en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

domingo, mayo 01, 2011

La política terrorista de los aliados contra Alemania

Personal Telegram



Serial Nr. D83/5


General Ismay for C.O.S. COMMITTEE.


C.A.S.


It seems to me that the moment has come when the question of bombing of German cities simply for the make of increasing the terror, though under other pretext, should be reviewed. Otherwise we shall come into control of an utterly ruined land. We shall not, for instance, be able to get housing materials out of Germany for our own needs because some temporary provisions would have to be made for the Germans themselves. The destruction of Dresden reunins a serious query against the conduct of Allied bombing. I am of the opinion that military objectives must henceforward be more strictly studied in our own interests rather than that of the enemy.


The Foreign Secretary has spoken to me on this subject, and i feel the need for more precise concentration upon military objectives, such as oil and communications behind the immediate battle-zone, rather than on mere acts of terror and wanton Destruction, however impressive.

Me parece que ha llegado el momento en el cual se debe revisar la política de bombardeos sobre las ciudades alemanas simplemente para acrecentar el terror, aunque sea con otro pretexto. Si no es así, nos veremos obligados a tomar el control de un territorio absolutamente devastado. No deberíamos, por ejemplo, conseguir materiales de construcción fuera de Alemania para nuestras propias necesidades porque algunos suministros temporales deberían ser fabricados por los propios alemanes. La destrucción de Dresde genera una seria duda hacia la conducta de los bombardeos aliados. Soy de la opinión de que los objetivos militares en lo sucesivo deben ser estudiados más rigurosamente en nuestros propios intereses antes que en los de los enemigos.


El secretario de asuntos exteriores me ha hablado sobre esta cuestión, y siento la necesidad de concentrarse de forma más rigurosa sobre objetivos militares, como el combustible y las comunicaciones situadas inmediatamente detrás de las líneas enemigas, antes que centrarnos en meros actos de terror y de destrucción sin sentido, aunque impresionantes.

DOCUMENTOS CLASIFICADOS SOBRE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL SIGUEN SIENDO INACCESIBLES A LOS INVESTIGADORES

Este cablegrama diplomático pone en evidencia que los aliados eran plenamente conscientes de la política terrorista que estaban desplegando en la Segunda Guerra Mundial, y de que esa política podía volvérseles en contra. Para minimizar esos crímenes hubo que hinchar el holocausto hasta convertirlo en el horror absoluto, indecible, impensable (teoría de la singularidad de Auschwitz). Otro cablegrama británico, revelado por Wikileaks, deja muy claro que la guerra no era contra Hitler, sino contra Alemania y el pueblo alemán:

"la guerra no es contra Hitler, sino contra Alemania en su totalidad antes y después de la guerra"

¿Guerra después de la guerra? Parece evidente que estos documentos abonan la existencia de un plan de exterminio del que el libro de Theodore N. Kaufmann Germany must perish habría sido sólo la punta del iceberg. También son ya incuestionables las repetidas ofertas de paz de Alemania (de las que el famoso vuelo de Hess fue sólo un ejemplo) en un momento en que el Tercer Reich estaba ganando la guerra, propuestas hechas con el fin de que ésta no se convirtiera en un conflicto mundial, que sólo beneficiaría al comunismo, entre Alemania y occidente. Hitler planteó incluso, a través del Vaticano, la posibilidad de retirarse de los territorios a la sazón ocupados por los alemanes en Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Dinamarca y Noruega. Una oferta que no podía se rechazada por los aliados sin tener que dar incómodas explicaciones a las respectivas sociedades, deseosas de paz. El nazismo quería las manos libres para liquidar el criminal régimen bolchevique ruso y expandir Alemania hacia el Este de acuerdo con un modelo colonial anticipado por EEUU, Rusia, Inglaterra, Francia, España, Portugal, Holanda... Pero el sionismo era de otra opinión, puesto que los sionistas contemplaban el comunismo como cosa propia. El holocausto, un pogrom enormemente exagerado, fue la consecuencia reactiva del plan de exterminio oligárquico del pueblo alemán. Conviene recordar que centenares de documentos aliados sobre la Segunda Guerra Mundial siguen sin desclasificar, quizá porque la patencia pública de lo realmente sucedido en el período 1939-1945 afectaría a la estabilidad de los gobiernos occidentales actuales.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
1º de mayo de 2011

