en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

martes, marzo 27, 2012

La mafia catalana

Coincidiendo con el congreso de CDC y la coronación principesca de Oriol Pujol, ha estallado un nuevo escándalo de corrupción política de enormes dimensiones, que al parecer implica al partido de las "aguas putrefactas" y, más en concreto, al mismísimo heredero de la mafia catalana, hijo del padrino refundador. Para empezar a abodar este tema de la mafia catalana, me limitaré a reproducir unos enjundiosos pasajes de Jaume Reixach, director del semanario "El Triangle":

Una mafia domina Catalunya. Una mafia con muchos tentáculos, como el pulpo. Una mafia que se hace invisible, como el calamar. Una mafia con muchas cabezas, como la hidra. Una mafia que se renueva y multiplica, generación tras generación, como la ameba. Una mafia que avanza, protegida, como el cangrejo. Una mafia viscosa y mortal, como la serpiente. Una mafia que ataca durante la noche, como el lobo. La mafia catalana, como todas las mafias, sólo tiene dos objetivos: el poder y el dinero. La mafia catalana tiene el poder y el dinero. La mafia catalana esta sólidamente incrustada en los dos principales partidos políticos: CIU y PSC. La mafia catalana se ha incautado de las principales instituciones del país: el Gobierno Autónomo, "La Caixa", el FC Barcelona. La mafia catalana tiene amordazada la prensa y no tolera la disidencia. La mafia catalana es corrupta y corruptora. Ha podrido la Delegación de Hacienda de Barcelona. Se ha infiltrado en la Administración de Justicia y ha comprado la voluntad de los jueces. Domina la Cámara de Comercio y las organizaciones patronales. Los principales sindicatos la adulan a cambio de migajas. La universidad y los intelectuales orgánicos comen en su mano. La Iglesia del arzobispo Ricard Maria Carles Gordo calla y cobra. La mafia catalana reverencia a Juan Carlos I y le hace regalos a Felipe de Borbón, a las infantas. La mafia catalana es parasitaria de España y no puede ni sabe vivir sin Madrid. Se disfraza con la bandera y el idioma de Cataluña para quedar bien y engañar a los incautos. No hay negocio ni inversión extranjera ni proyecto en Cataluña que se le escape. Actúa con una voracidad bulímica y está extendida por todo el territorio con camuflaje transversal. La mafia catalana dispone de cualificados profesionales a su servicio: abogados, urbanistas, políticos, asesores fiscales, periodistas, economistas, asesores de imagen y comunicación, funcionarios, policías, detectives, jueces, inspectores de Hacienda, intelectuales, artistas, catedráticos, publicistas, prostitutas (y prostitutos), banqueros, sindicalistas, ingenieros, contratistas, arquitectos, alcaldes… La mafia catalana, como la siciliana, tiene base familiar. La mujer, los hijos y los cuñados forman el principal núcleo de intereses. Los lazos de sangre y esperma son la razón última de su existencia. La mafia catalana es endogámica: los negocios, los apellidos y los cargos se mezclan sistemáticamente. Los "extraños" sólo son admitidos después de un estricto proceso de aprendizaje y de contrastar su lealtad. La mafia domina Catalunya desde hace siglos. La mafia catalana ha pactado siempre con los poderosos de Castilla y se ha hecho cómplice de los invasores. Menosprecia al pueblo, lo manipula, lo idiotiza, lo utiliza y vive a cuerpo de rey. Por eso ama tanto a Cataluña, por eso se llena la boca cantando las excelencias de Catalunya. La mafia catalana es egoísta, rastrera y cobarde. De postre, se lleva fuera de nuestras fronteras (Suiza, Bahamas, Madeira, Holanda) el dinero robado en Catalunya. Ha convertido Andorra en su guarida preferida para enterrar el tesoro fruto de su rapiña. Llegará el día en que la Unión Europea prohibirá el secreto bancario en Andorra. Sólo entonces la mafia catalana quedará en evidencia y comenzará a temblar.

