en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

viernes, julio 05, 2013

Por una condena tajante del racismo y del antisemitismo

 

























Debemos condenar el racismo y el antisemitismo, un cáncer de procedencia monoteísta y judeocristiana. Es menester fundamentar la política social-patriótica en los valores fascistas, "paganos", politeístas, filosóficos, oriundos de Grecia, no en el ataque o en el menosprecio de otras etnias, pueblos, razas, minorías o grupos sociales. Rechazamos la tradición de Israel, el presunto "pueblo elegido", con todas sus consecuencias.

¿Qué ha de pasar ya para que se haga realidad el esperado cambio en el campo nacional-revolucionario? ¿Cuántos han de caer en una lucha inútil que, además, alimenta la propaganda sionista con los abominables tópicos de Hollywood?

Nuestro valor supremo es la verdad, no la raza o la religión. Únicamente la verdad nos conducirá a la victoria.

Atenas versus Jerusalén.

Hacemos un llamamiento a terminar de una vez por todas con los discursos de la violencia que sólo favorecen las operaciones policiales de la represión oligárquica sionista, es decir, de la extrema derecha judía.

Exigimos a los skin-heads y demás grupúsculos callejeros o sitios de la red que dejen de caer y recaer, una y otra vez, en los mismos desastrosos y criminales errores de siempre, para bochorno de la cruz céltica y de todos los símbolos o conceptos de nuestra ideología nacionalista.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/07/04/catalunya/1372927741_333903.html

http://www.vozbcn.com/2013/07/04/141627/detenido-bloguero-neonazi-sabadell/

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/detenido-responsable-blog-ideas-xenofobas-2463809

http://www.publico.es/458378/detenido-un-bloguero-nazi-de-sabadell-con-cien-armas-blancas

http://www.telecinco.es/informativos/tecnologia/Detenido-responsable-difundir-xenofobas-antisemitas_0_1630650091.html

Apoya a la IZQUIERDA NACIONAL DE LOS TRABAJADORES (INTRA).

Coordinadora de Izquierda Nacional
5 de julio de 2013

Wahrheit mit uns!!!


Aclaraciones sobre nuestro concepto de antisemitismo
 
¿Qué entendemos nosotros por antisemitismo? Más o menos lo mismo que Nietzsche.
 
Antisemitismo es cualquier caracterización injuriosa o calumniosa que afecte a los judíos en general y que pueda instigar al odio indiscriminado, y los consiguientes actos de violencia, contra las personas o sujetos jurídicos por motivo de su pertenencia o vinculación a esa etnia/religión. Para Nietzsche, el antisemitismo emana del rencor cristiano hacia el "pueblo elegido", aquello que el propio Nietzsche califica de "la última consecuencia judía":
Los judíos son, justo por eso, el pueblo más fatídico de la historia universal: en su efecto posterior han falseado de tal modo la humanidad, que hoy incluso un cristiano puede tener sentimientos antijudíos, sin concebirse a sí mismo como la última consecuencia judía (Nietzsche, F., "El Anticristo", &24).  Toda esta fatalidad fue posibilitada únicamente por el hecho que ya existía en el mundo una especie afín, racialmente afín, de delirio de grandeza, el delirio de grandeza judío; desde el momento en que se abrió el abismo entre judíos y judeocristianos, a estos últimos no les quedó otra opción que emplear contra los judíos los mismos procedimientos de autoconservación aconsejados por el instinto judío, mientras que los judíos habían venido empleando hasta entonces esos procedimientos sólo contra lo no-judío. El cristiano es sólo un judío de confesión "más libre".- (Nietzsche, F., El Anticristo, &44).
El antisemitismo es una variante muy calificada del racismo a tenor de la existencia, a lo largo de la historia occidental, de un racismo antijudío persistente cuyas causas resultan muy controvertidas y en las que ahora no vamos a entrar.
 
No pueden ser consideradas antisemitismo las críticas razonadas a la cultura o a la religión judías, al Estado de Israel, a determinadas versiones de la historia, al sionismo o a la influencia de organizaciones judías en la economía, la política y los medios de comunicación. Las afirmaciones de hecho que dependan de una verificación o acreditación no pueden ser criminalizadas a priori como antisemitas, sólo serán sujetas a la acusación de antisemitismo una vez demostrada su falsedad, intención injuriosa o calumniosa y su difusión con temerario desprecio de la verdad.
 
Sin embargo, según el Observatorio de Antisemitismo en España, el antisemitismo incluye tipos como el siguiente:
Negar los hechos, alcance, mecanismos (por ejemplo, las cámaras de gas) o intencionalidad del genocidio del pueblo judío cometido por la Alemania nacionalsocialista, sus apoyos y cómplices durante la segunda Guerra Mundial (el Holocausto). 
Si aceptamos esta definición, entonces hay pasajes del libro de Goldhagen, aquí citados, que son antisemitas. Por ejemplo:
(...) suele creerse que los alemanes mataron a los judíos, por lo general, en cámaras de gas, y que sin éstas, los medios modernos de transporte y una burocracia eficaz, los alemanes no habrían podido matar a millones de judíos. Persiste la creencia de que, de alguna manera, sólo la tecnología posibilitó un horror a semejante escala (...) Existe la creencia generalizada de que las cámaras de gas, debido a su eficacia (que se exagera mucho), fueron un instrumento necesario para la carnicería genocida, y que los alemanes decidieron construir cámaras de gas en primer lugar porque necesitaban unos medios más eficaces para matar judíos. (...) Todos estos criterios, que configuran básicamente la comprensión del Holocausto, se han sostenido sin discusión, como si fuesen verdades evidentes por sí mismas. Han sido prácticamente artículos de fe, procedentes de fuentes distintas de la investigación histórica, han sustituido el conocimiento fidedigno y han distorsionado el modo de entender este período (Daniel Goldhagen, Los verdugos voluntarios de Hitler, Madrid, Taurus, 2003, pp. 29-39). 
Con respecto a la intencionalidad, el libro de Zygmut  Bauman Modernidad y holocausto afirma lo siguiente:
Desde hace muchos años, los historiadores del Holocausto se han dividido en dos grupos, el 'intencional' y el 'funcional'. El primero de ellos insiste en que desde el principio Hitler había tomado la firme decisión de matar a los judíos y sólo esperaba a que se dieran las condiciones oportunas. El segundo sólo atribuye a Hitler la idea general de 'encontrar una solución' al 'problema judío', una idea clara sólo por lo que se refiere a la idea de una 'Alemania limpia', pero vaga en lo referente a los pasos que había que dar para que se hiciera realidad. Los estudiosos de la historia apoyan con datos cada vez más convincentes la visión funcional (Zygmut Bauman, Modernidad y holocausto, Madrid, Sequitur, 1997, p. 143-144).
Por tanto, Bauman, sociólogo judío de reconocido prestigio, sería antisemita.
 
Este observatorio también imputa antisemitismo, sin entrar en más matizaciones, a actuaciones como las siguientes:
Acusar a los judíos como pueblo, o a Israel como Estado, de inventar o exagerar el Holocausto.
En efecto, si se acusa a los judíos como pueblo de una invención de tamañas dimensiones, estamos ante un acto racista, pero acusar a sectores políticos determinados, como el sionismo o la extrema derecha judía, de exagerar el Holocausto, no puede identificarse a priori como acto antisemita sin acabar de paso con la democracia en el mundo. Por otro lado, si fuera antisemita hablar de "exageración" del Holocausto,, entonces la obra de Norman G. Finkelstein La industria del Holocausto (2000, 2002 para la traducción española, Madrid, Siglo XXI) debería haber sido considerada poco menos que delictiva. Pero el libro se vende en España sin problemas. Dicha investigación en su totalidad está enderezada a demostrar aquella exageración. No obstante, jamás la atribuye Finkelstein a los judíos en general, para empezar porque el propio Finkelstein es judío y entraría en "contradicción performativa", algo así como la paradoja del mentiroso:
Los relatos de los "supervivientes del Holocausto" -todos habían estado presos en campos de concentración y habían sido héroes de la resistencia- eran especial motivo de guasa en mi familia. Hace ya mucho tiempo, John Stuart Mill señaló que las verdades que no se someten a una revisión continua terminan por "dejar de tener el efecto de la verdad al convertirse en falsedades a través de la exageración"" (Finkelstein, N., op. cit., p. 12).  
Obsérvese que Finkelstein utiliza también la palabra revisión, pero el "revisionismo" está siendo sometido a una persecución legal a través de preceptos como el del supuesto antisemitismo de cuestionar la versión oficial de la historia del holocausto. El Informe 2011 de OAE, siguiendo esta misma directriz inquisitorial, señala nuevas causas, realmente sorprendentes, de antisemitismo, por ejemplo todas aquellas que contengan críticas a la legitimidad del Estado de Israel:
Negar al pueblo judío el derecho de autodeterminación, por ejemplo afirmando que la existencia del Estado de Israel es un proyecto racista. Aplicar una doble moral exigiendo al Estado de Israel un comportamiento que no se espera y demanda de ningún otro Estado democrático. Realizar comparaciones entre la política israelí actual y la de los nazis.
Si todo esto ha de ser perseguido como racismo, entonces estamos ante un auténtico abuso de derecho y un liberticidio, en suma, un tiro en la nuca a los preceptos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que amparan la libertad de expresión, opinión, información, pensamiento e investigación. Porque lo cierto es que el Estado de Israel es un proyecto racista y esto ha quedado más que demostrado gracias a los trabajos de investigación de Ilan Pappé, alguien que no sólo es de procedencia étnica judía como Finkelstein y Goldhagen, sino alguien que encima es -o era- ciudadano israelí y profesor de la Universidad de Haifa. Véase, por ejemplo, La limpieza étnica de Palestina, libro publicado en España en 2008. ¿Habrá que secuestrar los ejemplares?
Una vez que la decisión fue tomada, se tardó seis meses en completar la misión. Cuando estuvo terminada, se había desarraigado a más de la mitad de la población  nativa de Palestina (cerca de ochocientas mil personas)., destruido 521 aldeas y vaciado once barrios urbanos. El plan adoptado el 10 de marzo de 1948 y, por encima de todo, su implementación sistemática en los meses siguientes es un ejemplo clarísimo de un operación de limpieza étnica, algo que el derecho internacional actual considera un crimen contra la humanidad. / Después del Holocausto, ocultar crímenes contra la humanidad a gran escala se ha vuelto casi imposible. El mundo moderno en el que vivimos, en el que las comunicaciones, en especial desde el auge de los medios electrónicos, son un motor tan importante, ya no permite que catástrofes debidas a la mano del hombre permanezcan fuera del alcance de la opinión pública o sean negadas. No obstante un crimen semejante  se ha borrado prácticamente por completo de la memoria pública global: el expolio de los palestinos en 1948 por parte de Israel. (...) La limpieza étnica es un crimen contra la humanidad y las personas que perpetran acciones de este tipo se las considera criminales que han de responder ante tribunales especiales (Pappé, I., op. cit., pp. 11-12).
También resultaría causa de antisemitismo criticar de forma argumentada la influencia de los judíos en la política estadounidense, la economía, los medios de comunicación...

Hacer acusaciones falsas, deshumanizadoras, demonizadoras o estereotipadas sobre judíos como tales, o sobre el poder de los judíos como colectivo, tales como el mito de una conspiración judía mundial, o el control de los judíos sobre los medios, la economía, el gobierno u otras instituciones de la sociedad.
Aceptados determinados extremos de este precepto, la entera obra de James Petras, sociólogo de izquierdas, cae bajo la categoría de antisemitismo. Por ejemplo el Informe Petras sobre el control de la política estadounidense por parte de la "comunidad judía organizada". Economía política del imperialismo contemporáneo (2009), donde encontramos afirmaciones  como las siguientes:
 

