en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

sábado, abril 28, 2012

Un israelí simiesco refuta la teoría del pueblo elegido

De un lado, manifestantes pacíficos en bicicleta; de otro, soldados israelíes armados hasta los dientes. Súbitamente, sin provocación previa, un oficial judío de aspecto simiesco golpea con su arma el rostro de un joven danés.

Es obvio lo que ha sucedido: el pelo rubio y los ojos azules, el aspecto "ario" en suma, del nórdico, debe de haberle recordado al israelí "el Holocausto" y se ha "defendido" de ser arrastrado a una cámara de gas. Dinamarca, empero, hizo mucho por los judíos bajo la ocupación nazi. Casi todos los judíos daneses se salvaron gracias a esa protección cívica única en la historia. Pero ahora los daneses se desplazan a Israel para manifestarse a favor de los palestinos. En Noruega, las protestas contra Israel provocaron, como sabemos, la masacre de Oslo, perpetrada por el sionista Breivik. Un aviso o llamada al orden para los díscolos políticos noruegos por parte del Mossad. En la zona directamente administrada por Tel Aviv, la cotidiana violencia, brutalidad y racismo institucional contra los árabes quedan indirectamente puestos en evidencia por el trato que el ejército israelí da a unos ciudadanos occidentales. Cuando extranjeros de países democráticos europeos son vejados de esta manera ante las cámaras, cabe imaginar lo que sucederá con los palestinos sin cámaras delante.

Después de contemplar estas grabaciones, uno se pregunta, en fin, si precisamente el perfil grosero del soldado israelí agresor, resaltado por la mera existencia del joven danés, es aquello que ha provocado la violenta reacción de aquél. Quizá el israelí se ha dado cuenta de que, como poco en su caso particular, la teoría del pueblo elegido entra en obscena contradicción con la patencia de los fenómenos. Afortunadamente, escritores de procedencia judía como Shahak, Finkelstein, Bauman, Pappé, Brenner y muchos otros nos han vacunado contra toda forma de antisemitismo, pero no podemos olvidar que la mayoría de los israelíes es actualmente cómplice y rehén moral de las atrocidades cometidas por sus fuerzas armadas. Si los ciudadanos de Israel dijeran !basta! en lugar de dar su voto a una variada fauna de partidos de la extrema derecha racista judía, a buen seguro que contribuirían mucho a modificar la negativa opinión que, en el mundo entero, crece silenciosamente contra ellos.

Esto no es Hollywood, señores, sino la realidad. Los soldados israelíes actúan como una pandilla de matones, dan vergüenza ajena, nadie querría caer en manos de semejante chusma. Aunque no pudieron ser filmados, otros manifestantes resultaron víctimas del bochornoso maltrato de las tropas de Yahvé. Tanto lavarnos el cerebro con películas de judíos siempre angélicos llevados al martirio por pérfidos y repulsivos nazis y hete aquí que un simple video echa por tierra décadas de propaganda. Nuestras dudas sobre la veracidad de la historia oficial de la Segunda Guerra Mundial no dejan de aumentar. Cada día de nuestra vida, un nuevo acontecimiento arroja inesperados rayos de luz sobre el pasado. Quizá los daneses, como los noruegos o los alemanes -notorio es el caso del Nobel Günter Grass- estén empezando a dudar también y llegando a las mismas conclusiones que Finkelstein.

Sea como fuere, da asco que Cataluña quiera parecerse a Israel y no, en cambio, a Dinamarca. Y el hecho de que los Mossos d'Esquadra aprendan del Mossad, aterra. El tiempo nos dará la razón.