En 2008, el prestigioso diario británico "The Economist" acusaba a Pujol de "cacique":


Artículo (en inglés) de "The Economist":

Nuestro actual president Artur Mas (que se hace llamar, el so hipócrita, molt honorable, !muy honorable!) ya fue puesto en evidencia cuando su padre cometió un delito fiscal, lamentablemente prescrito, y el beneficiario afirmó que no sabía nada de todo ese dinero atesorado en Suiza:


Cataluña. Mas figura como ‘beneficiario’ de los fondos evadidos por su padre durante 24 años en bancos extranjeros. La Audiencia Nacional archivó el lunes el presunto delito de evasión fiscal cometido por el padre del líder de CiU ‘por prescripción’.  Instrucción archivada. Dudas razonables. Artur Mas Gavarró, candidato de CiU a la presidencia de la Generalidad de Cataluña, es uno de los ‘beneficiarios’ de los fondos evadidos por su padre A. M. B., en los últimos 24 años, según un informe de la Agencia Tributaria en manos de la Fiscalía Anticorrupción. El Juzgado de Instrucción número uno de la Audiencia Nacional (AN) archivó el lunes el presunto delito de evasión fiscal cometido por el padre del líder de CiU ‘por prescripción’. Además de Mas hijo, también aparecen como ‘beneficiarios’ la mujer de Mas Barnet y los hermanos del líder de CiU, según ha publicado este miércoles El Mundo, que ha tenido acceso al informe de la Agencia Tributaria. En el depósito abierto en el banco LGT de Liechtenstein existe una copia del DNI del candidato de CiU, y del resto de ‘beneficiarios’, aunque Mas Gavarró niega haber tenido conocimiento de esta evasión fiscal y asegura que su padre ha regularizado ya la situación.

¿Se puede ser muy honrable y estar implicado en semejante mierda? Cualquier persona honorable, por decencia (al menos en un país de verdad) ya habría dimitido. Pero Cataluña no es Alemania, precisamente, sino una república bananera, un hazmerreír "nacional" con sinvergüenzas que juegan a presidentes, embajadores, soldaditos (Mossads d'Esquadra...). Un montaje teatral, éste, que esconde sólo la triste realidad del negocio fraudulento. Analicemos, por un momento, la argumentación de Mas Gavarró: el padre le habría ocultado al impóluto hijo que, asaz patrióticamente, en casa se robaba al país que dicen amar hasta el insomnio. Si papá Mas hubiera fallecido, Mas junior nada hubiera podido hacer con esas sabrosonas sumas defraudadas porque desconocía su existencia. !Muy honorable también, el superman! Así, además de saquear el país, estos listillos se ríen en nuestra cara. Un único consuelo: podemos tener la certeza moral de que quien nos gobierna es sólo un cínico evasor de impuestos, corrupto y mentiroso. Poco respeto le debemos a semejante tipejo. NO ES HONORABLE. Y el ciudadano que le haya votado o bien se mira en el espejo de sus deseos, o bien resultará a la postre, cosa bastante frecuente entre los catalanistas, aquejado de cretinismo integral (enfermedad que se cura, a veces, leyendo un poco). Pero lo peor es que este personaje del Lazarillo de Tormes, Artur Mas Gavarró, no duda en reclamarnos patrióticos sacrificios para "levantar" aquello que él y los suyos -la oligarquía local- han hundido en el fango después de treinta años de saqueo sistemático del erario público catalán.

Duran i Lleida, de UDC, 
beneficiándose de los rentables símbolos del antifascismo.
No sólo eso, ¿qué tipo de personas deben de creer estos politicastros que somos los ciudadanos catalanes, cuando el propio Pujol ha reconocido la existencia de corrupción generalizada e impune ante un medio de comunicación y -siguiendo su costumbre- no se le ha ocurrido otra cosa que amenazar con "tirar de la manta" si CiU es "molestada"? ¿Cómo puede darse tan vergonzante escena de picaresca camorrista en un país supuestamente democrático?