http://www.adecaf.com/altres/mesdoc/mesdoc/Wikileaks%20y%20la%20Segunda%20Guerra%20Mundial.pdf

http://bitelia.com/2010/11/wikileaks-la-historia-del-mundo-se-va-a-redefinir

https://twitter.com/wikileaks/status/6581472060252160

AVISO LEGAL

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2013/11/aviso-legal-20-xi-2013.html

 

7 comentarios:

Jackobs dijo...

Todo lo aquí expuesto es algo ya conocido ad nauseam por cualquier persona q haya tenido un mínimo interés en el tema. El problema no es el conocimiento de los hechos o la ocultación de las fuentes, el problema es la represión político-mediática y la aquiescencia en la mentira, cuando no colaboración plena, tanto de la clase intelectual como del común de los mortales. El hombre-masa ya se ha acomodado a esta realidad, dedicará más atención y recursos a un lunar aparecido en su espalda o a un buen corte de pelo q a un terremoto q haya asolado China dejando millones de muertos a su paso, por no hablar ya de cuestiones más elaboradas como descubrir donde va su dinero o la falsedad de nuestros mitos existenciales...

Jaume Farrerons dijo...

Sin pretender ser original, creo que en este blog se han dicho cosas que van un poco más allá de lo "ya conocido ad nauseam por cualquier persona que haya tenido un mínimo interés en el tema". Por ejemplo, que el holocausto sea el resultado reactivo (venganza, pogrom) a un plan de exterminio formulado por Kaufman, iniciado por el Bomber Command británico y consumado con el plan Morgenthau y la limpieza étnica de los alemanes del Este y Centroeuropa, esto es algo "nuevo".

Quizá las piezas del puzzle, por separado, no lo son, pero sí el contexto interpretativo en que dichas piezas son encuadradas y ordenadas en una secuencia con sentido lógico.

En el post que nos ocupa, lo que me ha sorprendido es que uno de los cables diplomáticos sacados a la luz por Wikileaks haya confirmado esta directriz hermenéutica "novedosa". Sólo eso.

Por lo demás, yo no soy nadie, sólo un ciudadano que intenta arrojar un poco de luz sobre nuestro pasado inspirándose en una defensa a ultranza de la verdad que, a mi entender, no es muy habitual y que uno desearía que se generalizara como pauta de conducta cívico crítica.

Yo no defiendo el fascismo, sino la verdad. Otra cosa es que para hacerle justicia al fascismo haya en apariencia que convertirse en fascista, pues tantas mentiras se han dicho sobre este fenómeno que resulta imposible separar una cosa de la otra.

Ahora bien, si comprometerse con la verdad es ser "fascista", entonces yo LO SOY. En ese sentido: luchar contra el criminal poder antifascista oligárquico que domina medio planeta.

Saludos.

Bertiewooster dijo...

Debo decirle, que como aficionado a la historia del fascismo, si bien no me considero fascista, su blog tiene para mi un gran interés.

Quería plantearle lo siguiente:
Usted, insiste a menudo en establecer una relación entre el panfleto "Germany must perish", y las acciones genocidas de los aliados contra la población aliada durante la guerra. Desde mi punto de vista, no creo que esa relación esté justificada. ¿Tiene usted pruebas, de que existiese algo así como una linea directa que lleve de una cosa a la otra?, más allá de que pudiera existir un espiritu común. Por otra parte, según tengo entendido, el llamado Plan Morguentau, nunca llegó a aplicarse, pues consistía en convertir a alemania en un país rural, primitivo, no industrializado.

Lamento si la redacción de mi texto le puede resultar algo confusa.

Un saludo señor Farrerons.