Los extremistas sionistas alentaron la fragmentación de Iraq en diferentes regiones étnico-religiosas y el uso de la tortura y las técnicas israelíes de guerra urbana. La política de guerra, ocupación y desmembramiento de Iraq fue ejecutada por los militaristas civiles del Pentágono, fundamentalmente extremistas sionistas, contra la opinión de muchos militares profesionales. La fabricación y difusión de falsos pretextos para la guerra –armas de destrucción masiva, lazos con Al Qaeda, etc.- fue todo obra de los extremistas sionistas, que encubrían así sus planes explícitos o implícitos, según los casos, de promover el Gran Israel. Las mentiras políticas sirvieron a su máximo objetivo. (...) El descubrimiento de las mentiras y la colaboración desleal con un Estado extranjero no condujo a ningún despido ni dimisión, ni a una sola comparecencia pública, como es habitual cuando una guerra se convierte en un costoso desastre. La razón es el apoyo unánime e incondicional que reciben los extremistas sionistas de la organizada sociedad civil judía y su hegemonía sobre las instituciones políticas. Por otra parte, quienes desafiaron o criticaron a los sionistas del Estado imperial desde dentro –legisladores, académicos y medios de comunicación- fueron acusados de antisemitas, penalizados, marginados y en algunos casos despedidos. Como resultado, los extremistas sionistas conservan sus puestos o incluso han ascendido a otros más influyentes, como, por ejemplo, Elliot Abrams, neofascista y delincuente convicto, que dirige ahora la política de Oriente Próximo en el Departamento de Estado. (...) El ejército estadounidense sirve a los intereses colonial-expansionistas de Israel incluso a costa de sus propias e importantes compañías petrolíferas, que por esta razón no pueden firmar contratos petroleros de miles de millones de dólares con Irán y otros países ricos en petróleo enfrentados a Israel. (...) El sector de la CD (=clase dominante) fuertemente alineado con el Estado de Israel apoya una política belicosa hacia los enemigos del Estado judío (Irán, Siria, Hezbolá y Palestina), mientras que otro sector de la CD busca un acercamiento diplomático que refuerce los vínculos con las élites árabes y persas. Con el viraje hacia una fuerte militarización de la política exterior de los EEUU (debido sobre todo al ascenso de los ideólogos neoconservadores, la fuerte influencia del lobby sionista y la inestabilidad y los fracasos de sus políticas en Oriente Próximo y China), la CD presiona para conseguir controlar directamente la política económica en el extranjero. (...) Dentro de la CD, la elite financiera es su miembro más parasitario y supera en riqueza y ganancias a los máximos directivos y ejecutivos (…) y a la mayoría de los empresarios, aunque no alcanza los ingresos anuales de los empresarios super ricos como William Gates y Michael Dell. (...) Presionan, negocian y diseñan la legislación más completa y favorable a sus estrategias (liberalización y desregulación) y políticas sectoriales (reducción de impuestos, presiones gubernamentales sobre países como China para que “abran” sus servicios financieros a la penetración extranjera, etcétera). Presionan a los gobiernos para que “refloten” a las compañías especuladoras en quiebra o en suspensión de pagos, y para que equilibren el presupuesto reduciendo gastos sociales y no aumentando los impuestos sobre ganancias especulativas “inesperadas”. (...) Lo que está meridianamente claro a los ojos de muchos especialistas críticos en política internacional es que una de las principales amenazas para los mercados mundiales –y para la salud de la clase dominante financiera- sería un ataque militar israelí contra Irán. Una acción de estas características extendería la guerra por toda Asia y el mundo islámico y dispararía los precios de la energía hasta niveles desconocidos hasta ahora, causando una recesión grave y, probablemente, el hundimiento de los mercados financieros. (...) Un influyente grupo de sionistas norteamericanos, en estrecha alianza con Israel y con gran lealtad hacia ese Estado, ha formulado una estrategia de guerra permanente en Oriente Próximo basada en el uso unilateral del poder militar de EEUU a fin de potenciar el poder del Estado de Israel. (...) viven y trabajan en un mundo de ideólogos exaltados e instituciones ideológicas cerradas, y se relacionan con políticos extremistas que piensan lo mismo que ellos. (…) Siguen, sin vacilar, una política de asesinatos en masa, con absoluta indiferencia ante cualquier acusación de genocidio o de crímenes de guerra. Tienen fe absoluta en que estos asesinatos masivos se justifican como medios para aumentar el poder político de su propio imperio y el de su ‘madre patria’ adoptiva. / Muchos actúan movidos por una visión religiosa y cuasirreligiosa que ignora cualquier razón económica. La virulenta arrogancia y superioridad en su estilo es tan reveladora como el contenido protofascista de sus políticas. Cien mil muertos iraquíes no significan nada para la mentalidad de un asesino profesional que actúa en nombre de una ‘causa sagrada’ que es lo más grande que hay. (…) El origen de la mentalidad sionista refleja cuán íntimamente comparten los métodos de dominación que ejercen los israelíes sobre los palestinos: desplazamientos masivos de población y destrucción de sus medios de vida y sus instituciones, castigos colectivos, torturas, encarcelamientos sin juicio durante largos períodos, ataques militares indiscriminados a los núcleos de la población civil y matanzas completamente impunes.


El citado pasaje sería "antisemitismo" en estado puro y habría que perseguir legalmente a James Petras y a la editorial que publica este libro. Pero es más fácil encarcelar a un bloguero insignificante y "nazi" que poner entre rejas a Petras, Finkelstein, Pappé, Bauman... Ahora bien, de cumplirse la preceptiva del OAE, los tópicos antisemitas quedarían confirmados en su totalidad.
 
La normativa citada, así como iniciativas análogas, dedicadas a promover la persecución de toda crítica a los crímenes del Estado de Israel o al racismo de la ideología sionista, incluido en el lote el lobby judío de EEUU, se caracteriza por su utilización torticera de la doctrina de los derechos humanos al objeto de encubrir vulneraciones de los propios derechos humanos. Con ello desembocamos en una situación paradójica, escandalosa: ocurre que si denunciamos el racismo sionista, es decir, los crímenes contra la humanidad perpetrados por EEUU/Israel, se nos condenará... bajo la acusación de racismo. Evidentemente, el uso que se ha venido haciendo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a fin de amparar patentes políticas de exterminio y limpieza étnica, se traducirá, a la larga, en el descrédito de la mismísima declaración. Nosotros no creemos ya en los "derechos humanos" y la "democracia". No podemos seguir engañándonos con respecto a semejante fraude, en cambio estamos obligados a cumplir la ley aunque ésta represente, a nuestro entender, la institucionalización de una impostura. Cumplimos la ley en obediencia al principio de legalidad en cuanto tal, no al contenido de un tipo legal determinado. La ley es un deber, pero obsérvese que este precepto condujo las actuaciones de Eichmann como ahora parece que conduce a "permitir" Gaza. Según la legislación de los derechos humanos, no existe la excusa del cumplimiento de la ley o la obediencia debida cuando ésta conduce a la transgresión de una normativa absolutamente fundamental o de rango superior. La ley no pide acuerdo ideológico, ciertamente, sino sólo acatamiento formal, según la jurisprudencia constitucional. Esto es el famoso "Estado democrático de derecho", pero las paradojas no dejan de reproducirse y resulta que si hacemos caso de la legislación democrática deberíamos  incumplir la ley cuando ésta comporte algún tipo de complicidad (por activa o por pasiva) con la violación de la DUDH, la norma suprema o norma de normas... Así que el código jurídico y el resto de fuentes no nos permite aclarar cuál debe ser la actuación legalmente correcta frente a la ultraderecha sionista, tal es la confusión y contradicción en que ha desembocado un sistema oligárquico racista de opresión y genocidio que pretende, empero, fundarse en el "humanismo". El colapso intelectual tiene de detectarse en algún eslabón del engranaje y no resulta difícil identificar el cable quemado del cortocircuito. Israel.
 
Dicho esto, hay algo que conviene no olvidar: nuestros propios preceptos éticos nos prohíben actuaciones que atentan contra el honor de la causa NR y ya no necesitamos unos "derechos humanos" cubiertos de mierda hasta las cejas por la extrema derecha judía (=EEUU+Israel) para condenar el asesinato en masa de ancianos, mujeres y niños indefensos. Desechamos, por tanto, la basura doctrinal evacuada por Wall Street, Hollywood y demás agencias criminales de la extrema derecha racista y supremacista judeocristiana porque esta normativa carece ya de credibilidad incluso para condenar y apartar de nuestras filas a quienes actúen de manera atentatoria contra los valores, principios y normas que definen aquello que entendemos como "comportamiento debido".  La violencia skin-head tiene los mismos efectos sobre una ética del honor que la violencia sionista sobre la "doctrina de los derechos humanos": el bochorno, la reductio ad absurdum filosófica, política y moral. Pero a nosotros, en cierto sentido, tendrían que preocuparnos más las fechorías que perpetran pandillas de descerebrados y borrachos esgrimiendo cruces célticas y otros símbolos "nazis", que las atrocidades del sionismo. El daño que nos ocasionan a los NR los racistas judeocristianos de ultraderecha "gentil" (presuntos NR) es mucho mayor incluso, a largo plazo y en profundidad, que el provocado por la política genocida y la represión policial-judicial de la oligarquía.
 
Quien quiera oír, oiga.
 
Jaume Farrerons
 

66 comentarios:

Red Patriotica Argentina dijo...

Jaume pedirles a los skin y otros descerebrados que desistan de los topicos de la violencia es como decirles que dejen de existir por el sencillo expediente que son la contrapropaganda del sionismo que es muy posible que los financie para alimentar despues la caceria de brujas en nombre de los derechos humanos y de las victimas del holocausto. Ademas sirven y sobreactuan la marginalización del nacionalismo. Despues les envian a otros descerebrados-que pueden ser acratas o ultraizquierdistas- para "reprimirlos" asi queda todo en una pelea entre bandas, sectas o tribus urbanas.

León Riente dijo...

Es muy cierto que determinadas tribus urbanas le hacen el juego al sistema, generalmente de manera inconsciente. Sería interesante contabilizar, si se pudiera, cuantos de estos elementos han sido producidos directamente por efecto del infame Hollywood que, bajo la argucia de la condena política y moral, recrea una y otra vez estos tipos humanos de una manera tal que permite lecturas distintas a la principal (condenatoria) y, por tanto, la producción de tal elemento humano.

Pero no tengo el más mínimo asomo de duda de que si estas tribus urbanas dejaran de actuar, el sistema antifascista obtendría su dosis de "xenófobos" y "racistas" de donde fuera, porque necesita, a un nivel práctico y popular, de estos conceptos objetivados en personas para dar verosimilitud a su discurso.

Un saludo.

Santiago dijo...

De acuerdo con el autor.

La supremacía de las razas es un mito. De hecho, los principales supremacistas son los judíos. Y a ellos se lo digo: "No sois superiores tampoco. Más ricos, más listos y más inmorales, puede. Pero no superiores".

El hombre superior es escaso, y no pertenece a razas concretas. Es más inteligente que el resto y más noble. Fijaos en que no he dicho más bello. uede que lo sea también. Pero por feo que llegue a ser el hombre inteligente, si mantiene su nobleza, no necesita ser bello según los cánones: es bello ya. Si es solo una de las dos cosas, inteligente o noble, no es superior. Hay hombrea-rata muy inteligentes y hombres-asno muy nobles.

Lo que sí existe es la belleza de las razas, pero eso no tiene nada que ver con la política, sino con la etnología. Y lo que también existe es el exterminio voluntario, o no, de ciertas razas, como la aria, símbolo de la belleza humana desde que los escultores griegos la pusieron de moda hace casi tres milenios. Desde entonces, las proporciones se han mantenido inalterables y se han ido depurando en las pasarelas de la moda. Hoy día, la belleza suprema es la aria, sin que ello sea óbice para que haya modelos perfectas de otras razas. O de que las mestizas alcancen niveles de belleza y exotismo extraordinarios. Es así.

En cambio, hay otras razas que proliferan como las chinches, Y no son precisamente las más bellas, según los cánones arios. A efectos políticos, esas razas acabarán por dominar el mundo, tal como aseguran los más inteligentes imanes islamistas.

Entre las etnias (que no razas) que no proliferan, se encuentra la judía askenazí (que son el 90% de los judíos). O sea, que todos los blancos vamos en el mismo barco a punto de naufragar.

Mantener las razas puras es una idea bella, pero digna de zoólogos dementes, y además, es imposible. Pues el impulso sexual se encarga de deshacer cualquier buen propósito al respecto. Si algún rechazo existe a la mezcla de razas procede de los prejuicios, si son tan feroces, que llegan a contaminar el deseo sexual.

De manera que, aquí viene la sorpresa, la única manera de mantener hasta cierto punto la pureza de las razas es el nacionalismo y la autarquía nacional, el cierre de fronteras. Exactamente lo mismo que se hace en los criaderos de perros para que ciertas razas sexualmente compatibles no se mezclen y tiendan hacia una "raza común callejera".

Ahora bien: si las fronteras están abiertas (y supongamos que ello no produce perjuicio económico a nadie), y las razas se mezclan siguiendo su impulso sexual, ¿cómo puede sostenerse el nacionalismo? ¿De dónde saldría el amor a la patria?

Pongo un ejemplo: ¿Qué amor a la patria catalana pueden tener los catalanes de adopción? Ello nos lleva a que las naciones se edifican sobre intereses que no son compatibles con la libre circulación de seres humanos por la faz de la tierra.

¿Otro ejemplo? La excelente ideología del PNR, que no habla de razas para nada, pero que sí habla del cierre de fronteras y de la nacionalización de los sectores estratégicos. Nacionalismo es aislamiento a la contaminación de todo tipo.

De aquí nace la evidencia de que los nacionalismos se exacerben durante las crisis económicas capitalistas y desaparezcan como el Guadiana durante las épocas de bonanza.

Bien, pues esto que yo acabo de hacer es decir la verdad. Y recuerdo que el artículo dice que sobre la verdad debe crearse el Nuevo Nacionalismo Revolucionario. ¿Qué tal nos suena a todos?

NOTA: Rechazo absolutamente el que los ácratas se dediquen a perseguir bandas de skin-heads y mucho menos a personajes como Farrerons. Quizás lo que rechazo es que los ácratas hayan de ser obligadamente descerebrados.

Ese tipo de desconsiderada violencia verbal no es proporcionado en lugares que se autocalifican como defensores de la filosofía crítica.

Santiago dijo...

Releyendo mi comentario, no sé si deja suficientemente claro mi respeto hacia el intento de rescatar al Pueblo de la degeneración ideológica y moral en que se halla. Si he sido confuso, ahora afirmo mi consideración hacia tal idea y mi desprecio a los poderes que se han empeñado en conseguir esa degeneración social en su propio beneficio.

Javier López de Yuste dijo...

tSantiago, tienes razón en muchas cosas. Pero no abordas lo principal, que es la actitud personal ante esta monumental crisis. Si no te conformas, es decir, te adaptas, te vendes como mercancía, asumes la desvalorización de la vida humana, te humillas ante el dinero y niegas tus derechos y los de tus semejantes, no te queda más que la rebelión.

Hay muchas formas de rebelarse, claro. Pero un comunista se rebela arropándose en una ideología trillada y juzgada ya por la Historia como una dictadura falaz, atroz y genocida. Un anarco-capitalista, pidiendo la minimización del estado.