E-Notícies, 27/10/2009. Pujol también amenaza con 'tirar de la manta' / El expresidente dice que si habla de la financiación de los partidos "todos nos haremos mucho daño". El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ha manifestado durante el Àgora de TV3, y en referencia a la financiación de los partidos, que "si entramos aquí nos haremos mucho daño, porque yo tendré una respuesta fácil". "Yo también le podría decir: 'estos dieron tanto a tanto'", ha amenazado el ex presidente, además de asegurar que "todos haríamos un poco de hedor". "No entremos, pero, ei! si hace falta entrar, entraremos, yo me parece que no tengo que entrar, pero si tengo que entrar personalmente, entraré", ha sentenciado.

!Grandísimo fariseo! ¿Es que, por añadidura, ha de escupirnos a la cara su cínica impunidad? Pero esta realidad retrata, lamentablemente, la degradación cívica de Cataluña. Véase, si no, la  mayoría absoluta de CDC en 2010. País ridículo, de cobardes, de oportunistas esperando participar en el chollo parasitario; no rebelarse, eso nunca -mal negoci!-, sino acusar a España e incorporarse como sea al estamento putrefacto de vividores de la senyera. Una "nación" así no se puede "independizar" de nada. No se independiza ni de una mosca. Cuando semejantes gusanos, criados en la granja Pujol, oyeran el primer cañonazo de la Brunete, se esconderían como roedores cloaqueros y hasta se coserían en la frente una bandera de España para salvar el pellejo. Pero Pujol tiene la desvergüenza, llevando la cosa ya vomitiva e indignante al terreno del ridículo, de desafiar al Estado (pose heroica): habla así de un "enfrentamiento épico" con quienes, en Madrid, se nieguen a "soltar" más dinero para que la oligarquía local lo pueda robar, que de eso se trata en el famoso affaire del pacto fiscal:

http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/jordi-pujol-llama-cdc-preparse-para-combate-epico-contra-estado-1580321

Volvamos a las "amonestaciones" del ex "muy honorable" (¿?). Si cualquier otra persona hubiera dicho lo mismo en un medio de comunicación, la fiscalía habría actuado.

Estamos, en efecto, ante una abierta declaración de complicidad por presunto delito de encubrimiento confeso y extorsión pública de quienes osen denunciar al padrino. Cuando Pujol dice "todos" se refiere a las distintas facciones de la mafia, que habrían, a su entender, de actuar con inteligencia y taparse mutuamente las evidencias criminales, hoy por ti, mañana por mí, con el fin de no heder (sic). Recordemos que Maragall, después de acusar a CiU del 3%, fue abandonado por su propio partido porque "era una amenaza" (Josep Maria Vallès). ¿Amenaza para quién? !Para la mafia CIU-PSC!

Maragall tuvo que retractarse. El motivo es que el PSC, que controla a los sindicatos dando órdenes por teléfono, tenía tanto que ocultar como la propia CiU. En definitiva, la evidencia de la mafia catalana ha sido reconocida por sus máximas cabezas visibles políticas, Pujol y Maragall.  Los sucesores no han hecho más que continuar con una tradición que fundan los casos Banca Catalana y Casinos, código genético de la Generalitat de Catalunya en tanto que organización criminal. El gran maestro es, sin duda alguna, Jordi Pujol i Soley. Artur Mas se limita reproducir las pautas de conducta que en su día Pujol inviscerara en lo más profundo de la administración autonómica que él mismo prohijó. Como funcionario de prisiones, no dejo, empero, de preguntarme cómo es posible que una trama de tales características pretenda rehabilitar a los condenados a penas de privación de libertad y reinsertarlos en la sociedad. ¿A qué sociedad? ¿A la misma que la mafia pervierte, amedrenta y pudre? Si entramos en el tema de la "rehabilitación" de Pedro Varela, la cosa no deja de tener su gracia: ¿quién va a erigirse en modelo ético ante Pedro, ya que se trata de demostrarle lo equivocadas que estarían sus ideas políticas "neonazis"? ¿Quizá alguno de esos democristianos indultados del caso Treball le dará ejemplo? ¿O tal vez el propio papá del president, desde Suiza, le enviará una postal para recordarle cómo burlarse de la ley en Cataluña?