RAO
La Marca Hispànica
28 de abril de 2012

EL DELIRIO ISRAELÍ CRECE Y CONDUCE AL DESASTRE

http://www.voltairenet.org/Rebelion-de-los-generales

Yuval Diskin, ex director del Shabak, el servicio israelí de contraespionaje también conocido como Shin Bet, acaba de criticar duramente las posiciones que defienden el primer ministro Benjamin Netanyahu y el ministro de Defensa Ehud Barak.
Refiriéndose a las relaciones entre los judíos israelíes y los demás grupos étnicos, Yuval Diskin señala que «durante estos últimos 15 años, Israel se ha hecho cada vez más racista. Así lo demuestran todos los estudios. Hay racismo contra los árabes y contra los extranjeros, y también nos hemos convertido en una sociedad más belicosa».
También declara Diskin que las acciones de los políticos israelíes se basan en motivos irracionales: «No confío en los dirigentes actuales, no creo que tengan el nivel suficiente para lidiar con un acontecimiento de la envergadura de una guerra regional o contra Irán (…) No creo ni en el primer ministro ni en el ministro de Defensa. No confío en una dirección que toma decisiones basándose en sentimientos mesiánicos.».
Estas duras declaraciones de Yuval Diskin recibieron el respaldo de Meir Dagan, ex director del Mosad, y se producen después de otras declaraciones del jefe de Estado Mayor, el general Benny Gantz, quien admitió que Irán no está tratando de fabricar la bomba atómica.
Tan similares posiciones expresadas por estos responsables de la seguridad israelí son un llamado a la razón dirigido a los políticos israelíes para que se abstengan de embarcar al país en una guerra contra Irán.
Aunque la prensa occidental describe a Israel como un Estado moderno y como «la única democracia del Medio Oriente», lo cierto es que ese país sigue viviendo bajo el estado de urgencia y que sus actuales dirigentes son miembros de sectas extremistas.
Benjamin Netanyahu y Ehud Barak cortejan públicamente a rabinos ultraortodoxos como Ovadia Yossef, líder del movimiento político Shass, quien estima, por ejemplo, que los no judíos nacieron únicamente para estar al servicio del pueblo de Israel  y que todos los palestinos deben morir.
En septiembre de 2011, al hacer uso de la palabra ante la Asamblea General de la ONU, Netanyahu citó lo que le enseñó su maestro, el rabino Menahem Mendel Schneerson, líder del movimiento hasídico Lubavitch
.

El primer ministro israelí cree, a título personal, que ese rabino es el Mesías, y que no murió en 1994 sino que aún vive fuera de la vista de los hombres. Netanyahu cree además que los discípulos del rabino Menahem Mendel Schneerson tienen el deber de contribuir al regreso de su maestro y que para ello deben provocar las guerras necesarias para llevarlo a manifestarse nuevamente ante los hombres.
En 2010, en un discurso pronunciado para celebrar la liberación del campo de concentración de Auschwitz, Benjamin Netanyahu anunció que se había cumplido la profecía del capítulo 37 de Ezequiel, sobre «las osamentas resecas».
Según esa lógica escatológica, las profecías de los capítulos 38 y 39 estarían por concretarse. Israel tendría entonces que participar en una inmensa batalla, con cuantiosas bajas de ambas partes, en la que Dios debería intervenir para salvar al «Pueblo elegido». Para esta secta, una guerra de grandes proporciones contra Irán es una etapa indispensable para que llegue a manifestarse el Mesías, o sea el rabino Schneerson.
Yuval Diskin y sus colegas estiman que esa creencia constituye el único móvil de los esfuerzos que Benjamin Netanyahu y Ehud Barak han venido desplegando desde hace años para provocar una guerra con Irán.

http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=91

http://www.jornada.unam.mx/2007/07/11/index.php?section=politica&article=024a1pol

http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article384

http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article394

http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article407

http://zope.gush-shalom.org/home/en/channels/avnery/1334917543/

http://chiwulltun.blogspot.com.es/2012/04/radiografia-de-un-energumeno-elevado-al.html

http://izquierdanacionaltrabajadores.blogspot.com.es/2012/04/los-matones-de-puig-disparando-placer.html


¿APRENDE CATALUNYA DE LA LOCURA DEL MOSSAD?


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es la forma mediante la cual actúan los judíos frente al resto de los pueblos, mejor dicho contra el ganado(los goym), o sea, ellos siguen las indicaciones del Talmud, de ahí ese comportamiento tan agresivo, no es de extrañar.

Anónimo dijo...

Según Israel Shahak, hebreo crítico con su propia herencia religiosa, para el judaísmo talmúdico TODAS las mujeres gentiles, o sea, no-no judías, son prostitutas. Véase: "Historia judía, religión judía".

Anónimo dijo...

El Talmud también da potestad a los judíos para apoderarse de la riqueza de los goyim, mediante cualquier método, cualquiera para ello es lícito, viendo quien controla las finanzas a nivel internacional y quienes ocupan las cúpulas políticas de occidente y las de sus organizaciones mundialistas se puede deducir el por qué de tantas guerras y expolio económico a nivel mundial.