La forma de rebelarse de un nacional-revolucionario es aferrarse a los valores ciertos, a toda prueba y el avalarlos con la propia vida. Verdad, honor, Patria y amor al pueblo, que es la Nación, incluso más allá de sus contradicciones y sus pequeñas mezquindades.

No hay hombre que no reaccione ante esos valores encendiéndosele por dentro un fuego que le da energía para llevar sus ideales hasta el final.

¿Razas? Nada contra ninguna. Pero exigiendo respeto absoluto a los valores nacionales a todos los residentes de otros países.

Las ideas como la Europa Unida son ridículas. La Historia lo demuestra: las diferencias no solo lingüísticas, sino étinas son de tal calibre, que el viejo continente se ha deshecho en guerras continuas. Aún hoy, la Pérfida Albión, nido de los usureros del Sanedrín Financiero Internacional, sigue maquinando contra Alemania y Francia, como antes hizo contra España o Italia. Pero es que es fácil ejercer la insidia con países tan diferentes que pretenden estar unidos contra natura. ¿Un español, un turco y un alemás tienen algo que ver? Ni religiosamente ni en cuanto a valores humanos.

En cuanto a la libre circulación, es de capitales y de esclavos. Punto.

Aprecio, no obstante, todo lo que has escrito y tu interés en participar en el debate, quede claro, Santiago.

ENSPO dijo...

Comparto, grosso modo, todas las intervenciones y comentarios que se han hecho a esta entrada.

Sin embargo, conviene hacer algunas puntualizaciones.

Si es cierto que el sistema oligárquico buscará siempre criminalizar al nacionalismo revolucionario, no hay que dejarles las cosas fáciles al enemigo con modos de proceder que, además de moralmente reprobables, resultan contraproducentes para el propio campo político NR.

Total rechazo, por tanto, a la violencia racista. ¿Qué culpa tienen los inmigrantes de todo lo que está pasando en Europa? Son carne de cañón del capitalismo. Habrá que exigirles el respeto a nuestros valores y normas si quieren vivir aquí, pero nunca mediante la agresión, sino utilizando los mecanismos institucionales oportunos, que incluyen la expulsión del país en los casos extremos y legalmente establecidos.

En cuanto a la belleza de las razas, su "proliferación" o extinción, etcétera, todo esto, como bien dice el usuario Santiago, pertenece al terreno de la etnología o, más bien, añadiría yo, de una "estética de la naturaleza". Tengo bastante claros cuáles son, a título personal y subjetivo, mis cánones estéticos en lo que a este tema concierne; es para mí evidente la diferencia entre (hablando en general) los noruegos y los aborígenes australianos, por poner un ejemplo claro como la luz del sol. Cuando oigo o leo eso de que las "razas no existen" me doy cuenta de que quienes así hablan están mintiendo de forma consciente precisamente porque ELLOS SON RACISTAS y sirven a una etnia concreta, un presunto "pueblo elegido" que se concibe a sí mismo en tales términos supremacistas, teológicos y biológicos.

Pero mis cánones estéticos son cosa "privada", quizá estén determinados o influidos por la genética, mas no puedo imponer como norma unos valores de este carácter de la misma manera que no puedo imponer la carne sobre el pescado o viceversa en la gastronomía.

Una cosa es la belleza y otra la dignidad humana, no entro en temas de CI e inteligencia genética heredada. Para un NR importan los valores, no la apariencia física. En un cuerpo bello puede anidar un canalla. Un alto CI es perfectamente compatible con la comisión de toda clase de tropelías. Y a la inversa. El predominio demográfico de un grupo étnico u otro tendrá que ser el efecto colateral secundario de sus valores en el choque con la realidad, pero buscar una política que regule la producción de seres humanos como si fueran ganado, pasar de la genética a la política sin filtros institucionales y axiológicos, es una empresa que está condenada a terminar en el desastre, cuando no en el ridículo.

(sigue)

ENSPO dijo...

Respecto al PNR, ya hemos dicho en otros sitios lo que pensamos sobre este partido, cuyo programa e ideología compartimos en general, aunque con algunas reservas muy concretas o puntuales.

Debo, en honor a la verdad, reconocer una cosa: la estrategia del PNR, su negativa a participar en contiendas electorales, se ha revelado correcta, pues la crisis del sistema oligárquico en España no demanda un cambio de gobierno, sino un cambio de régimen. Todavía hace unos años, pensábamos que la participación electoral era un requisito para alcanzar cierta proyección social. Esta idea no deja de ser válida, pero con el desarrollo de la crisis su importancia va menguando y los ejemplos a seguir ya no son los de la PxC sino los de los "indignados" de la plaza Tahrir.

En este punto, insisto, el tiempo abona las resoluciones tomadas por el PNR mucho años atrás.

Por lo demás, la ideología del PNR en lo que respecta a la verdad y al valor verdad como valor supremo es fruto de un largo debate entre Colomar y Farrerons a lo largo de décadas. Hay que decir que Colomar, con el tiempo, se aproximó a las posiciones de Farrerons, quien en la época del Movimiento Voluntad y ENSPO (1986-1987) ya planteó el tema de la verdad, siendo entonces desautorizado por Colomar. Pero la experiencia de Colomar en Sin Tregua, donde militantes de procedencia islamista le hicieron reflexionar de nuevo sobre la cuestión de los valores y la función axiológica de la ciencia, convenciole de que sin "verdad racional" el proyecto político nacionalista carecía de virtualidad revolucionaria y de solidez doctrinal. Desgraciadamente, Colomar no fue nunca más allá en la cuestión de la verdad en tanto que fundamento del nacionalismo revolucionario. En "Verdad y muerte I" Farrerons da un primer paso en la misma dirección ideológica que convalidara Colomar antes de morir.

En estos momentos hay sólo dos partidos nacional-revolucionarios en España: el PNR y la INTRA (Izquierda Nacional de los Trabajadores). El resto es extrema derecha, un totum revolutum donde caben skin-heads, evolianos, ultras católicos y lo que haga falta. El MSR en especial representa un grave obstáculo para el desarrollo de un proyecto NR en España porque USURPA ese espacio político PARA BIEN DEL SISTEMA, operando como plataforma giratoria y terminal infectada de lo (supuestamente) NR con todo el universo de la ultraderecha (por no hablar de otras cuestiones "policiales" más graves todavía).

En definitiva, el PNR y la INTRA son, en estos momentos, los núcleos nacionalista-revolucionarios hispánicos válidos, algo así como las JONS actuales. Un análisis más a fondo de las diferencias entre el PNR y la INTRA no corresponde hacerlo aquí.

Saludos a todos y gracias por participar.

Alan Christian dijo...

Sinceramente creo que hay que condenar toda forma de violencia contra un individuo por su sola condición étnica, sexual, ideológica o lo que fuere. Se deben condenar acciones y discursos, no personas. El individuo muchas veces pertenece a un colectivo determinado porque Dios lo puso allí o por cosas de la vida. Uno no elige su lugar de nacimiento, su origen ni nada similar. Entonces no hay por qué agredir al otro. Y lo mismo pienso con respecto a aquellos que halan de Democracia y Derechos Humanos pero reparten muerte y bombas por todas partes. Mis saludos a todos ustedes.

Santiado dijo...

De acuerdo en todo y con todos. No me siento desautorizado en mis comentarios por nadie, sino cómodo expresando la verdad en este sitio.

ENSPO dijo...

Gracias Alan Christian. Un saludo.

ENSPO dijo...

Claro, Santiago, este es tu sitio siempre que quieras comentar algo. Saludos a ti y a todos.

Anónimo dijo...

Coincido nuevamente con el profesor Farrerons en el texto, sin embargo decir que los "skinheads" no pueden actuar racionalmente es una exageración (me refiero sobre todo a los comentarios aquí expuestos, aunque la aversión del profesor Farrerons a tales sujetos es ya conocida y justificada), ya se han dado muestras de ello -y muestras de lo contrario- sin embargo conozco a muchos skinheads que han abandonado ciertas prácticas nocivas -incluyendo algunas cuestiones estéticas- y que hoy día se instruyen de forma dedicada a los estudios NR, no puede ser que solo por su "pasado" ya sean catalogados como una horda de descerebrados, mucho menos por algún gusto musical o por tomarse dos cervezas en un bar de inmediato entren en el costal de "irracional" y demás.

Entiendo lógicamente a lo que van muchos de los acá presentes, es cierto también que algunos skinheads pueden no poseer los conocimientos de las personas que aquí exponen sus ideas, a mi parecer algunos acá poseen acá bastantes estudios o al menos están formados de forma "avanzada" en cuestiones políticas, filosóficas y relacionados, pero insinuar que los “skinheads” –todos- son unos cavernícolas con botas y peor que poseen patrocinio de sionistas y demás es una vulgar exageración.

Ahí los medios han hecho lo suyo, como ejemplo pongo una cuestión bastante paradójica, hace unas semanas nada más, en Bogotá, capital de Colombia en Suramérica, una pandilla de "skinheads" atacaron a un grupo de concejales del partido "Progresistas" (partido que actualmente se encuentra en el poder con Gustavo Petro ex-guerrillero del desaparecido Movimiento 19 de Abril o M-19) de inmediato los medios y el propio alcalde lanzaron sus ataques a este grupo “neo-nazi” que había ejercido nuevamente su violencia irracional y descerebrada ¿Y lo paradójico? El grupo de supuestos “neo-nazis” no era neo-nazi, era un grupo de skinheads antifascistas de ideología comunista y anarquista (al menos así se declaran ellos) grupo denominado CABEZAS RAPADAS DISTRITO CAPITAL, la forma de reconocerles fue sencilla los símbolos en sus chaquetas lo decían, esvásticas tachadas y las siglas del nombre de su pandilla, a los medios ni al alcalde (tan “izquierdista”y enemigo de la “manipulación mediática”) les intereso aclarar que fue un grupo antifascista –y no lo contrario- los que ejercieron un ataque violento contra militantes de izquierda, la justificación del ataque fue más paradójica aun, a los antifascistas no les gusto como iban vestidos los izquierdistas… a lo que voy es que a muchos skinheads se le junta al saco de la irracionalidad “fascista” cuando ni siquiera lo son incluso siendo el bando contrario, mientras que esos “cerdos” neo-nazis están en sus casas durmiendo o que se yo. Está claro que ni unos, ni otros son santos, pero la generalización es mordaz.

Atentamente; un skinhead que está aprendiendo a leer y escribir ;)

ENSPO dijo...

Nosotros estamos intentando precisamente que los skin-heads "recuperables" abandonen la violencia y se dediquen a algo constructivo, para empezar, por ejemplo, a estudiar el pensamiento nacional-revolucionario.

Nada de lo que se ha dicho en este hilo sugiere o autoriza a suponer lo contrario.

Si rechazamos el racismo rechazamos "lo skin-head" como práctica, no a las personas concretas que hayan caído en esas prácticas. !Eso sería, precisamente, racismo!

A dichas personas las criticamos con dureza para que salgan del pozo y dejen de nutrir los titulares de prensa bochornosos que el sistema necesita y utiliza a efectos de desacreditar la causa NR.

De todas formas, está bien haber hecho esta puntualización.

Nada contra los skin-heads (ni contra nadie) como personas, todo contra "lo skin-head" entendido como pauta de conducta violenta, racista, irracional, ilegal y destructiva.

Saludos cordiales.

ENSPO dijo...

Poder afirmar, con conocimiento de causa "somos fascistas" es algo que tiene unos efectos infinitamente más desestabilizadores para el dispositivo oligárquico criminal que nos gobierna que cualquier acto de violencia racista.

Antes al contrario, la violencia y el racismo de la extrema derecha son FUNCIONALES al propio discurso y praxis represiva del sistema.

El sistema es racista y de extrema derecha, no lo olvidemos. Pero de extrema derecha JUDÍA. Mas algo tienen en común todas las extremas derechas del mundo, tanto las permitidas y encubiertas con declaraciones de derechos humanos, como las prohibidas por ley a fin de instigar el mecanismo de la transgresión.

Quienes actúan siguiendo las pautas del racismo "skin-head" y su violencia son, objetivamente hablando, colaboradores, cómplices inconscientes del enemigo.

Son, en definitiva, traidores a la causa NR.

Y no sería necesario hurgar mucho en su "ideología" para detectar en la misma las claves judeocristianas de un "pueblo elegido", la violencia del "anatema" EXTERMINADOR, la irracionalidad de una actitud existencial que, ante todo, consiste en negar la propia finitud, la verdad, aunque a este acto de cobardía lo vista de "fe" y amor a "Dios".

Es decir, si los ultras colaboran con el enemigo es porque, en el fondo, comparten su ideología. El enemigo los ha producido para desempeñar una repugnante función AVERSIVA y ellos trabajan, sin saberlo ni quererlo, para consumar así las postreras consecuencias del monoteísmo. Representan su papel en la comedia de Hollywood.

Para empezar: pisotead a Cristo, este es el primer paso para la liberación de Europa.

Cuando los nacionalismos gentiles se deshagan de sus cadenas cristianas, se desharán también del racismo, del irracionalismo y de la violencia. Entonces, y sólo entonces, el enemigo sionista comenzará a TENER MIEDO.

Anónimo dijo...

Claro, todo eso es cierto, pero hay peligros más notorios dentro del NR que una horda de "skinheads", y son esos que de corbata, de trajesito van reclutando a cuanto tonto se les atraviesa, y peor aún - y aquí hablo por mi- cuando intentan "infiltrar" ideas mucho mas de "izquierda" dentro de sus organizaciones son sacados a patadas, insultados y demás por la "alta dirigencia" de partidos bastante dudosos -nuevamente hablo por mi - que se declaran NR.