No se trata de hechos aislados, sino de una plaga generalizada:


Volvamos a Artur Mas, sujeto de hedores ocultados por el enano de Montserrat. Como se sabe, Mas co-gobernó con Pujol los últimos años del primer período de CiU y aprendió los secretos del negocio patriótico:


Noticia fuente de "El País":

Pujol favoreció a 28 empresas que financiaron a Convergència. Agbar y RVSA donaron 138.000 euros y se les alargó el control de las ITV en 2003. MIQUEL NOGUER / LLUÍS PELLICER - Barcelona - 23/10/2009. La controvertida fundación Trias Fargas, vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), se demostró en los últimos años del pujolismo como una de las vías más rápidas para conseguir tratos favorables del Gobierno catalán. El 80% de las empresas que aportaron dinero a esta fundación obtuvieron a corto plazo jugosos contratos de la Administración autonómica, concesiones administrativas o recalificaciones de terrenos para desempeñar sus proyectos de futuro. Así lo demuestran las cifras que la misma fundación depositó en el registro de fundaciones de la Generalitat.  Entre 2002 y 2005, 34 empresas aportaron dinero a la fundación Trias Fargas. También lo hicieron dos fundaciones, la Puig y la del Orfeó Català, que presidía Fèlix M. Hasta 28 de las empresas donantes se vieron beneficiadas por decisiones del Gobierno catalán entre 2002 y 2003, los últimos con Jordi Pujol al frente de la Generalitat y Artur Mas de conseller en cap.  Sin ninguno de estos datos y sin aportar pruebas, el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall motivó una importante crisis política en 2005 al acusar a CDC de financiarse a través de comisiones sobre obra pública y empresas de servicios. Fue el denominado caso del 3%, que finalmente los partidos catalanes decidieron enterrar. Mas negó entonces solemnemente que su partido hubiera obtenido ingresos a cambio de favores a empresas. Maragall retiró las acusaciones. Jordi Pujol también aseguró recientemente, en la presentación de su libro de memorias, que su gobierno fue "poco clientelista".  Pero la documentación del propio partido crea sombras de duda sobre si los donativos de las empresas a la fundación del partido eran totalmente altruistas. La mayor parte de estas donaciones procedían de constructoras de obra pública con contratas del Gobierno catalán, de laboratorios farmacéuticos proveedores del departamento de Salud o de compañías que prestaban servicios a la Generalitat. Entre 2002 y 2005 las donaciones particulares a la fundación Trias Fargas ascendieron a 2,1 millón de euros, la mitad procedentes de empresas constructoras de obra pública. Muchas de estas empresas vieron reducidos sus contratos con la Generalitat con la llegada de la izquierda.  Concesiones prolongadas. En septiembre de 2003, tres meses antes de salir de la Generalitat, el Gobierno de CiU firmó una resolución con la que amplió por otros ocho años -hasta 2014- las concesiones que vencían en 2006 a las dos empresas que gestionaban la Inspección Técnica de Vehículos. Las dos empresas eran Applus, entonces del grupo Agbar, y RVSA. Ese año, Agbar dio 90.000 euros y RVSA otros 48.000 a la fundación de CDC. No repitieron las donaciones en años posteriores.  Ampliación de Baqueira. La polémica ampliación de las pistas de esquí de Baqueira Beret, entonces propiedad de Catalana Occidente, vio finalmente luz verde en 2002 tras años de oposición ecologista y de la propia Generalitat. En mayo de 2002, el Gobierno de Jordi Pujol cambió de opinión y autorizó la construcción de 17 pistas en parajes casi vírgenes del Pallars Sobirà. Las obras empezaron en 2003. Catalana Occidente aportó aquel año 60.000 euros a la fundación de CDC y otros 60.000 en 2004. Compra de vehículos. Las empresas Motorsol y Autolica, dedicadas a la venta de coches, obtuvieron en 2002 un contrato por valor de dos millones de euros, que repartir entre sus sociedades, para suministrar de vehículos a los Mossos d'Esquadra. Motorsol y Autolica aportaron 5.000 euros cada una a la fundación Trias Fargas aquel año, pero no volvieron a registrarse nuevas donaciones en años posteriores. Adjudicaciones de obras. Las tres principales adjudicatarias de obras de la empresa pública Gisa, entonces dependiente del actual número dos de CDC, Felip Puig, aportaron fondos a la fundación del partido. La primera, FCC, les dio 60.000 euros. La misma cantidad aportó Copisa, que entre 1999 y 2003 fue la segunda contratista de Gisa. La tercera en liza es Comsa, de la familia Miarnau, que a través de tres de sus filiales entregó 160.000 euros a la fundación nacionalista. Las dos últimas empresas han caído del podio de constructoras de la Generalitat. Otra sociedad que inyectaba con frecuencia ingentes cantidades a la Trias Fargas era Rehac SA, que entre 1999 y 2004 se adjudicó obras de rehabilitación por 9,7 millones de Adigsa.
El caso Palau (700.000  euros anuales) no es otra cosa que una estafa social más, entre decenas (y quizá no la más importante), de esta red clientelar corrupta que permite financiar al partido CIUPSC con dinero público y convertir a sus dirigentes en magnates prepotentes, energúmenos que ya no forman parte de la ciudadanía, sino de la oligarquía:

