todos los medios y tiempo para realizar sus fraudulentos ideales y sin embargo se encuentran humanamente por debajo de una ramera callejera!

Trabajador es un concepto político que tiene que forjarse en luchas revolucionarias y nacionales; quizá algunos obreros se conviertan en Arbeiter, pero ningún obrero, por el simple hecho de serlo, es para la INTRA "der Arbeiter".

Lo que sí tenemos claro es que todos los burguesitos vais a pasar esta vez por la piedra si de nosotros depende. Ya no hay pacto interclasista. Os vamos a machacar sin piedad; no podréis apelar esta vez a "la patria" para legitimar vuestros sucios negocietes. La burguesía está condenada a presidio porque ya no hay burguesía nacional, sino sólo burguesía traidora.

MUERTE A LAS TERCERAS VÍAS.

Vailos Laros dijo...

Me parece que me he perdido al leer los últimos comentarios. Empieza ENSPO reivindicando la figura del Arbeiter, en cuanto trabajador patriótico, y único grupo social patriótico. Luego un Anónimo identifica al Arbeiter con el proyecto NS histórico y con los valores tradicionales, el catolicismo, el machismo (!)..., vamos, más o menos de ultraderecha. Luego la INTRA y otro Anónimo le reprochan a ese otro Anónimo la manipulación del Arbeiter, que no hay que confundirlo con un simple obrero por el hecho de serlo y demás.

Porque supongo que la figura del Arbeiter original es la que reivindica el gran Ernst Jünger en su libro del mismo título, ¿no? Si es así, de católico y machista no tenía nada. Por cierto, ¿cómo es que se ha empleado este término de "machista"? ¿No es una concesión al lenguaje del feminismo como una variante del antifascismo? Vale que el programa fascista de 1919 reivindicaba el sufragio femenino, pero dejando aparte que los primeros fascistas tenían algunos devaneos variopintos (había desde anarcosindicalistas y ex marxistas hasta liberales-conservadores "duros"), y dejando aparte también que el sufragismo, aunque se confunde con la primera fase del feminismo, no tenía nada que ver con el ulterior feminismo de una Kate Millet, una Lucy Lippard o una Susan Sonntag, por ejemplo, la cuestión es si hoy aceptaríamos el sufragio universal como medio de ejercer la democracia, porque si no me equivoco lo que reivindica INTRA es una democracia asamblearia que nada tiene que ver con el voto mayoritario o del mínimo de la mitad más uno a partidos políticos cada cuatro años.

ENSPO dijo...

Lo que ha pasado Vailos Laros es que a veces pensamos, o algunos piensan, que los únicos usuarios de sitios como éste pertenecen al género masculino.

Y claro, puede ocurrir que ante ciertas constataciones que son también reivindicaciones obscenas (por los adjetivos despectivos que se utilizan para contraponer obrero "bueno" y obrero "malo"), alguien se ofenda y con razón, poniéndonos entre la espada y la pared.

Nosotros no vamos a perder para este blog a personas que están con nosotros y comparten nuestra ideología NR de izquierdas para salvarle la cara a un ultraderechista católico.

Así que no nos gustan determinadas expresiones, pero las preferimos al inmundo reaccionarismo de cierto anónimo.

En cuanto al tema Der Arbeiter, evidentemente el texto canónico es el de Jünger y la figura jüngeriana en cuestión no es precisamente católica y nada tiene que ver con la clase obrera sumisa a dios y al capital que elogiaba el mencionado anónimo.

Pero en nuestro caso Der Arbeiter es la figura del trabajador tal como la hemos expuesto en el Manifiesto por una Izquierda Nacional. Allí quedaba muy claro que la CLASE OBRERA era un grupo social PERTENECIENTE a sociedad burguesa, mientras que el trabajador como "grupo social" (por decir algo) en nuestros términos es un concepto ético-político, no socioeconómico. Un obrero no tiene que ser necesariamente un trabajador-arbeiter y el trabajador-arbeiter no es tampoco necesariamente un obrero.

La versión por ahora vigente del Manifiesto creo que está colgada en la página de FILOSOFIA CATALANA.