Estéticamente soy skinhead, y lo soy porque musicalmente me sentí atraído por alguna banda y estéticamente por alguna forma de vestir, como habrán algunos que les guste otro rollo (metal, hip hop, etc.) y demás, de ahí a que todo el "skinhead" sea igual es ya un error, y no crean que lo que busco es que acepten a los "skinheads" como militantes dentro de alguna iniciativa, ni mas faltaba, siendo yo parte de dicho movimiento conozco de por si muchos de los tontos que andan sueltos con botas y tirantes, pero si intento aclarar, que no todo lo que pintan los medios como "skinhead" lo es realmente, te dí el ejemplo colombiano, donde una pandilla de skinheads de izquierda fueron los responsables de dicho ataque y a los medios solo les intereso decir que eran "neo-nazis" (ni siquiera eso eran, eran jovencitos rojos -o eso dicen ellos-), a la par de tal noticia, tal ataque neo-nazi, se presento una iniciativa contra la discriminación en Colombia -hablo de semanas atrás- todo motivado por este nuevo ataque "nazi" realizado por "izquierdistas", ahí es donde voy, son los medios los que se encargaron de volverlos "nazis", los tipos ni lo eran, aprovecharon un ataque por una razón cualquiera de un grupo de borrachos con cabeza rapada, para impulsar su iniciativa anti-discriminación.

No se si sea lo suficientemente claro, tal vez no manejo un lenguaje muy claro, disculparan ustedes mi forma de escribir, pero nuevamente a lo que voy, es que mientras esos "skinheads" racistas tal vez andaban en casa, durmiendo o en algún bar bebiendo -que sé yo- los "skinheads" antirracistas hacían de las suyas y nuevamente los malos son los "nazis" que no hicieron nada, entonces ¿de que sirve que los "skinheads" fascistas (?) actúen de forma más coherente si los medios igual les van a condenar a la hoguera? Es cierto, lo reitero, que hay mucho descerebrado jugando a "fascista" y de cabeza rapada, pero en ultimas no son los responsables de toda la gentuza que anda dentro del NR.

Si es cierto que el skinhead implica ciertos parámetros -por así decirlo- de conducta violentos, está violencia no es violencia de tonto cavernicola -y no es que la intente justificar- pero es una violencia defensiva, al menos como la manejamos ciertos skinheads ¿Quien se queda de brazos cruzados si viene a ti una horda de gentes que se declaran antifascistas a machacarte la cabeza? pues yo no, yo aplico mi forma de defensa, y si eso implica correr o demás, no dudaría en usarlo.

No soy yo alguien indicado para hablar por todos los skinheads, y nuevamente repito que coincido con mucho de lo expuesto en este blog, si me sintiese aludido con los "insultos" hacia los skinheads, hace mucho hubiese dejado de leer sus textos, no suelo opinar, ya que prefiero leer y analizar lo que muchos de ustedes exponen, que es bastante interesante, pero reitero generalizar o echar en un costal a todos es un error.

Por eso coincido con León Riente cuando dice "no tengo el más mínimo asomo de duda de que si estas tribus urbanas dejaran de actuar, el sistema antifascista obtendría su dosis de "xenófobos" y "racistas" de donde fuera, porque necesita, a un nivel práctico y popular, de estos conceptos objetivados en personas para dar verosimilitud a su discurso."

Cordial saludo.

Un skinhead.

ENSPO dijo...

Que ningún estereotipo se corresponde nunca con la realidad, que en todo colectivo existen excepciones de todo orden, es algo que no seremos nosotros quienes lo neguemos.

Precisamente por ello estamos contra el racismo. Si los skin-heads aplicasen a otros grupos los mismos matices y crítica de estereotipos que reclaman para sí, se acabaría la violencia skin-head.

Pero nosotros hacemos un llamamiento a los skin-heads para que abandonen la violencia racial sólo porque entendemos que en esos colectivos o grupúsculos puede haber personas que entiendan el inmenso favor que le hacen al sistema opresor con sus agresiones irracionales.

La violencia skin-head es a veces defensiva, sin duda, se conocen muchos casos de este tipo: los skin-heads son atacados por grupos antifascistas tan violentos o más que los propios skin-heads.

En algunos casos el antifascismo es terrorismo puro, esto lo sabemos ya y el blog ha reflejado esta verdad una y otra vez. Así que no olvidamos semejantes extremos, al contrario, son el alma de esta bitácora dedicada a entresacar la verdad enterrada bajo toneladas de propaganda.

Pero la violencia antifascista no justifica la violencia fascista.

La mera estética skin-head ya entra en la dinámica de una violencia que, insistamos en ello, únicamente favorece a la oligarquía misma.

Es necesario abandonar tanto la estética skin-head como las pautas de conducta e ideologías racistas correspondientes, en sí mismas violentas -ofensivas o defensivas-, por mor de la causa NR.

Hay que salir de ese callejón sin salida que es la perdición de muchos jóvenes de valía.

Sólo queremos enviar este mensaje y no insultar a nadie aunque muchos skin-heads, no todos, se merezcan, lamentablemente, ser insultados por sus actuaciones.

Saludos cordiales.

ENSPO dijo...

El fascismo se construirá con la sola autoridad de la palabra sagrada que pronuncie la verdad.

La verdad espera hace ya mucho tiempo al héroe que la rescate del torreón donde el abyecto oligarca la secuestró tiempo ha para esclavizar a unas masas adocenadas.

Por cualquier otro acto, incluso el de la legítima defensa, los fascistas seremos perseguidos, encarcelados y hasta asesinados.

Es el "homo sapiens" como tal el que ha olfateado aquí el advenimiento de los mortales y el fin del "hombre" como especie animal degenerada a causa de su negación de la VIDA.

No se trata de una desaparición física, mucho menos del exterminio de una raza concreta o de la humanidad en su conjunto, nada tiene que ver esta "mutación" con el darwinismo o la genética (aunque determinará a la postre el destino de la ciencia toda), sino con la derrota espiritual, política e histórica (por este orden) de los HUMANES, esos que Merleau-Ponty denomina los "hombres más puramente hombres" y que en la actualidad nutren las élites sociopolíticas putrefactas.

Los MORTALES son aquellos que han proclamado la verdad del ser y que existen en tanto que encarnación viviente e institucionalizada -la entidad potencialista, la verdadera "orden"- de dicha verdad originaria como "ser para la muerte" que Heidegger plasmara en su obra "Sein und Zeit" (Ser y tiempo).

Los mortales son el ente, concepto de procedencia griega que es el participio activo de ser, como riente es el participio activo de reír.

El Dasein, el ente por antonomasia(el existente o ser ahí de la verdad) no es un individuo (nadie puede proclamarse aquí "superior"): únicamente la comunidad nacional consciente de sí misma y expresamente empuñada por todos y cada uno de sus miembros en la lucha y el sacrificio contra la opresión oligárquica, puede erigirse en "entidad comunitaria de la verdad".

Nada tiene que ver todo esto con las etnias biológicas ni con ningún tipo de violencia, como no sea la violencia de la que seremos objeto por parte de la propia oligarquía.

Pero nosotros SÓLO PRONUNCIAREMOS LA PALABRA y si con ella no basta para hacer estallar la "sociedad humana" en mil pedazos, entonces ES QUE NO HEMOS DICHO LA VERDAD, es que hemos protegido algo/alguien, para empezar a nosotros mismos, de la verdad de la existencia, edulcorándola o relativizándola de alguna manera por temor a "las consecuencias".

Y entonces ninguna violencia añadirá al fracaso más que el deshonor.

Todo este proceso es el requisito previo, la conditio sine qua non, para empezar siquiera a musitar una tímida palabra sobre cuestiones biológicas, étnicas, raciales, nacionales y genéticas sin hundirnos en la más absoluta barbarie. La ciencia es una estructura del ente como lugar de la verdad. Cualquier "uso" de la ciencia al servicio de los humanes, mucho más de aquellos que se consideren a sí mismos razas superiores o pueblos elegidos, no puede provocar otra cosa que el desastre. Ya lo ha hecho y no me refiero sólo ni, singularmente, a Auschwitz. Nuestra realidad cotidiana es prueba suficiente de ello.

Lo primero, y repetiremos esto mil veces si es necesario, es la verdad de la existencia. Todo lo demás se dará por añadidura.

Quien quiera oír, oiga.

Anónimo dijo...

Ya que hablas de Heidegger, que opinas de esto (espero no se salga demasiado de contexto): Es sobre una entrevista a Bunge, humanista argentino.

Pregunta: ¿Qué le parece más reprochable de esas escuelas?

Mario Bunge: Por ejemplo, Heidegger tiene todo un libro sobre El ser y el tiempo. ¿Y qué dice sobre el ser? "El ser es ello mismo". ¿Qué significa? ¡Nada! Pero la gente como no lo entiende piensa que debe ser algo muy profundo. Vea cómo define el tiempo: "Es la maduración de la temporalidad". ¿Qué significa eso? Las frases de Heidegger son las propias de un esquizofrénico. Se llama esquizofacia. Es un desorden típico del esquizofrénico avanzado.

Pregunta: ¿Usted cree que Heidegger era un esquizofrénico?

Mario Bunge: No, era un pillo que se aprovechó de la tradición académica alemana según la cual lo incomprensible es profundo...

Gracias!

ENSPO dijo...

Mario Bunge puede decir lo que quiera, pero ahí está "Ser y tiempo". Si usted cree que no dice nada, ni siquiera deberá comprarlo, porque es un clásico y está en todas las bibliotecas. Vaya, ábralo y compruebe por sí mismo si no dice nada o dice algo. Es así de sencillo.

Por ejemplo, argumentar, mediante el método fenomenológico, que la muerte es la verdad de la existencia, ¿eso es no decir nada?

Pues creo que es decir algo, y bastante fuerte. Para empezar todos los cristianos y todos los progres se van a tomar por el puto culo con sus mierdas sobre la "felicidad". Y decir cristianos+progres es decir: casi todos, porque Bunge es un progre, pero cuando uno no es progre entonces acostumbra a ser cristiano, a pesar de que ambos venden distintas fórmulas del paraíso para tontos.

Pretender que en esta obra Heidegger no ha dicho nada sobre el ser, o que todo lo que ha dicho es que el ser "es ello mismo" (¿puede citar la página?) sólo pone de manifiesto la calaña moral del propio Bunge.

Incluso filósofos antifascistas de primera magnitud, como Habermas (alguien, por cierto, muy por encima de Bunge en el ranking filosófico), han reconocido que Ser y tiempo es el acontecimiento filosófico más importante desde la Fenomenología del espíritu de Hegel.

Si realmente fuera verdad lo que pretende Bunge, ¿alguien cree que un filósofo nazi aparecería en las historias de la filosofía como cima del pensamiento contemporáneo? ¿Se le citaría en casi todas las obras de filosofía, ya sea para defenderle, ya para atacarle? ¿Y qué defienden o atacan, si no dice nada de nada?

Cuando incluso el sistema o filósofos relevantes del sistema han de reconocer que Heidegger es la cima del pensamiento del siglo XX PESE A SER NAZI, las injurias de Bunge (un pequeño piojo hinchado lleno de envidia) se hunden por su propio peso.

Saludos cordiales.

ENSPO dijo...

Por cierto, Bunge no sólo insulta a Heidegger. Rechaza a casi todo el mundo que no sea de su cuerda. Incluidos filósofos como Popper o Marx.

Le recomiendo la lectura de, por poner sólo un ejemplo, "La relación entre la filosofía y la sociología", donde pone en la picota a Kant y Hegel. Y ataca a Habermas porque no cita a Hillary Putnam y John Searle (véase p. 26).

En suma, para Bunge sólo existen los hechos.

Por supuesto, no puede fundamentar esta afirmación, que en sí misma no es un "hecho", sino un precepto de jurisdicción filosófica refutado hasta la náusea.

Pero esto ya quedó en evidencia hace muchos años (por Husserl, maestro de Heidegger) y los positivistas siguen ignorando la cuestión. Cuando no hay respuesta mejor callar o... injuriar.

Pablo dijo...

Muchas Gracias por la respuesta, bueno se me hizo curioso porque hoy día a Bungue se le sigue teniendo en cuenta como un "gran" filosofo, me encontraba leyendo una columna "periodística" cuando me encontré con tremenda cita del tipo ¿y porque no preguntarle a alguien que ha estudiado a Heidegger y le "conoce" -por así decirlo- tan a fondo.

No crea que tomo como ciertas las afirmaciones del argentino, pero quería conocer su opinión.

Gracias por su respuesta.

Anónimo dijo...

Si los "skinheads" abandonaran su estética, los medios y la casta política buscarían otros nuevos "racistas", de ahí que considere importante el ejemplo colombiano, donde un ataque antifascista se convirtió en un ataque "fascista" gracias a la (des)información de los medios y el propio alcalde (un amigo de la verdad).

Muchos skinheads han abandonado cuestiones estéticas, para poder "integrarse" más fácilmente incluso a sus trabajos y demás -hasta a mi me ha pasado- pero eso no deja de lado el "problema" NR y es que altas dirigencias de ciertos partidos y movimientos se declaran portavoces del nacionalismo revolucionario siendo mas bien nacionalistas reaccionarios o nacionalistas gentiles como usted dice.

El "skinhead" no es solo de derechas -al menos estéticamente skinheads hay en todos los "bandos- por ende que los "skinheads" "fascistas" se acaben no sería una solución - al menos no para los medios y es a lo que me refiero-, continuarían los skinheads de izquierdas -supuestamente marxistas y anarquistas- haciendo de las suyas, pero como a los medios no les importa la verdad, les llamarían igual "neo-nazis" y nuevamente los fascistas o NR mas comprometidos llevarían toda esa carga propagandística encima.