http://www.abc.es/20101017/comunidad-catalunya/caso-palau-borra-sonrisa-20101017.html

17/10/2010. El caso Palau no borra la sonrisa de Artur Mas.  El líder de CiU, Artur Mas, se comprometió ayer a colaborar con la Justicia para esclarecer los hechos del «caso Palau» y el supuesto desvío de fondos de empresas constructoras a las arcas de CDC, pero no aclaró por qué aparece reiteradamente en la agenda de Jordi M. el ex director financiero de Convergència, Daniel O. Nuevos indicios que ayer sirvieron a PSC, PP y ERC para exigir a Convergència que aclare su vinculación con el desfalco del Palau de la Música. La instrucción del caso muestra el cobro de comisiones a las constructoras adjudicatarias de obra pública de la Generalitat a través del Palau, parte de las cuales habría acabado en las arcas de la fundación convergente. Anteayer se hizo pública además que en la agenda personal del exresponsable de finanzas del Palau, Jordi M., aparecen referencias a contactos con O., hecho que éste negó rotundamente en el Parlament.

Por supuesto, Artur Mas se comprometió a colaborar con la justicia a efectos de aclararlo todo, pero ¿qué hizo Mas realmente cuando llegó al poder?

http://www.elconfidencial.com/en-exclusiva/primer-escandalo-generalitat-investigue-palau-20110119-73743.html

La pandilla de saquedores se apresta a mentir ante el juez.