Bertiewooster dijo...

"...las acciones genocidas de los aliados contra la población aliada..."

Quise decir:" las acciones genocidas de los aliados contra la población alemana"

Jaume Farrerons dijo...

Yo no creo que los aliados "obedecieran" al plan Kaufman, creo más bien que el Plan Kaufman ilustraba públicamente en forma de libro una decisión más "profunda" ya tomada en la sombra por las élites oligárquicas filosionistas norteamericanas e inglesas, decisión cuya primera expresión concreta fue el plan de bombardeos genocidas del Bomber Command.

En cuanto al plan Morgenthau, junto al programa de pastorización de Alemania, escondía una agenda secreta basada en la hambruna y la esterilización de la población. Y dicha agenda se aplicó en perfecta concordancia con las atrocidades comunistas contra civiles alemanes(limpieza étnica) en el Este y Centroeuropa.

Los aliados exterminaron a 1 millón de prisioneros alemanes desarmados. Los rusos otro millón.

En la limpieza étnica de las provicias del Este y de las monorías germanohablantes centroeuropeas cayeron cerca de 3 millones de personas.

Luego la hambruna del plan Morgenthau provocó entre 2 y 4 millones de víctimas.

El plan Morgenthau se puso, por tanto, en marcha, pero fue detenido cuando los aliados se dieron cuenta de que la destrucción de Alemania sólo podía beneficiar a la expansión del comunismo. Lo que salvó a Alemania fue la "amenaza comunista" que obligó a occidente a reconstruir la odiada nación "de Hitler" después de haberla castigado durante dos años de manera criminal, genocida e imperdonable.

El plan existió y se aplicó. Churchill mismo sostuvo en privado a principios de 1941, por las mismas fechas en que se publicara el libro de Kaufman, que había que exterminar a 70 millones de hunos furiosos.

Existen documentos, como el cablegrama diplomático de Wikileaks, que avalan el hecho de una decisión genocida adoptada en 1940-1941 en forma de una "guerra después de la guerra" no ya contra Hitler, sino contra Alemania. ¿Qué puede significar una guerra después de la guerra, sino un genocidio?

Además, todos estos hechos, conocidos en parte por los dirigentes nazis, habrían desencadenado el holocausto como violencia difusa o pogrom de los cargos bajos (rango local) del partido (contra los judíos que estaban presos en los campos), quienes tomaron iniciativas de venganza cada vez que los bombardeos aliados dejaban carbonizada una ciudad alemana.

Ésta es nuestra hipótesis, con INDICIOS y piezas de convicción en forma de ELEMENTOS DE PRUEBA suficientes como para tomársela en serio. Ahora se trata de investigarla y encontrar PRUEBAS DE CARGO todavía más incontestables que lo ya probado que sucedió en la posguerra cuando Eisenhower rechazaba la comida que la Cruz Roja le entregaba para combatir el hambre de los prisioneros y civiles alemanes.

Hay que ir de estos INDICIOS y ELEMENTOS DE PRUEBA a evidencias como documentos clasificados que demostrarían la existencia del plan genocida y de su ejecución sin ningún género de dudas.

Si lo conseguimos, el fin de la oligarquía sionista en el mundo está asegurado.

Ernesto dijo...

Buenos días
Sobre la frase "la guerra no es contra Hitler, sino contra Alemania en su totalidad antes y después de la guerra".
Dónde está el original? En qué cable? No hay ningún enlace al cable donde se supone dicen eso?
Sería importante poder sostener esto en base a algún documento, al igual que haces con el documento anterior.
Un saludo

ENSPO dijo...

Este cablegrama es uno de los muchos que publicó la prensa en sus artículos sobre el escándalo Wikileaks. O sea, que la fuente es periodística y al parecer extravié la referencia, pues de lo contrario la habría puesto ya. Tomé nota de ella literalmente, pero luego perdí el artículo.

A partir de esta confesión ya puede concluir que todo este blog es falso, que soy un mentiroso, etc.

¿Satisfecho?