En este sitio no le vamos a dar cancha a la extrema derecha. El motivo es que cuando ellos controlan un medio o una institución operan como una verdadera secta amordazando y calumniando a quienes no aceptan que el judío Jesús es dios y que si te sometes a la sotana recibes a cambio la recompensa de la vida eterna, etc. Eso jamás. Yo prefiero a un drogadicto que a un creyente. Un drogadicto infecta su cuerpo, pero no expulsa la verdad de su alma. El creyente intoxica su alma para ocultarse la verdad que tiene delante y encima alardea de "espiritualismo" frente a los "materialistas" ateos. Los creyentes nos dan asco, los drogadictos, pena. Toda aquella mierda neoliberal es tratada aquí como tal: con jabón y lejía de desinfección. La ultra aquí lo tiene claro. Y no vamos a impedir que a los "patriarcas" se les responda con todo el rigor que haga falta, al mismo tiempo que se suprimen sus comentarios.

EXACTAMENTE, REPITO, COMO HACEN ELLOS CUANDO PUEDEN CON SUS ADVERSARIOS. La ultra monoteísta-abrahamánica y la ultra evoliana no tienen lugar aquí. Que se busquen otros caladeros, máximo cuando ya entran con ínfulas y hablando en los siguientes términos:

"El arbeiter tenía unos valores tradicionales en muchos casos originarios y coincidentes con los del antiguo régimen, a saber, machista (no eran feministas ni estaban por la teoría izquierdista de la liberación femenina por medio de su entrada en las fábricas), católico (no practicante o lo justo, o ateo reactivo pero respetuoso), responsable, xenófobo (antisemita, antifrancés y antipolaco), nacionalista, idealista, valiente, noble, con un fuerte sentido de la justicia y de la abnegación.
La izquierda lo convirtió en un pelele hedonista, feminista, calzonazos, cicatero, cuentista, holgazán, politoxicómano, internacionalista, atéo (o pasota), sin patria, materialista y superficial."

Nos quiere vender un arquetipo que él mismo califica de machista, católico, xenófobo... Y todo lo que no sea esta bazofia patriarcal abrahamánica ya deviene un holgazán politoxicómano, etc. Como comprenderá, no nos vamos a comer la tostada.

ENSPO dijo...

El uso de la palabra "género" tiene la misma importancia que el uso de la palabra "holocausto" u otras en el contexto de un debate, además es la palabra que ha empleado la interesada al pedirnos que fuera ella la encargada de responder.

El lenguaje no lo elegimos nosotros, es el que hay. Por ejemplo, "la ley de violencia de género" se llama así, no podemos pretender que se denomine "ley de violencia de sexo". El empleo de palabras del diccionario no supone admitir la ideología que supuestamente pueda haber detrás de dichos usos. La imputación ideológica es motivo de debate, cuando lo haya.

Aquí no defendemos el "feminismo supremacista genérico", pero tampoco el patriarcado abrahamánico. Las religiones monoteístas semíticas son las más absolutamente abominables en materia de "género" o como le quiera llamar, Vailos Laros.

Por cierto, su mensaje se ha suprimido por error, pero afortunadamente hemos podido leerlo. También se ha suprimido por error otro mensaje que manifestaba su total acuerdo con uno de nuestros comentarios.

Y se ha suprimido de forma deliberada el mensaje del anónimo de Intereconomía/13 TV.

La necesidad de controlar el spam provoca a veces estas situaciones.

Reiteramos que el sitio FILOSOFÍA CRÍTICA no aceptará consignas ultraderechistas, "machistas", xenófobas o similares. Y ello por dos cuestiones: 1/ porque es ilegal y tenemos la responsabilidad de administrar el sitio y, por ende, una civil subsidiaria; 2/ porque no compartimos la ideología ultraderechista, en ninguna de sus variantes (hebrea, "aria", musulmana...). Esto debe quedar muy claro para todos aquellos que quieran postear en este sitio. Quienes afirmen la superioridad del varón sobre la mujer, o de una raza sobre otras, o de una casta "aristocrática" sobre los "despreciables" obreros o posturas derechistas semejantes, váyanse buscando otro lugar para dejar tales comentarios, serán echados a patadas de aquí.

Desde el principio hemos hablado claro al respecto, nadie puede pretender que ignora las posturas NACIONAL REVOLUCIONARIAS IZQUIERDAS que inspiran FILOSOFÍA CRÍTICA.

Varones y mujeres tienen los mismos derechos y obligaciones, a pesar de que existan diferencias psíquicas o fisiológicas innegables entre ambos sexos, esto es una cosa y otra muy distinta cuestionar la exigencia jurídica y ética de la ISONOMÍA.

Saludos cordiales.