RECIBIERON MILLONES DEL EX PRESIDENTE FÈLIX MILLET. Primer escándalo de Mas: la Generalitat pide al juez que no investigue a CDC en el caso Palau de la Música. La política acaba de aterrizar estrepitosamente en el caso del Palau de la Música. Ha sido como un elefante en una cacharrería. El Consorcio de esta institución dirigió ayer un escrito al juzgado desdiciéndose de su petición de noviembre pasado. Ahora solicita que no se investigue a Convergència Democrática de Catalunya (CDC) ni se impute a dos de sus dirigentes: el hasta hace quince días tesorero, Daniel Osàcar y el responsable de Inmigración, Ángel Colom.  El Consorcio es el órgano del Palau donde están representadas las instituciones públicas (Generalitat, Ministerio de Cultura y Ayuntamiento de Barcelona) y, por ello, está sometido a fiscalización por parte de la Administración. Los otros dos órganos de la entidad musical son la Fundación Palau de la Música y el Orfeó Català, esta última una asociación privada. Esta compleja estructura fue la que permitió que el anterior presidente, Fèlix Millet, y su segundo, Jordi Montull, hiciesen desaparecer más de 35 millones de euros de las arcas de la institución. A primeros de noviembre, el fiscal solicitó al juez que abriese una causa separada para investigar pagos de millones de euros desde el Palau de la Música hacia la Fundación Trias Fargas (que pertenece a CDC) y hacia el tesorero de esta entidad, que también lo es del partido. Según los documentos incautados, Carles Torrent recibió dinero de Fèlix Millet hasta su muerte en el 2005. Le sustituyó Daniel Osàcar, que desde el 2000 era el secretario particular de Artur Mas. Los papeles del Palau citan a un tal Daniel como receptor, desde el 2003, de unos 700.000 euros anuales. Además, según las declaraciones del personal del Palau, el único Daniel al que conocían era Osàcar. Àngel Colom, por su parte, recibió 72.000 euros de manos de Millet para saldar deudas de su antiguo partido, Partit per la Independència (PI), cuando ya era militante de CDC. La donación se disfrazó de convenio de colaboración entre el Palau y una fundación inexistente. El Consorcio del Palau se sumó enseguida a la petición del fiscal, pero el presidente en funciones en ese momento, en nombre de la Fundación y del Orfeó, que no abriese ninguna causa paralela ni imputase a nadie. Lo curioso del caso es que ese presidente en funciones (el Palau se encontraba en plena campaña para elegir nuevo presidente) había sido un alto cargo del Gobierno de Jordi Pujol, lo que levantó una gran polvareda y la posterior retirada del escrito de estas dos entidades. Artur Mas, presidente del Consorcio. Pero las cosas han cambiado: el inquilino de la Generalitat es nada más ni nada menos que Artur Mas. Y, como presidente de la Generalitat, es también el presidente honorífico del Consorcio del Palau. Por tanto, la primera medida que ha tomado ha sido la de hacer que este órgano, que antes se había alineado con las tesis del fiscal, abandere ahora la postura contraria, es decir, que pida que no se abra causa separada ni se impute a los altos cargos de Convergència. Fuentes del Palau de la Música consultadas por El Confidencial derivaron la responsabilidad de la iniciativa del Consorcio hacia el Gobierno autonómico. “Ha de preguntar usted en Presidencia”, manifestó a este diario un portavoz oficial. Y en Presidencia todavía no saben nada “hasta que no hablemos a fondo con los servicios jurídicos”. Pero lo que parece claro es que desde el poder político no se le van a poner las cosas fáciles al fiscal para que investigue el caso a su manera.