La violencia "skinhead" en su acción mas "pura" ceso hace tiempo, hoy día -y me consta- el skinhead se ha relegado a cuestiones más musicales en su mayoría, de ahí que los skinheads que militan en organizaciones -como el MSR y demás y ya se que ustedes rechazan dichas organizaciones por motivos conocidos o al menos expuestos en sus textos- han abandonado su estética skinhead - a excepción de los tatuajes de los que nunca nos podremos deshacer y tampoco es que me interese esa cuestión tan superficial- e incluso sus practicas violentas, cosas como tipos que hacen caso omiso ante el insulto difamatorio de los extremoizquierdistas en manifestaciones, y ante eso te pongo el ejemplo de los señores de Respuesta Estudiantil donde militan ex-skinheads que han dado muestra de ello, ante el insulto y la invitación a la pelea cuerpo a cuerpo se han mantenido firmes y prefieren irse antes que el choque físico (sé que tal vez esas organizaciones no son afines con lo que ustedes proponen pero los menciono como ejemplos). Sin embargo me vista como me vista, seré siempre un "skinhead" para los medios y siempre seremos entonces los violentos irracionales, es más puedes tener 50 años e ir con bastón y algunos descarados igual te llamarán skinhead, violento, ultraderechista y demás.

Perdonaran el rodeo, a lo que voy en ultimas es que podrán cesar los skinheads "fascistas" pero los medios siempre buscaran como desmeritar las causas nacionalistas (incluidas las gentiles que son las que les sirven como motor a sus leyes anti-discriminación) y como crear sus nuevos "racistas", creo yo, que lo que mas daño le ha hecho al NR son esos que de corbata y traje andan divulgando cuestiones tradicionalistas, ultracatólicas, evolianas, serranistas, buelistas y demás cuestiones que son el verdadero flagelo del NR.

Gracias por tomarse el tiempo para responder, saludos cordiales.

ENSPO dijo...

En este blog no hemos dejado de bombardear a la derecha supuestamente patriótica, con corbata como usted dice, católica o cristiana. Creo que hay aquí más críticas a esa derecha que a los skin-heads.

Ciertamente, si los skin-heads abandonan su estética, entonces el sistema buscará otras excusas.

El sistema necesita noticiar hoy si mañana también detenciones de nazis para mantener vivo el antifascismo.

Sólo digo: no se lo dejemos tan fácil al enemigo, utilicemos la inteligencia sin renunciar a los genuinos valores NR.

Esto puede hacerse, creo, y para muestra un botón: este blog. No pongo la mano en el fuego de que algún día no nos detengan y cierren judicialmente la página, pero desde luego aquí no se ha promovido la violencia ni el racismo. La persecución tendrá que empezar por incumplir la propia ley como ocurrió en el caso Kalki y en alguna que otra escaramuza represiva contra Pedro Varela.

Y, no obstante, nosotros no renunciamos a nuestros valores. Simplemente dichos valores nada tienen que ver con la violencia, el racismo y la promoción del odio.

Saludos y gracias.

ENSPO dijo...

Para Pablo:

Ciertamente Bunge es un filósofo conocido, pero no es un clásico, como Heidegger, que se puede colocar a la altura de Kant, Hegel y Platón.

Las críticas de Bunge a Heidegger producen vergüenza ajena. No son críticas filosóficas, académicas, ni siquiera llegan a la altura de un panfleto más o menos razonado: son simples insultos.

Saludos cordiales, Pablo.

Pablo dijo...

http://www.rinascita.eu/ La sinistra nazionales italiana.

ENSPO dijo...

Ok. Muchas gracias por su aportación. Ya diremos algo al respecto.

Anónimo dijo...

Los principales supremacistas son los judíos(que no son una raza como es obvio, es un colectivo religioso), de acuerdo, pero obviamente no son superiores a los demás, tampoco más listos, puesto que si no son más superiores tampoco han de ser más listos, en todo caso si son más ricos y ocupan posiciones de poder en los aparatos de poder más influyentes es debido a su religión, al seguimiento estricto de los principios talmúdicos, quien esté informado sobre ello lo sabe.
En líneas generales estoy de acuerdo con los comentarios,la cuestión racial(su estudio) es un tema a parte de debate, en el cual obviamente se han de utilizar argumentos de carácter científico para aplicar la mayor objetividad posible al tema.

Anónimo dijo...

Utilizarán los inventos necesarios para desprestigiar las ideologías que les molestan, especialmente el antifascismo lo potencian a través de la manipulación mediática y la comentada banda urbana, mantener viva la llama del antifascismo y del antirracismo oficial es básico para la oligarquía, para ello tienen a su corte de lacayos bien subvencionados con dinero de nuestros impuestos.

Cabrero dijo...

La acusación de racismo, es una medida coactiva y adoptrinante puesta en funcionamiento por los ingenieros sociales. El respeto a los derechos de nuestros semejantes no necesita mas refuerzo que la ley, la cual castiga los actos, no los pensamientos. De manera que yo puedo aborrecer a los servios, siendo esto perfectamente normal siempre y cuando no me dedique a agredirlos. Saludos.

ENSPO dijo...

La doctrina de los Derechos Humanos es un fraude que se ha utilizado para encubrir el racismo de la extrema derecha judía. Ésta estigmatiza el racismo (en general) con el único fin de implementar su propio racismo (en particular).

A la vez que colgaban de una soga a los últimos condenados por el juicio de Nüremberg y se aprobaba la famosa Declaración Universal de los DD. HH., Israel desencadenó la Nakba el 15 de mayo de 1948. Un crimen contra la humanidad, según esa misma legislación, perpetrado con la entera complicidad de occidente.

Éste es quizá el dato más fundamental a retener.

El "antifascismo" es un arma para el exterminio de los pueblos.

Estamos gobernados por la extrema derecha sionista, por un nacionalismo racista, supremacista e imperialista (=colonialista) del "pueblo elegido". No podemos combatir a este enemigo apelando a los cosmopolitismos universalistas del "individuo" atomizado, pero tampoco a la superioridad racial de otra etnia ("supremacismo blanco").

La diferencia entre nuestro nacionalismo y el suyo es que el nacionalismo revolucionario (NR) tiene carácter no-excluyente, respeta a las naciones como tales en su diferencia.

El nacionalismo que mueve los resortes del falso cosmopolitismo liberal-oligárquico es un chovinismo teológicamente legitimado que no se detendrá hasta extinguir y secar las raíces de todos los árboles nacionales del mundo.

Por eso la oligarquía diaboliza los nacionalismos, el nacionalismo en sí, mientras, en aparente contradicción, encubre a un Estado genocida racial que tiene montado un dispositivo de apartheid y discriminación étnica descarada, hechos evidentes para cualquiera que se quiera informar en serio al respecto en cualquier biblioteca.

(sigue)

ENSPO dijo...

viene del post anterior)

No hay contradicción: las instituciones "universalistas" oligárquicas no son más que el instrumento de aquel criminal nacionalismo genocida de extrema derecha.

Se combate a la oligarquía desde posiciones de izquierda nacional que implican la condena del racismo y el respeto a todas las naciones y pueblos del mundo en su legítima identidad, soberanía y plenitud cultural.

En consecuencia, nos oponemos a los discursos derechistas de hegemonía blanca, que ya sirvieron en el pasado de instrumento al colonialismo occidental. Dichos discursos son además de cuño JUDEOCRISTIANO y se alimentan de la noción bíblica de "pueblo elegido". Son las ideologías que han forjado los fundamentos liberal capitalistas del occidente oligárquico, con EEUU como brazo armado de Jerusalén.

Nuestro rechazo del racismo es sincero y la consecuencia lógica e inevitable de concebir la izquierda nacional como única forma política real de resistencia frente a la oligarquía.

No se combate el supremacismo racial sionista mediante la doctrina de los derechos humanos, en esta ingenuidad no podemos ya caer porque la "democracia" burguesa dio tiempo ha la medida de sí misma (desde la posguerra hasta hoy).

Pero, lo subrayamos una vez más y tantas como convenga, tampoco se combate el supremacismo racial mediante otro supremacismo racial "alternativo". Creer que sí es la postura de los supremacistas cristianos blancos. !!!Que no se nos confunda con ellos!!!

El supremacista racial (sionista o cristiano) quiere someter todas las naciones, sólo respeta en realidad la suya, diga lo que diga. Cualquiera que sea el "pueblo elegido" (puritanos anglosajones o sionistas) sus esquemas (al menos en occidente) serán siempre análogos y conducen a la misma fuente: el Pentateuco.

Para derrotar a la oligarquía todos los pueblos del mundo deben a la par ser nacionalistas y colaborar con otros nacionalismos anti oligárquicos. Nuestra solidaridad en el caso de Palestina es el ejemplo paradigmático de esta postura política.

La verdadera unión de las naciones del mundo, libres pero coaligadas, contra el aparato oligárquico de exterminio, es la definición misma del concepto de IZQUIERDA NACIONAL.

Ni mundialismo oligárquico (=Israel/EEUU) ni supremacismo blanco de extrema derecha.

Saludos cordiales.

Asclepio dijo...

El racismo, sanamente entendido (no como fundamentalismo xenofóbico pero como preservación y "sorge" de las propias raíces y valores étnicos y espirituales) es defendible. Hablamos del derecho de un pueblo a ser sí mismo sin necesidad ni obligación a diluirse hasta desaparecer. Los conceptos decimonónicos imperialistas de delirantes con afán de esclavizar y humillar a todo el resto se los dejamos a los sionistas, que como siempre, tratan de acusar a la raza blanca de sus propias ambiciones y crímenes. No tiene nada que ver defender la propia raza y decir esta es mi casa y en ella quiero ser yo quien decida y vivir tranquilo con pretender "dominar el mundo" al estilo cuento nazi hollywoodiense del "sádico esclavista blanco", aunque, desgraciadamente los ingleses del Mayflower que se creen la 12ª tribu (quizás lo sean) y hábilmente manejados por los sionistas seguirán creyendo el cuento que tanto les gusta oir.

Anónimo dijo...

Esa extrema derecha judía supremacista tiene como objetivo eliminar a las naciones socavando su identidad, pero por otro lado apoya y exacerba los nacionalismos artificiales y minoritarios dentro de las naciones soberanas para avanzar en el proceso de descomposición de dichas naciones soberanas y de esta forma avanzar en el proceso de mundialización que tiene como objetivo someter al resto de los pueblos del orbe.

Frel dijo...

El supremacista racial en sí puede o no seguir una religión, la historia lo demuestra, son conceptos a parte, además el cristianismo en sí promueve la igualdad entre los hombres, otra cosa es que haya personas que se declaren cristianas y no sigan semejantes principios, es una contradicción, ser cristiano y ser al mismo tiempo supremacista racial. En España por ejemplo hay nacionalistas españoles que se consideran cristianos y no son supremacistas raciales, es más según ellos están por la supuesta "integración" de personas foráneas pertenecientes a otras razas, religiones, culturas, etc...
En relación al supuesto supremacismo blanco pienso que es una cuestión muy personal y tal como he comentado puede o no estar ligado a una afinidad religiosa e incluso no tiene que estar ligado a una ideología política, es algo muy personal.
Obviamente no hay que confundir supremacismo con defensa de la identidad racial como algo natural o con debatir sobre las diferencias raciales con argumentos basados en el estudio científico, esto es algo que muchas personas con escasa capacidad de percepción suelen cconfundir.

Un saludo.

Frel dijo...

En sí el hecho de defender la identidad racial de una comunidad y presrvar la raza es puro racialismo, obviamente este término engloba el estudio de las razas y de sus diferencias(porque las hay), no hay que confundirlo con el tan manipulado término racismo(según la definición académica oficial), no ha de ser calificado de racismo, esta precisamente es la manipulación que la oligarquía dominante ejerze sobre el tema con la idea como es lógico de anular toda opción de defensa de la identidad racial y cultural, con lo cual es una forma de avanzar en la desaparición de la identidad de las naciones soberanas(especialmente las europeas), objetivo número uno del mundialismo.
Sobre el término racismo se puede debatir ampliamente, además como se deduce la definición oficial académica no es correcta puesto que existen nimerosas formas de supremacismo y racismo ajenos a la cuestión racial(¿Cómo se definiría entonces una actitud supremacista y de discriminación que nada tuviera que ver con la cuestión racial?,porque las hay y muy variadas), en sí cualquier forma de discriminación es racismo, pero claro monopolizar el significado de dicho término es una herramienta muy positiva para la oligarquía. Este es un tema que a una gran parte de la población le cuesta entenderlo, abunda la ignorancia y la falta de comprensión.

Saludos.

ENSPO dijo...

Evidentemente existe una diferencia entre conceptos antropológicos como "raza" o "etnia" y el racialismo en tanto que postura ideológica que todo lo lee, concibe e interpreta a través de la raza, en una suerte de determinismo biológico adobado de una mayor o menor sofisticación genética.

Dicho determinismo es incompatible con la libertad y, por ende, con la ética. Un heroísmo programado en los genes nos da una máquina militar de matar, pero no una figura axiológica del valor que debamos "imitar" como modelo o pauta de conducta en todos los ámbitos de la existencia al servicio de la verdad. Se tiene la programación genética o no se tiene. Sobran las razones, los fundamentos, los argumentos, las decisiones... Vano es hablar de un "deber ser" que se cumplirá o no se cumplirá en función de mecanismos bioquímicos de construcción de la psique e independientemente de nuestras convicciones o libres resoluciones.

Se alaba al valiente porque vence su miedo, pero si su cerebro produce de forma natural una substancia que desbloquea toda inhibición ante el peligro, aquí ya no hay acto ético, sino manipulación genética. El alcohol y ciertas drogas se han utilizado en la guerra para obtener efectos utilitaristas equivalentes. La religión es una suerte de droga espiritual que sirve para atenuar el miedo a la muerte de los que van a combatir; incluso se les puede prometer el paraíso de las huríes...

Pero cada uno de estos factores añadidos sólo se realiza a costa del acto ético en sí, del puro, frío y angustioso "ser para la muerte".

Fabricar guerreros sin miedo es un sueño de todos los poderes racialistas. Para nosotros lo importante es el acto ético en sí, no la eficacia al servicio de un PODER cualquiera. En este sentido, el determinismo biológico racial de los valores, la reducción de la ética a la genética, define la NEGACIÓN misma de nuestro proyecto.

(sigue)

ENSPO dijo...

(viene del post anterior)

Tampoco se puede confundir racialismo con racismo, pues el racismo es ya pura política (normalmente sobre una base teórica racialista, si la hubiere) tendente al supremacismo, la violencia y la exclusión/discriminación racial.

O sea que no confundimos raza con racialismo ni racialismo con racismo.

Habría que añadir: no todos los racismos tienen que ser genocidas o siquiera excluyentes, y cabe concebir, al menos teóricamente, racismos diferencialistas defensivos, por un lado, y racismos supremacistas (violentos), por otro. La tendencialidad etnocéntrica del racismo resulta innegable, pero varía de grado en función de muchos factores de índole cultural y política.

En cualquier caso, nuestra condena del racismo se refiere al uso común y jurídico-legal de la palabra, que es claramente peyorativo y, por tanto, a un uso (somos conscientes) que confunde todos los niveles señalados por razones bastante alejadas de la honestidad intelectual.

Si, empero, considerásemos que el concepto de raza ha de ocupar el lugar central en la lucha contra la oligarquía sionista, no duden que emprenderíamos nuestra campaña para profundizar en dichos matices semánticos y para establecer las correspondientes distinciones conceptuales.

Pero a nuestro entender, ya el racialismo es un error intelectual de primera magnitud y, normalmente, una forma de materialismo biológico de efectos anti-éticos devastadores.

Siempre hemos dicho que los VALORES van por delante de las razas. No negamos que existan razas, pero no creemos, dicho sea esto una vez más, que se pueda reducir la ética a la genética. Y el racialismo conduce a las reducciones fáciles de forma poco menos que inevitable. El siguiente paso del racialismo teórico es el racismo político y, para terminar, la limpieza étnica de los supuestos "pueblos inferiores" (racismo supremacista).

(sigue)

ENSPO dijo...

(viene del post anterior)

Una vez rechazado el racialismo como teoría omnicomprensiva de lo humano a partir de la raza, difícilmente se nos puede pedir que seamos tolerantes políticamente con el racismo, incluso en sus formas diferencialistas/defensivas (tan típicas de la nouvelle droite, por ejemplo).

Las famosas "diferencias identitarias" entre los pueblos y las naciones pueden asociarse implícitamente a posiciones de valores. El punto de partida es que una persona vale INDIVIDUALMENTE por lo que hace, no por su raza o adscripción étnica. Las instituciones (la educación y la cultura, por ejemplo), como campo de acción de la política, han de promover ciertas pautas éticas de conducta, ligadas a determinados sistemas de valores. !Y esta sería la identidad que valdría la pena defender una vez construida la correspondiente comunidad nacional!

El heroísmo es una forma de actuar, no una raza. En todas las razas podemos encontrar la figura del héroe. La verdad se sostiene por sí misma, vale por sí misma, no es "relativa a" una raza. Cabe concebir un "héroe de la verdad", al menos en primera instancia, al margen de la etnia o la raza, pero no de la cultura (los héroes individuales aislados, tan caros a Nietzsche, son valiosas rarezas, pero rarezas a la postre).

Desde la fundación de ENSPO en 1984hemos tomado ese camino basándonos en la ontología fundamental de Heidegger. Nuestro socialismo respeta el componente genético, pero como socialismo hace hincapié en lo social, en el factor educativo.

No negamos, insisto en ello, que existan razas y etnias; incluso podemos aceptar el derecho de los pueblos a preservar sus identidades culturales (que entrañan siempre un componente genético), pero si la raza ocupa el centro, ya podemos despedirnos de los valores. Cualquier canalla, por el simple hecho de ostentar unos rasgos físicos "canónicos", podrá apelar a la presunta "superioridad heredada" aunque sus actos la desmientan hasta la náusea.

El racialismo es un apéndice de tercera categoría en orden a explicar la realidad social e histórica. El racismo, entendido como supremacismo racial, constituye una rémora para la reconstrucción del nacionalismo revolucionario. Cualquier espacio que se le conceda a aquél será magnificado por el sistema oligárquico para reducir todo el proyecto a un supremacismo blanco reciclado. Por eso hay que ser tajantes en la condena y dejar los matices para los tratados de antropología.

No es que no seamos racistas, es que somos ANTIRRACISTAS y de IZQUIERDAS. Hablar de refundación NR para terminar maquillando el supremacismo blanco es un viaje para el que no son necesarias las alforjas de la Izquierda Nacional de los Trabajadores (INTRA).

Saludos cordiales.

ENSPO dijo...

En cuanto al tema religioso, es evidente que no se confunde siempre con el racial, simplemente se solapan, al menos en apariencia.

No hice distinciones más arriba porque me estaba refiriendo al viejo supremacismo blanco de fundamentación bíblica.

!Qué duda cabe: los cristianos niegan el racismo y al mismo tiempo construyen un "pueblo de Dios" básicamente excluyente!

Esta supuesta ambigüedad o contradicción se encuentra en la base del uso de la doctrina de los derechos humanos como instrumento de legitimación de las cruzadas en defensa de la democracia y de todos los genocidios perpetrados por el poder oligárquico.

Me sorprende que se constaten tales matizaciones pero no se observe la unidad dialéctica del fenómeno y su función en el contexto del dominio oligárquico.

La oligarquía niega todas las razas menos una.

La fuente de esta "aparente" ambigüedad o contradicción (en realidad la clave de todo el asunto) se encuentra en las raíces bíblicas mismas del monoteísmo judeocristiano.

Frel dijo...

Obviamente los valores han de anteponerse a la cuestión racial, esto es innegable, para eso se debate en esta entrada, su enunciado lo dice todo. Por otra parte no creo que el racialismo reduzca la ética a la genética y sea una especie de materialismo biológico que degrade la ética y tampoco ha de haber un paso posterior que conduzca al racismo y encima de la peor calaña. El racialismo estudia las razas desde la antropología, ello incluye también la psicología y la genética, por lo tanto yo no veo que ello conduzca a un materialismo genético que acabe degradando la moral y se anteponga a los valores¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?, el hecho de que haya personas que utilizen el método científico para adoptar posiciones ilógicas e irracionales es "harina de otro costal", es algo diferente, incluso los hay que ni siquiera recurren al estudio científico.
Por eso me sorprende de que catalogue el racialismo de esta manera y lo relacione con acciones que nada tienen que ver,el racialismo es pura ciencia que estudia a la especie humana y reconoce la existencia de las razas y no implica superioridad de raza alguna tal como propugna el supremacismo, no tergiversemos ni confundamos los términos.

Saludos.

ENSPO dijo...

Para Frel:

El único motivo que justificaría concederle al "tema racial" un papel teórico y político de primer orden sería, para empezar, su veracidad, su "valor de verdad". Y actuaríamos así por razones éticas y a pesar de las prohibiciones legales existentes, arrostrando las consecuencias. !No lo dude!

Pero el racialismo entra en contradicción directa con la verdad, no ya porque se sea falso desde el punto de vista científico, sino por una cuestión de PRINCIPIOS que ya he explicado.

El racialismo es un determinismo biológico.

La ética de la verdad, como ética, resulta incompatible con todos los determinismos, ya biológicos, ya sociales.

¿Vale la pena cargar con las consecuencias de la legislación vigente en defensa de una doctrina que niega la verdad, que reduce la verdad y todos los valores éticos a una cuestión de GENES?

Yo creo que no. Por la verdad, lo que sea; por un fraude intelectual como el racialismo, nada.

Y repito lo dicho: es posible reivindicar las identidades culturales y nacionales sin precipitarse en el abismo de los racialismos y de los racismos políticos correspondientes.

Dejémosle el racialismo al enemigo. La oligarquía, tras el decorado liberal-democrático y la farsa de los presuntos derechos humanos, es RACIALISTA Y RACISTA.

La extrema derecha judía cree (en serio) que los judíos son una raza superior destinada a dominar el mundo por voluntad divina.

Dejémosles a ellos esta MIERDA.

Tarde o temprano pagarán por sus crímenes y les podremos aplicar sus propias leyes, que incluyen la pena de muerte para los genocidas.

Saludos cordiales.

ENSPO dijo...

Para Frel:

El racialismo no se limita a estudiar la raza, esto es la antropología.

El racialismo es una determinada TEORÍA ANTROPOLÓGICA que coloca la raza en el centro de la explicación de los fenómenos.

Y dado que la raza tiene un fundamento genético, las posiciones racialistas terminan colocando los GENES como causas y los VALORES como consecuencias.

Este es el esquema racialista habitual e inevitable.

Ya he dicho que una cosa es el racialismo y otra el racismo, y que el racismo no tiene por qué ser supremacista. Esto se ha dicho y me remito a los posts.

Pero el racialismo conduce, por pura lógica, al racismo político. Y todos conocemos que el racismo político blanco ha sido la justificación de la esclavitud, el colonialismo y otras pautas de conducta que forma parte del racismo supremacista.

Del racismo diferencialista, defensivo, sólo tenemos noticias cuando los países blancos empiezan a recibir inmigrantes. Entonces ya no se habla de superioridad blanca, sino del derecho a la diferencia.

Saque usted mismo las conclusiones pertinentes.

Frel dijo...

El racialismo propugna la existencia de las razas y aboga por estudiar sus diferencias, por lo tanto de una forma u otra está relacionado con la antropología.
Continúo sin compartir el concepto que tiene usted del racialismo, yo concibo su significado desde un punto de vista científico, pero nunca como una causa para fines políticos que justifiquen acciones irracionales. Usted dice que diferencia racialismo de racismo, es cierto pero le aplica un sentido peyorativo al término racialista:"Dejemos el racialismo al enemigo".
Usted afirma que el racismo no ha de ser supremacista, supongo que se referirá al racismo diferencialista o defensivo del cual usted habla, no al violento(el supremacista), en realidad yo no lo llamaría racismo defensivo, yo lo llamaría instinto defensivo, porque entonces estamos dando al término racista el significado que sólo nos interesa, obviamente entiendo lo que usted quiere decir cuando relaciona el término con la cuestión de la inmigración, para los oligarquía y sus lacayos "igualataristas y humanitaristas" sí que es racismo, cuando en realidad no lo es.
Referente a la extrema derecha judía y su racismo hacia el resto de los pueblos ya lo conocemos, no es algo nuevo, pero es absurdo que ellos mismos se crean una raza superior porque no son una raza(originariamente son de raza blanca), son una comunidad religiosa que sigue al pie de la letra lo que dictan sus preceptos religiosos, ese es el motivo de la superioridad que creen tener sobre los demás, la cual obviamente es inexistente, nunca lo han demostrado de forma científica-antropológica, son así de absurdos.
Por otro lado hablar de la esclavitud ejercida por los pueblos (no sólo blancos, esto hay que tenerlo en cuenta, hay que dejarse de tantos prejuicios) sobre otros, esto se debió y se debe ante todo a intereses económicos como es obvio, la actitud frente a los pueblos esclavizados siempre suele ser racista, puesto que es el arma que utilizan para someterlos, es una consecuencia(obviamente negativa) de las actitudes colonialistas.
Por otro lado creo que es mejor zanjar el tema porque no nos pondremos de acuerdo a la hora de debatir sobre determinados conceptos.

Saludos.

ENSPO dijo...

El estudio de las razas y sus diferencias pertenece a la antropología, es la raciología, o sea, una rama de la antropología:

"RACIOLOGÍA. f. neol. Rama de la antropología que estudia las razas en sus caracteres físicos."

Otra cosa es el RACIALISMO. Aquí no estamos ante una rama de la ciencia antropológica, sino ante una determinada teoría o forma de interpretar la antropología en su conjunto. Esta teoría es una concepción que pone la raza como principio explicativo omnicomprensivo de la realidad humana. E implica la relación de causalidad entre genes y valores:

"Correlato entre lo físico y lo moral: implica la imposibilidad de la educación para producir transformaciones en el ser humano, por lo tanto, el racialismo pone un fuerte acento en la naturaleza biológica del hombre. Lo innato se impone así a lo cultural."

El racismo político se deriva de la teoría antropológica racialista.

Tanto en su versión diferencialista defensiva, cuanto en su versión supremacista colonial-imperialista, el racismo parte del supuesto racialista de los GENES como causas y los VALORES como efectos.

No hay libertad y por lo tanto tampoco ética.

Si llegamos a este punto podemos sacar las conclusiones pertinentes en lo que se refiere al resto de las cuestiones.

Para empezar, si yo estoy determinado en mis valores por mi raza (patrimonio genético), el debate y la fundamentación (esto que estamos haciendo aquí) carecen de sentido. Yo siempre haré aquello que me "manden" mis genes.

¿Para qué fundamentar nada?

Adiós a los valores, incluida la verdad, en el sentido ético de la palabra.

Frel dijo...