¿Patriotas o chorizos?
El poder oligárquico hará todo lo posible para impedir que la corrupción llegue a manos de la justicia, pero cuando, pese a ello, finalmente no se pueda evitar el escándalo, intentará bloquearla y amordazarla. En ocasiones, amenazará y/o comprará a la judicatura (recuérdese el destino del fiscal franquista Jiménez Villarejo). En el peor de los casos, si los culpables son, con todo, condenados por un juez valiente, el mismo poder se encargará de indultarlos y... tema resuelto. !Justicia! !Muy honorables demócratas antifascistas! En Italia podía aún establecerse una trémula distinción entre la política institucional y la mafia, diferencia que, gracias a las acciones de Mani Polite, quedó harto desdibujada con el estallido de la Tangentópolis. Sea como fuere, los italianos descubrieron que los políticos colaboraban con los mafiosos de forma masiva, pero política y mafia eran, al menos hasta entonces, palabras que designaban cosas distintas. Aquí en Cataluña, por el contrario, la mafia es política patriótica y la política patriótica, mafia. No necesitamos mafiosos porque los hemos encaramado nosotros mismos a los escaños del Parlament, envueltos en el manto de la senyera (=bandera catalana) y beneficiándose así de la legitimidad que las instituciones electas les otorgan cada cuatro años. La mafia catalana es el  cáncer que corroe Cataluña. El núcleo de esa bolsa de aguas fecales se llama "Jordi Pujol y familia". El tumor maligno extiéndese cual matástasis por la entera sociedad catalana y afecta incluso a su percepción de la realidad, convertida en una mezcla de paranoia persecutoria y delirio de grandeza. En efecto, una sociedad que se deja gobernar por semejante pandilla de saqueadores, incompetentes, corruptos y mentirosos, una sociedad que sufraga mayoritariamente a una organización criminal, debe de ser una sociedad enferma, agonizante, acabada. Las ideas racistas contra España, el mito de la independencia, el cuento del "Madrid ens roba" (!cuando son ellos mismos, los catalanistas, quienes les sustraen la cartera a los ciudadanos y luego les cantan "Els Segadors" a modo de indemnización!), en la medida en que se trata de tópicos aceptados por la población o por una parte de ella, expresa la alucinación febril de las gentes nacionalistas, incapaces de ver a quiénes han elegido en verdad como representantes públicos. Si no captan lo evidente, aquello que tienen delante suyo y ante sus mismísimas narices (!basta leer el periódico, muchachos!), ¿qué se pretende que entiendan y perciban sus mentes, excepto sombras chinescas respecto de cosas tan complejas y alejadas en el tiempo como la historia de España? La sociedad catalana va hacia el desastre porque la mafia se ha incrustado tan profundamente en su ser, que las capacidades cognitivas de pensamiento, crítica, vigilia consciente, libre resolución volitiva..., en suma, aquellas potencialidades humanas de las que depende la simple posibilidad de salir del agujero social y económico donde la han precipitado los políticos, permanecen gravemente perturbadas y comprometidas. Precisamente a causa del omnímodo dominio oligárquico, la crítica -eso de lo que hablamos siempre en esta bitácora de filosofía- ha muerto en Cataluña. Y con ella, la democracia. Ahora bien, más preocupante que la crisis económica, institucional, política y axiológica del universo antifascista catalán, es la incapacidad permanente de escapar del pozo, la ignorancia, confundida con saberes míticos sobre el presunto expolio español de Cataluña, la certeza de que uno no podrá ya jamás levantarse porque carece de los órganos racionales de pensamiento libre que, en circunstancias normales, le permitirían identificar el mal. Y lo peor: la mafia catalana tiene todo el apoyo exterior que necesita para seguir explotándonos y engañándonos a placer. El reinado de los cretinos y pillos catalanistas tira para largo. Ni la justicia, ni la prensa, ni el sistema electoral, les arrebatarán a los oligarcas las palancas del poder. Hemos de ser nosotros, los ciudadanos catalanes críticos, quienes plantemos cara a Artur Mas. Para ello tenemos que organizarnos. Pero, ¿alguien va a dar un paso al frente?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente esto pasa en todads las comunidades españolas, realmente las CCAA se han convertido en redes mafiosas, interconnectadas. No es ni mucho menos algo exclusivo de la Generalitat. Especialmente el caso de la otra generalitat, la Valenciana, si tiraran de manta tiene que haber toneladas de mierda debajo.

Jaume Farrerons dijo...

La corrupción es un fenómeno generalizado, ciertamente, pero como he dicho en la entrada, repugna especialmente la catalana por su imbricación con el "patriotisme". En Valencia un delincuente es un delincuente y punto. En Cataluña, cuando el rayo mediático de luz coge in fraganti al parásito en plena vampirización del erario público, se pone a gritar que "Espanya ens roba" y que con la acusación a sus particulares negocios en realidad lo que se hace es atacar a la nación catalana expoliada y oprimida. Da mucho asco la corrupción catalana, porque ha pervertido los sentimientos cívicos de la población y se ha aprovechado de ellos a efectos de obtener la impunidad.

Anónimo dijo...

Sr.Farrerons...mis respetos.Asi es como estos sinvergüenzas endogámicos han construido un mito,utilizando a nuestros hijos y mediante técnicas de ingeniería social,disponen ahora de legiones de tontos útiles dispuestos a partirse la cara por una historia inventada,tergiversada e irreal.Somos muchos los que pensamos como ud.,un fuerte abrazo y adelante hasta que la verdad salga a la luz.

Jaume Farrerons dijo...

Gracias por su apoyo. Este blog sólo puede subsistir porque existe una respuesta, más o menos abierta o anónima, que pone de manifiesto la existencia de una conciencia o un sentimiento, como poco, de resistencia cívica. Esperemos que, después del fiasco de proyectos como Ciutadans, pueda esta resistencia a la opresión oligárquica articularse de alguna manera y plantar cara a los delincuentes con corbata que nos gobiernan. Saludos cordiales y un fuerte abrazo.