La definición de raciología que dicha enciclopedia emite es una parte de lo que la antropología en materia racial realiza, hay que tener en cuenta que la raciología junto a la Antropología biológica son las ciencias que estudian las razas, su origen, diferencias, diversidad...Obviamente estos estudios abarcan las características psicoloógicas, no así las genéticas, las cuales hay que analizarlas desde el punto de vista de la psicología y el genetismo. El estudio físico de las razas abarca mucho más que la simple definición de la enciclopedia.
La raciología en sí tal como lo define la enciclopedia en cuestión también puede generar posturas racistas y supremacistas, las diferencias físicas entre razas puede ser motivo para ello.
Obviamente pienso también que los valores no los determina la pertenencia a una raza, a la genética, esto es algo que se sale de lo que estamos hablando, hablar de las diferencias entre razas en todos los sentidos ha de ser algo objetivo.

ENSPO dijo...

La teoría de que los valores son algo "subjetivo" se desmorona ante la verdad.

La verdad es un valor, pero un valor objetivo per definitionem.

Sea cual fuere el ámbito de la antropología y de la raciología, el racialismo remite a una determinada concepción total del "anthropos" (Hombre) que coloca la raza en el centro, y que al estudiarlo la ciencia en calidad de dispositivo de CAUSAS, de "leyes" (=regularidades de comportamiento, en este caso) excluye la ética.

Los valores, para el racialismo, son meras consecuencias o efectos de esas causas, las cuales, en última instancia, apelan a mecanismos de reproducción de esquemas genéticos, a procesos bioquímicos.

Las causas pueden ser genéticas o no, pero son siempre causas, relaciones entre COSAS.

Todas estas cuestiones las puede usted encontrar desarrolladas en

Tzvetan Todorov
"Nosotros y los otros. Reflexión sobre la diversidad humana", México, Siglo XXI, 1991, 2010.

Sean las que fueren las jurisdicciones de las respectivas ciencias, la admisión de fundamentos racionales como determinaciones de la conducta es incompatible con la causalidad genético-racial O DE CUALQUIER OTRO TIPO.

Si hay libre resolución legitimada en un fundamento (razón), la causa unilateral (raza o X...), o sea, de la causa del signo que fuere, y siempre con la genética como instancia última (pues es un hecho que éste es el estado de la cuestión en la actualidad), está fuera de lugar.

O ética o antropología/genética.

Todas las razas merecen un respeto por principio.

Todos los individuos merecen un respeto por principio, hay que darles una oportunidad.

La verdad es para TODOS.

Luego va veremos qué es la verdad.

La verdad en cuanto tal, para todos (socialismo), articúlase como el sentido ontológico de esa verdad (nacionalismo).

El resultado es el socialismo nacional.

Los pueblos, cada uno de ellos y sin excepción, tienen que seguir su camino hacia la verdad. Este requisito está inscrito en el lenguaje, en la cultura. No hay método (=camino) hacia la verdad de tipo cosmopolita, siempre es "deudor" de una nacionalidad y cultura concretas, de un pre-juicio, pero el imperativo de lo nacional trasciende las naciones sin deponer a las naciones mismas.

Créame que entiendo su planteamiento, pero si lo coloca usted en el nivel de lo racial, y no de lo nacional, entramos en un colapso, en una incompatibilidad de principio.

No puedo darle otra respuesta sin reproducir los esquemas de la vieja y fracasada (y traidora=prosionista) ultraderecha de siempre.

Saludos.

Kerl dijo...

Nuestro mérito estriba en haber recogido el fascismo del cubo de las basuras de la historia y, sin renunciar a sus valores fundamentales, conducirlo a las cimas del pensamiento. No es poco.

Por favor, que no se nos haga pagar tributo a los oxidados lugares comunes del Ku-klux-klan.

Como dice ENSPO, para ese viaje no hacen falta alforjas. Existen miles de sitios en la red.

Marcos dijo...

Yo veo exagerada la dicotomía que hace sobre el determinismo genético en el sentido de que o es total (racismo=no hay ética) o no es para nada. Y también el valor del constructo cultural en que uno desarrolla sus patrones de conducta vendría a ser un añadido en tanto que en cierta manera nos determina y forma automatismos inconscientes en nosotros que, según usted, en tanto automatismos no harían más que alejarnos de la verdadera actitud ética. Pero toda actitud ética no podría ser así un comportamiento aprendido, automatizado de antemano, pero eso es lo que es la lógica en sí; que a partir de un marco cultural dado (aprendido de antemano) establece unas equivalencias para formular sus operaciones "matematico-racionales" cual computadora. Lo máximo a lo que puede aspirar la lógica es a no traicionar la inteligencia interna del sistema dado de base (para su discurrir) en que se basa. Por lo tanto HA de basarse en una estructura previa y evidentemente esa ha de ser biológico cultural cuanto menos.

Frel dijo...

Obviamente todas las razas merecen un respeto, eso no lo cuestiono, por supuesto que lo que yo planteo es puramente bajo el estudio científico, para eso está la antropología, la psicoñogía, el genetismo... Pero ya sabemos que cuando se habla del tema de la diversidad racial uno se encuentra la barrera de lo políticamente correcto, del igualatarismo impuesto, de la negación de cualquier estudio científico con rigor que rompa con el dogma establecido.
Lo que yo planteo no lo coloco en el plano racial, lo coloco en el plano que establece la naturaleza, es una cuestión ante todo científica, no política.
Pero hay algo que es cierto e innegable, a quien no le guste(o esté confundido) que se hable de la diversidad racial y las diferencias entre razas en base a estudios serios que así lo confirman, lo que está haciendo es defender(asunque sea de forma indirecta) el igualatarismo antropológico impuesto por la oligarquía sionista, así de claro.
Sobre el comentario que realiza sobre la ultraderecha prosionista, usted deducirá que yo aborrezco tal opción política y sus planteamientos tan estériles y deformados.
Sobre el comentario que hace un tal Kerl, decirle que no se a que viene ese comentario sobre el Ku-Klux-Klan, nadie está defendiendo a semejante organización como es lógico, debería saber que también hay organizaciones racistas y supremacistas de raza negra como los "Panteras negras"(Estos mismos rechaszaron a Obama porque dedían que no era suficientemente negro y además porque según ellos es un negro con mentalidad de blanco) y los "Blck Power",algunos deberían leer mejor los mensajes.

Un saludo.

ENSPO dijo...

Para Marcos:

Según usted la lógica es algo aprendido y por lo tanto relativo a esa educación. Pero sin la lógica no podría formular el propio enunciado que emite.

Esta teoría RELATIVISTA sobre los fundamentos de la lógica fue expresamente refutada por Edmund Husserl en las Investigaciones Lógicas de 1900. Dicha obra es el punto de partida de la filosofía de Heidegger.

Para refutarla, Husserl simplemente apeló a la validez de la propia teoría relativista. Basta aceptarla provisionalmente como válida para refutarla ipso facto.

En efecto, si aceptamos esa teoría, TODAS LAS TEORÍAS (incluida la señalada) quedan privadas de fundamento. No se puede pretender que la lógica y la teorización son simples hechos sociales pero, al mismo tiempo, sostener que la teoría que esto afirma es ella, y sólo ella, válida como tal.

Las teorías relativistas de la lógica se anulan a sí mismas. Y esta anulación es la condición del poder de la oligarquía, para la cual no hay "verdad", sino únicamente "información". Por ende, manipulación. Estamos tan atrapados en la red oligárquica que ni siquiera nos damos cuenta de que "pensamos" como las agencias de propaganda.

En cuanto a la oposición entre ética y genética en la explicación de los valores, estamos en lo mismo. El acto ético, para serlo, ha de ser libre. O ES LIBRE O NO LO ES. No existen términos medios. Nada de exageración. A un hombre se le condena por asesinato o no se le condena. No hay un "medio asesinato". 2.2=4 es verdad o mentira, no se puede decir que es un poco verdad y un poco mentira.

Usted me dirá que las pautas éticas son aprendidas, pero una cosa es su procedencia socio-psicológica y otra su VALIDEZ INTRÍNSECA.

Aprendemos en la escuela que 2.2=4, pero eso no significa que 2.2=4 sea válido porque lo hemos aprendido en la escuela. El enunciado matemático anterior es válido tanto si lo aprendemos como si no. Los niños incapaces de aprender suspenden la asignatura. La situación es análoga a la de la validez de las teorías científicas.

La ciencia se basa en el FENÓMENO dela validez, cualquier teoría SUPONE la validez, pero NINGUNA CIENCIA SE OCUPA en cuanto disciplina especializada DE LA VALIDEZ COMO TAL. Esto, la validez, es "materia" de la filosofía. La validez no puede ser explicada a partir de CAUSAS (sociales o genéticas) sin incurrir en círculo lógico y afectar nulificadoramente a la propia "explicación" del caso.

Aquí empieza Heidegger.

ENSPO dijo...

Que puedan existir condicionamientos genéticos, sociales o de otra índole en la conducta humana y que entre aquéllos inclúyense los raciales es una cuestión estrictamente científica que no niego.

Pero hay infinidad de teorías científicas y pocas llegan a la desembocadura política. Las raciales sí porque el tema de la raza está politizado, en primer lugar por la propia oligarquía, que es racista y supremacista hebrea por mucho que intente disimularlo.

Ésta de las diferencias raciales es una teoría (la sociobiología, por ejemplo) que se ha utilizado para justificar todo tipo de tropelías. Y quienes la usan acostumbran a pasar muy rápido de la ciencia a la política olvidando que la teoría tiene que ser, en primer lugar, "verdad", y que la verdad como tal comporta una serie de imperativos éticos previos a aquello que se considere, en cada caso, "verdadero".

Por eso sostenemos que la verdad es para todos. Cualquier "negro" con un coeficiente de inteligencia normal puede aceptarla, asumirla, hacerla suya y determinar su conducta en función de ese valor supremo. No importa que sea negro o verde. Dice Heidegger que el Dasein no es nada humano en el hombre. !!!Menos todavía la raza, una determinación subespecífica del homo sapiens!!!

Cuando se intenta convertir una teoría de los factores genéticos en una justificación de políticas de explotación y discriminación, entonces se hace un uso penoso, reprobable, de la ciencia.

!!!No le estoy acusando a usted de ello, estoy hablando en general!!!

La ciencia ha demostrado diferencias estadísticas en el CI que obedecen a factores raciales.

!Cierto!

Una vez reconocido esto, también ha tenido que admitirse, en algunos casos a regañadientes, que los amarillos puntúan más alto que los blancos (como media). Pero este dato acostumbra a ser olvidado o menospreciado, pues de lo que se trataba siempre era de demostrar la "superioridad" blanca respecto de los negros, y ello por parte de personas que despreciaban la ciencia, pues luego se declaraban cristianos y rechazaban el darwinismo en nombre del creacionismo más irracional. No sólo se olvida lo que dice el propio estudio científico en aquellos aspectos que "no interesan", sino lo que dicen OTROS estudios, otras ciencias y hasta la idea misma de verdad. Todo eso se pasa por alto y se da un gran salto del estudio científico-estadístico que coloca a los negros con puntuaciones más bajas que los blancos (como media) al sentimiento autosatisfecho de un racista que dice "yo soy superior", a pesar de que seguramente existan millones de negros que puntuarían más alto que él en un test. Repito que no estoy haciendo alusiones personales indirectas. Hablo en general para que entienda mi postura después de tratar durante años con ultraderechistas nauseabundos, alcohólicos, pederastas, delincuentes... que no obstante experimentaban un gran placer pensando que la "raza aria" era más "inteligente" que los "putos negros".

(sigue)

ENSPO dijo...

(viene del post anterior)

La ciencia no puede ser un instrumento de la política, y a mí personalmente me da igual qué política sea esa. Me da igual la política supremacista judía que la política supremacista aria o negra (Black Panthers, etc). Todo remite a la misma mierda e idéntico atentado contra la verdad.

Lo primero de la ciencia es la verdad. Si nos atenemos al significado de "verdad", es necesario, por principio, rechazar todo racismo e incluso todo racialismo por mucho que se acepte la existencia de factores raciales en el CI. También hay factores sexuales en el CI. Y factores de edad. Y factores genéticos no raciales. Pero normalmente sólo se destaca, de la ciencia, lo que a "uno" u "otro" le interesa... Se "usa" la ciencia como pretexto de otras cosas, muchas veces pautas de conducta que dejan mucho que desear desde el punto de vista ético.

Entienda mi punto de vista, no niego los resultados científicos, cualesquiera que éstos sean, simplemente me opongo a someter la verdad al "ego", individual o grupal, de nadie.

Esto es Heidegger.

ENSPO dijo...

Estamos en una fundamentación del fascismo.

El fascismo NO ERA RACISTA, mucho menos antisemita, pues el partido de Mussolini estaba repleto de judíos. El programa fascista originario es de "izquierda nacional". El fascismo se funda en valores éticos. El heroísmo trágico de la verdad es su experiencia fundamental, oriunda de las trincheras.

He resumido en unas pocas frases nuestro punto de partida.

No hay otro camino para el nacionalismo revolucionario que esta reapropiación de su fundación "fascista" y la superación del fascismo histórico derechizado, del fascismo que traicionó sus propios principios pactando con la burguesía, la aristocracia y hasta el Vaticano.

Sin embargo, algunos pueden quedarse en la derecha pro-blanca y cristiana de siempre. Les deseo mucha suerte a quienes esto decidan, pero nosotros hemos decidido tomar otra dirección.

Saludos cordiales.

Frel dijo...

Vaya por lo menos no niega los resultados científicos, que es lo que se plantea en el debate, no hace falta que usted realize comentarios diciendo que esos resultados no hay que utilizarlos para justificar políticas de explotación, dicriminación hacia otros, pues claro que no, ¿Quién justifica esto?, además hay que darse cuenta de como la discriminación y la explotación se ha dado a lo largo de la historia y se da entre colectivos de la misma raza,aquí obviamente el instinto de dominación y económico es determinante, es producto de la naturaleza humana.
Para adoptar las posturas de la derecha pro-blanca y cristiana no hace falta que una persona se defina como tal, los hay que no se identifican con esta opción política y piensan y actúan igual, el camuflaje es algo propio del ser humano, obviamente esta postura es rechazable.
Referente al comentario que realiza sobre el C.I., es un tema que se puede debatir ampliamente, puestos así ya que usted toca la cuestión, hay que debatir con fiabilidad y con rigor, le recomiendo que lea(no se si lo ha leido) el libro: "Raza, inteligencia y educación" de H.J. Eysenck, psicólogo(para más señas era un judío-alemán que se opuso al NS), está considerado como uno de los mejores que ha habido a lo largo de la historia(falleció a principios de los años 80), un libro editado a principios de los años 70 y que no ha sido rebatido científicamente hasta ahora(basado también en los estudios de otros profesionales del área como el genetista Jensen), saldrá de dudas en relación al tema del C.I.entre razas, un libro recomendado por los profersores de psicología y que ha sido editado por facultades de psicología, un libro que en su día cuando fue publicado causó mucha polémica puesto que rompía las teorías igualatarista en la cuestión racial. Si no lo ha leído se lo tendrá que dejar alguien puesto que ahora ya no está a la venta, está prohibido, usted ya me entiende.

Un saludo.

ENSPO dijo...

Por lo que respecta a los resultados de la ciencia no sólo no los niego, sino que los afirmo rotunda y tajantemente, hasta donde haga falta. Pero TODOS los resultados, no una selección de ellos. No únicamente aquellos resultados que confirmen ciertas posturas políticas, de derechas o de izquierdas. En este blog he proclamado y repetido que las ciencias humanas han sido prostituidas por la oligarquía sionista y soy perfectamente consciente de lo que sucede con libros como el de Eynseck, obras que no ignoro. Fíjese que ya me he referido a los estudios en cuestión sin nombrar expresamente al autor. ¿De qué estudios cree que estoy hablando?

Pero la negación de la ciencia no sólo se da en ese terreno, se da en casi todas las especialidades excepción hecha, quizá (!y lo dudo!), de la física y la matemática: historiografía, economía, antropología, psicología, sociología, ciencias políticas... TODAS LAS CIENCIAS SON PASTO DEL PODER. Yahvé no tolera ninguna autoridad por encima de él, y menos de una autoridad "griega", ya me entiende.

Pero los estudios en cuestión no se limitan al que usted cita. La ciencia es controversia permanente, falsación y verificación incansable. Por eso y por otros muchos motivos el paso de la ciencia a la política no puede ser automático, inmediato simple y acrítico. La ciencia es una institución que, al margen de los resultados, comporta sus propias EXIGENCIAS AXIOLÓGICAS. Cuando en nombre de la ciencia se fabrican tiranías, es la propia ciencia la que ve segados sus pilares sociales, éticos y políticos.

Ya le he explicado qué tipo de experiencias me llevan a cuestionar el uso INTERESADO que la ultraderecha cristiana hace de la ciencia positiva. Es una ciencia a la que se usa como una puta para "probar" y legitimar las fechorías e indignidades más repugnantes. Exactamente igual que hace el sistema oligárquico, pero en versión "pro-blanca". La ultraderecha cristiana pro-blanca no es más que otro dogma del pueblo elegido, pero en este caso derrotado, arrumbado, desacreditado... Si éstos vencidos mandaran, la escoria sería más o menos la misma, pero con negros recogiendo el algodón. Entonces los blancos "pobres" también toparían con un terrateniente "ario" y yo no voy a trabajar o poner el más pequeño granito de arena para que eso suceda.

En este blog defendemos la verdad, y la verdad científica también, hasta las últimas consecuencias, no jamás hasta que esas verdades topen con los postulados políticos, DE CUALQUIER SIGNO QUE ÉSTOS SEAN.

También he dicho en un post anterior que las puntualizaciones no eran alusiones personales encubiertas. He explicado que las puntualizaciones proceden de una larga experiencia de trato (conflictivo) con energúmenos ultraderechistas, ya sea con carceleros torturadores de la peor especie (todos ellos racistas hasta el tuétano), como con "fachas" vulgares cuyo simple recuerdo y afirmaciones me provocan el vómito. Fíjese que algunos de ellos apelan al "amor cristiano" para promover su sistema de castas genético. He escuchado auténticas salvajadas proferidas por personajes nauseabundos que niegan la muerte por mor de su propio e hinchado ego y he podido analizar la relación que existe entre determinados "argumentos" y los peores instintos de dominación del orangután humano dispuesto a cualquier cosa para SENTIRSE BIEN.

Yo defiendo la ética y he pagado un precio por ella. Mi compromiso con el fascismo es un compromiso con la verdad. El día en que la verdad y el fascismo entren en conflicto, no dude de qué lado estaré. Y esta no es una declaración abstracta, sino que tiene consecuencias bastante concretas y efectos políticos inmediatos imposibles de desdeñar a menos que uno sea un fariseo redomado.

Lo mejor del fascismo es el socialismo nacional y la ética heroica de la verdad. Aquello que produce bochorno en la herencia fascista es mejor condenarlo limpia y abiertamente para poder dejarlo atrás (no ocultarlo, como hacen los comunistas con su propia mierda).

Saludos cordiales.

ENSPO dijo...

He escuchado a un gorila alcohólico y mendaz de la banda de asesinos denominada VNR sostener que la asamblea es una "masa borreguil", así que la cosa comienza con los negros, pero termina fabricando una casta de trabajadores blancos "inferiores".

Soy SOCIALISTA.

ENSPO dijo...

"(...) no hace falta que usted realize comentarios diciendo que esos resultados no hay que utilizarlos para justificar políticas de explotación, dicriminación hacia otros, pues claro que no, ¿Quién justifica esto?".

En este hilo nadie ha justificado eso, pero recuerde que escribimos no sólo para quienes comentan, sino también para quienes sólo leen el hilo. Y le aseguro que en la derecha cristiana problanca TODOS JUSTIFICAN "ESO" que a usted tanto le extraña.

Frel dijo...

Esas posturas tan racistas y supremacistas sin fundamento no piense que sólo vienen de personas afines a esa ultraderecha(que propugne el cristianisnmo o no)a la cual usted alude o de la derecha problanca cristiana, le puedo asegurar que los hay que se declaran de izquierdas(además ha habido regímenes políticos de este signo) y piensan igual(obviamente son más hipócritas), o sea, que no es una cuestión rotundamente de opciones e ideologías políticas y de religiones, es algo que en realidad está ligado a la idiosincrasia personal, a la naturaleza humana. En este sentido cro que usted se obsesiona un poco con la definición en cuestión(hay muchas personas que son blancas, conservadoras, se definen cristianas y no pien san así), por cierto estas actitudes se dan en todas las razas, racistas y supremacistas los hay también en las demás razas, ya lo comenté en uno de mis mensajes anteriores, seamos objetivos.
La ciencia obviamente como otras mucha smaterias es manipulada y falsificada según los intereses de esa oligarquíoa sionista(no creo que sea el caso de Eynseck), por eso hay que hilar fino y llegar con rigurosidad a conclusiones objetivas.

Saludos.

ENSPO dijo...

Por supuesto que hay personas de derecha cristiana que no son racistas. Yo he hablado de la ULTRADERECHA CRISTIANA PROBLANCA, no de la derecha cristiana en general.

No se trata de una "obsesión", sino de una cuestión fundamental si pretendemos construir una IZQUIERDA NACIONAL.

Vamos a atacar a la ultraderecha en toda trinchera, en cualquier ocasión, sin cuartel...

Por supuesto, también a la derecha, pero con otros argumentos.

Saludos cordiales.

Frel dijo...

Esto es lo que usted escribe en su penúltimo mensaje: "Y le aseguro que en la derecha cristiana problanca TODOS JUSTIFICAN "ESO", por eso se lo comento, que usted no sólo habla de la ultraderecha, pero bueno vamos a dejarlo ahí, eso sí le recomendaría que no fuera tan beligerante con la raza blanca, parece la endofobia establecida por la oligarquía(el hombre blamco es siempre el malo de la película), actitudes racistas y supremacistas las hay en todas la razas, tal como le he comentado en algunos mensajes anteriores.
Por otro lado se supone que también tienen que combatir a la izquierda predominante, la promovida por la oligarquía sionista y que en teoría está bien alejada de esa Izquierda Nacional que usted preconiza.

Saludos.

Asclepio dijo...

Ahondando en el tema del racismo/supremacismo, parece que tal binomio hubiera de ser el resultado óbvio tras la aparición del darwinismo (la vida es lucha y sometimiento sin cuartel, ni piedad) parece que hubiera sido éste el que matara al Dios cristiano de la oveja dócil bondadosa y Nietzsche no haría sino sumarse al elogio de la "cruel bestia rubia" en contra del amaestramiento y la docilidad del ganado. Mi sensación es que los cristianos que se hallan tras la redaccion de "Los protocolos de los sabios de Sion" veían precisamente en Nietzsche y Darwin a sus mayores enemigos junto con los judíos. Es claro que los judíos les robaban el "negocio" pero ¿qué poina usted de la equiparación Nietzsche-Darwin? (que también se vende como bestia rubia-racismo/supremacismo)

ENSPO dijo...

Para Frel:

Me refería a la derecha cristiana problanca, o sea, a la derecha cristiana racista (pro-blanca, lea), ergo a la ULTRADERECHA cristiana. Sólo ésta es abiertamente racista. Creo que por el contexto la cosa queda clara. Yo no me dedico a atacar a los "blancos". Puedo mostrarle en este blog las denuncias del racismo anti-blanco en Sudáfrica. Que usted haya leído algunos posts sobre el tema en este hilo, motivados por el tema, no significa que un sitio que fue fundado en 2007 se haya dedicado a ello sistemáticamente a jornada completa. Creo que lo que hemos hecho aquí ha sido atacar a la oligarquía pero no aceptamos los postulados racistas. Me parece que esto no es tan difícil de comprender.

A veces somos duros, lo admito, pero, ¿cree que se puede marcar una divisoria con la derecha sin dejar MUY CLAROS ciertos temas?

Esta página promueve una IZQUIERDA NACIONAL DE LOS TRABAJADORES. No lo olvidemos.

Saludos cordiales.

ENSPO dijo...

Para Asclepio:

Nietzsche rechaza el social-darwinismo mostrenco de su siglo.

Para Nietzsche la "reproducción del más apto (=adaptado)" no es ninguna garantía de superioridad.

Ciertamente, los insectos pueden devorar a los leones.

Nietzsche nunca cayó en este tipo de simplificación biologista.

Nietzsche es mucho más complejo, aunque parezca fácil agarrarse a unos pocos aforismos para construir una exégesis unilateral.

Saludos desde España.

Frel dijo...

Lo comprendo, de eso puede estar usted seguro, pero en este tema sigo pensando que no es cuestión de ideologías y religiones, sino de idiosincrasia humana, actitudes racistas(en el más sentido completo de la palabra)la spuede llevar a cabo cualquier persona, de cualquier raza e ideología(llámese ultraderecha o ultraizquierda), llámelo usted como quiera. Por lo demás ya se que desde esta birácora se ha atacado constantemente a la oligarquía sionista, la misma que promueve el mestizaje a nivel mundial, que no nos olvidemos es otra forma de racismo, esto ya queda recogido en una de las entradas en este blog de hace pocos años.

Saludos.

ENSPO dijo...

Un dato a verificar, aunque nunca sabremos por qué motivos cambió Eysenck en realidad de opinión:

"Pero, sin duda, su libro más controvertido y el que más críticas ha suscitado es el publicado en 1971 bajo el título Raza, inteligencia y educación. En este libro Eysenck constataba las diferencias en Cociente Intelectual que se obtienen al aplicar tests de inteligencia a ciudadanos norteamericanos blancos y negros y se sumaba a las teorías que consideraban que las diferencias intelectuales estaban determinadas en gran medida por la herencia, de tal forma que los hombres y mujeres blancos serían por naturaleza más inteligentes que los hombres y mujeres negros. Estas ideas provocaron numerosos enfrentamientos con sus colegas e incluso con sus alumnos, quienes en varias ocasiones intentaron impedir que desarrollara sus clases con normalidad. Sin embargo, sus convicciones en torno al caracter innato de la inteligencia se vieron matizadas en obras posteriores. Por ejemplo, en su autobiografía publicada en 1990 a la que hemos hecho referencia más arriba, Eysenck señala cómo tiempo atrás existían marcadas diferencias intelectuales entre los hombres y mujeres blancos que hablaban inglés y los que no eran anglo-parlantes en Suráfrica. Estas discrepancias habrían desaparecido en la actualidad, por lo que las diferencias entre los grupos podrían no estar determinadas genéticamente y podrían ser susceptibles de cambio (Eysenck, 1990)."

http://www.cop.es/infocop/vernumeroCOP.asp?id=1083

Miguel dijo...

Aunque me mantengo al margen de este debate, me gustaría señalar que existe otro libro de J.H. Eysenck disponible en castellano y que se titula "La confrontación sobre la inteligencia"

http://libreriatriskelia.blogspot.com.es/2013/02/la-confrontacion-sobre-la-inteligencia.html

Desconozco el contenido de la obra. Pero como observo que hay interés por las investigaciones de Eysenck, he creído conveniente indicar su existencia.